Ayudas corresponsabilidad  1
  • |
Región Digital

Consejos para cuidar pieles sensibles

Puede que muchas personas asocien el cuidado de la piel a una práctica más bien estética, pero una piel cuidada es fundamental para tener una buena salud.

21 febrero 2018

La piel es nuestro órgano más extenso y a la vez aquel que está en continuo contacto con el exterior, protegiéndonos constantemente de bacterias y demás agentes externos. Además nuestra piel tiene que paliar con otros elementos dañinos para ella como la radiación ultravioleta, el exceso de humedad o sequedad y las temperaturas extremas. Es por tanto que debemos de tener en cuenta cuáles son los mejores métodos y rutinas para llevar al día el cuidado de nuestra piel, teniendo muy presentes las prácticas preventivas y los productos de mejor calidad que aseguren buenos resultados.

Por lo tanto, tengamos el tipo de piel que tengamos e independientemente de nuestra edad, es muy importante empezar una rutina de higiene y cuidado de la piel huyendo de excusas, ya que aunque al principio nos cueste un poco, a la larga y una vez incluido en nuestro día a día nos alegraremos de poder disfrutar de una piel mucho más vistosa y saludable.

Cuidados específicos para nuestra cara

 

La piel de nuestra cara recibe constantemente bacterias y polución del exterior que queda atrapada en nuestros poros a lo largo del día. Es por tanto crucial lavarse la cara dos veces al día.

Lo más importante es que nos la lavemos y exfoliemos antes de dormir (más indispensable aún para aquellas personas que usen maquillaje durante el día). Al exfoliar nuestra piel estamos arrastrando toda la suciedad que haya podido incrustarse en los poros. Al despertarnos se recomienda lavarla sólo con agua, ya que el exceso de limpieza puede generar también sequedad y envejecimiento prematuro.

Dependiendo del tipo de piel que tengamos vamos a necesitar usar un tipo de exfoliantes, jabones y cremas u otros.Para escoger el producto de cosmética que mejor se adapte a tus necesidades, puedes acudir a tiendas de cosmética natural cómo www.cosmeticanaturalecochic.com.

Para las pieles especialmente sensibles es muy recomendable el uso de productos orgánicos y ecológicos, ya que está demostrado que una constante exposición a productos más sintéticos suele desembocar en problemas que afectan a nuestro sistema inmunológico o puede acarrear alergias.

Existen también productos específicos según si tenemos la piel más o menos seca. Es importante mantener el rostro hidratado, pero aquellas personas que tengan la piel muy grasa van a tener que decantarse por productos que no generen un exceso de sebo. En cambio, si tienes una piel que tiende a resecarse va a ser mejor que evites productos con una base de alcohol.

Existen también mascarillas que pueden usarse una vez a la semana y darnos un plus de hidratación y cuidado para nuestra cara. Las de aloe vera y manzanilla son de las más populares dados sus muchos beneficios naturales.

Otro truco a tener en cuenta para una correcta higiene facial es cambiar la funda de nuestra almohada mínimo una vez a la semana y con más frecuencia para aquellas personas que estén enfermas o suden. Las sábanas habría que cambiarlas igualmente una vez a la semana, pero la funda de la almohada deberíamos intentar que fuese con algo más de frecuencia que el resto de sábanas.

Cuidados y hábitos para la piel del cuerpo

 

Aunque lavemos nuestro cuerpo a diario probablemente no estemos tratando a nuestra piel con el cuidado que se merece.

En primer lugar, en la ducha es recomendable usar jabones suaves que no irriten ni resequen nuestra piel. Al acabar la ducha es importante también secarse sin frotar con agresividad, si no golpeando suavemente con la toalla nuestra piel hasta que quede totalmente seca.

Otro factor a tener en cuenta es que el exceso de agua causa también sequedad en la piel, por lo que se recomienda la ducha en lugar del baño y no estar expuesto demasiado tiempo debajo del agua. El agua debe de estar tibia ya que el agua muy caliente afecta igualmente al bienestar de nuestra piel.

Una vez tengamos esto en cuenta es necesario saber que la piel del cuerpo sufre igualmente los cambios de temperatura y tanto en verano como en invierno, tengamos el tipo de piel que tengamos, es importante que la mantengamos hidratada y la protejamos del sol y del frío.

El sol es un tema complicado, ya que nos aporta beneficios y también puede acarrearnos graves enfermedades. El sol activa nuestra circulación, evita la depresión y nos aporta vitaminas, pero una exposición extrema puede conllevar alergias, manchas, envejecimiento y cáncer.

Es por tanto que debemos tener en cuenta que para disfrutar de él, tanto en invierno como en verano, debemos de proteger nuestra piel de esta parte tan dañina de la radiación ultravioleta con cremas específicas para ello, las más recomendadas por la OCU son las de marcas como Eucerin, Avène o Biotherm.  

Por último, nuestra piel puede sufrir también pequeñas heridas o picaduras. En estos casos se recomienda especialmente hidratar la zona afectada usando cremas que reparen y no dañen la piel, siendo en este caso también la cosmética orgánica y ecológica la mejor opción.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.