EUROACE
  • |
Región Digital

Obras en casa, ¿por dónde empiezo?

14 febrero 2018

Afrontar una reforma en el hogar produce siempre sentimientos contradictorios. Por un lado, está la ilusión de emprender un proyecto renovador que nos permita adaptar la vivienda a nuestros nuevos gustos y necesidades. Por otro lado está la incertidumbre: ¿me alcanzará el presupuesto?, ¿cuánto durarán las obras?, ¿por dónde tengo que empezar?

La primera recomendación es la paciencia. En materia de reformas, las prisas no son buenas consejeras y si queremos un resultado final satisfactorio, lo mejor es tomar las decisiones con calma y evitar la precipitación. Aquí van algunos consejos para afrontar el proceso con tranquilidad y evitar que las obras se conviertan en una pesadilla.

Definir el proyecto de reforma

El primer paso para emprender una reforma consiste en estudiar al detalle nuestras necesidades y definir objetivos y prioridades. Las reformas pueden ser totales o parciales y de ello dependerán el presupuesto y la duración final de la obra.

Durante la definición del proyecto siempre pueden surgir dudas y lo mejor es resolverlas con la ayuda de un profesional de las reformas. Podemos consultar las empresas de reformas en Páginas Amarillas y elegir los candidatos que mejor se ajusten a nuestras preferencias. Ellos se encargarán de resolver interrogantes y de elaborar un presupuesto de obra.

Buscar profesionales

Es importante comparar entre diferentes opciones. Los precios pueden variar mucho de unas empresas a otras y hay que saber elegir. El listado de empresas de reformas en Coruña es muy amplio, y lo mismo ocurre en el resto de provincias gallegas. Conviene buscar referencias y opiniones sobre los candidatos para evitar sorpresas.

¿Se precisa una reforma integral o podemos empezar por cocina y baño?, ¿queremos cambiar la distribución de la casa o conservamos la estructura original?, ¿hay que renovar las instalaciones de agua, luz y gas?… son algunas preguntas que debemos formularnos. Aunque no las sepamos responder o cambiemos de criterio más adelante, siempre serán un buen punto de partida.

Estudiar los materiales y elegir estilos

En el momento de contratar a los profesionales, habrá que definir materiales y elegir estilos. Los dos aspectos son determinantes de cara a la concreción del presupuesto. Si queremos un resultado satisfactorio, es recomendable no escatimar en la calidad de los materiales. Los productos de baja calidad, a la larga pueden pagarse caros.

La definición de estilos también requiere una reflexión a fondo. Las reformas tienen un carácter duradero y si elegimos tendencias decorativas demasiado atrevidas, podemos acabar cansándonos del resultado. Los gustos personales son los que mandan, pero es más recomendable pecar de sobrios que errar el tiro con propuestas excesivas.

Concretar plazos y forma de pago

A la hora de negociar un presupuesto, es fundamental establecer unos plazos concretos para la ejecución de las obras. Siempre pueden aparecer imprevistos que provoquen retrasos, pero si existe un compromiso por escrito las garantías son mayores. También debe establecerse de forma clara el sistema de pago.

En el momento de fijar fechas, hay que tener presentes las licencias de obra y toda la cuestión burocrática vinculada a la reforma. Los permisos de obra no se conceden de un día para otro y pueden provocar una demora en el inicio de las obras.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.