EUROACE
  • |
Región Digital

Prestar dinero a la familia, la importancia de hacer un contrato

Existen modelos en internet, e incluso la OCU ofrece el suyo de forma gratuita. NO obstante, si las cantidades son importantes mejor un profesional.

13 febrero 2018

Las posibilidades actuales para pedir dinero prestado son muchísimas y muy diversas, desde los préstamos tradicionales de los bancos con sus garantías, hipotecas, avales y papeles, hasta el crowdlending que gestionan muchas plataformas online, pasando por los préstamos rápidos y, como no, los préstamos entre familiares.

Y es de estos últimos de los que queríamos hablar, porque se han visto tan afectado por las nuevas tecnologías como los demás.

Internet hace que el dinero se mueva más rápidamente que nunca y esto a su vez ha hecho que hacienda y muchos gobiernos internacionales se hayan propuesto limitar el blanqueo de capitales. Algo que afecta a esos préstamos familiares que se llevan haciendo toda la vida, por ejemplo, para ayudar a los hijos a comprar una casa. Los movimientos de dinero o compras sospechosas pueden hacer saltar las alarmas y están más vigilados que nunca. En ese caso, agradecerás tenerlo todo formalizado y aclarado en un sencillo documento.

Así que lo que hay que tener muy claro es si se va hacer un préstamo o una donación. Si no se va a devolver el dinero, estaremos ante el segundo caso y habrá que pagar el impuesto de donaciones, que depende de cada comunidad autónoma. Puede suponer una cantidad importante, pero así lo estipula la ley y no hay mucho que hacer si en tu comunidad no hay exenciones o bonificaciones. ¿Lo mejor? Consultar a un asesor. Si sí que se va a devolver el dinero, entonces debemos formalizar el acuerdo con un contrato, precisamente para poder demostrar ante Hacienda que se trata de un préstamo y evitar el impuesto mencionado.

A la hora de elaborar dicho contrato, debe quedar claro entre otras cosas: la cantidad de dinero prestado, el interés que se aplicará, que podrá ser cero y la forma de devolución del dinero. Sobre esta última, aunque se puede aplicar un calendario de pagos estricto, se puede establecer un plazo máximo para el pago que permita a quien recibe el préstamo devolver diferentes cantidades según sus posibilidades en cada momento. Pero lo que es importante, es que para evitar problemas los pagos del préstamo se hagan de una manera demostrable. Por ejemplo, mediante una transferencia bancaria cuyo justificante merece la pena guardar.

Hacer este contrato también puede facilitar las cosas en el caso de que en el futuro surjan problemas. Por tanto, si todo va bien, no habrá gran diferencia con no hacerlo y si algo se tuerce, todo será más fácil.

Existen modelos de contrato en internet, e incluso la OCU ofrece el suyo de forma gratuita. NO obstante, si las cantidades son importantes puede merecer la pena acudir a un profesional para que te asesore.

Ten en cuenta que a pesar de todas las modalidades de pago que existen hoy en día, incluyendo plataformas como PayPal o Skrill, Hacienda suele tener acuerdos con ellas de tal forma que están obligadas a informarle cuando se mueve dinero a partir de cierta cantidad. Por ello, lo mejor es hacer las cosas bien desde el principio, ya que existen maneras legales de prestar dinero a la familia de forma gratuita.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.