Región Digital
RAEES

Lo último en viajes: viajar sin equipaje

Además del hosco personal del aeropuerto y los molestos compañeros de asiento, lo peor de hacer un viaje es preparar el equipaje.

27 octubre 2017

Lavar, planchar y hacer que todo quepa dentro de la maleta;  asegurarnos de que no nos pasamos de peso con el equipaje; arrastrar la maleta por todo el aeropuerto, esperar a que salga en el destino, y rezar por que no se pierda y por que no roben nada.

 

Ahora imaginémonos que todo este proceso es innecesario, que todo lo que tenemos que hacer para viajar es coger los documentos (billetes de avión, pasaporte, DNI), el smartphone, el portátil y dinero.

 

¿Es posible viajar sin equipaje? Sí, es posible. Hay muchas personas que lo hacen, y se sienten liberados.

 

Actualmente existen cuatro modalidades de viaje sin equipaje: Con lo puesto, con los bolsillos llenos, enviando el equipaje por anticipado o viajando de forma minimalista.

 

Con lo puesto

 

Esta forma de viajar sólo incluye el pasaporte, el cepillo de dientes, algo de dinero, el smartphone y la ropa que llevas puesta, eso es todo.

 

Es la forma más radical de viajar, y para poder hacerlo se tiene que estar en un estado mental Zen para disfrutar del viaje. Sin embargo, una vez que estás concienciado, no es difícil de hacer. ¡Todo es proponérselo!

 

Resulta perfecto si viajas por tu cuenta, dejándote llevar, y sin hacer nada más que disfrutar de la experiencia.

Obviamente, este método no es apto para viajes de trabajo o viajes en los que hay que producir, pues en ese caso se necesitan herramientas (cámara, libros, mapas, portátil o herramientas de mano), y sería imposible de llevar.

 

Un gran número de personas viajan de esta forma todos los años, incluso pasan un mes entero con lo puesto. Por supuesto, no es apto para todas las personas, pero es una forma liberadora de viajar, sin esperas, sin peso y sin estrés. ¿A quién no le gusta viajar así?

 

Con los bolsillos llenos

 

Una forma menos radical, es guardar todas tus cosas en los bolsillos. En vez de guardar los objetos en una bolsa o mochila, se pueden guardar en los bolsillos, sobre todo si exprimes al máximo el espacio y añades bolsillos internos a toda tu ropa.

 

Tener todo lo que necesitas a mano es muy práctico al viajar, sólo necesitar echar mano al bolsillo y listo.

Aunque puede parecer un simple caso de semántica, no es lo mismo llevar el equipo, que cargarlo. Hay más libertad si no se lleva nada en la espalda o los hombros.

 

También hay menos preocupación por que roben tus pertenencias, pues todo está pegado a ti, y es bastante más complicado.

 

Sin embargo, los bolsillos limitan lo que se puede llevar de viaje. Lo principal cabe, pero no deja margen para mucho más.

 

Equipaje anticipado

 

Existen empresas que simplifican el viaje enviando el equipaje de forma anticipada, de manera que cuando llegues al destino, las maletas están allí esperándote.

 

Empiezas el viaje sin maletas, así se eliminan las esperas en la facturación, las preocupaciones del límite de peso, arrastrar las maletas por el aeropuerto y la pérdida de equipaje.

 

Esto es especialmente útil cuando las compañías aéreas tienen restringido el uso de más de una maleta, y los costes de llevar más equipaje es bastante elevado.

 

El presupuesto dependerá del tamaño y el peso de las maletas, y el lugar de destino, pero los envíos están asegurados y se retorna el equipaje de la misma forma también.

 

Es la mejor opción en caso de que el destino tenga un clima cambiante. La necesidad de llevar ropa de verano e invierno puede dar al traste con la idea de ir sin nada, o sólo con lo que cabe en los bolsillos, sobre todo si no se quiere coger un resfriado.

 

Viajeros minimalistas

 

La última forma de viajar sin equipaje es siendo un viajero minimalista. Se trata de una forma de vida que más y más personas están explorando: un estilo de vida sin apenas propiedades.

 

Estos pioneros tratan de reducir sus propiedades a menos de 100 objetos, por ejemplo. Así que cuando viajan, tienden a moverse con poco, pidiendo prestado lo que pueden necesitar en el destino, o comprando lo que necesitan cuando llegan y abandonarlo cuando se van.

 

Se trata de una filosofía de vida que aplican en todos los aspectos. Por ejemplo, ir a una boda sin equipaje, comprar allí un vestido o una camisa y un pantalón, y donarlos a otras personas antes de volver a casa.

 

Esta forma de no "poseer" cosas, realmente ahorra dinero (limpieza, almacenamiento, etc.) a largo plazo, porque sólo compran cosas cuando realmente las necesitan, y luego se deshacen de ellas cuando no las necesitan.

 

Aunque algunas de las formas que hemos visto parecen muy radicales y extremistas, son las últimas tendencias para viajar más feliz y más liberado.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.