Región Digital
RAEES

Despedidas de soltero, ya todo el fin de semana

Cada vez son más los novios que dedican todo un fin de semana a celebrar su fiesta de despedida.

11 octubre 2017

Cuando alguien anuncia que se va a casar, lo primero en lo que piensa el resto del grupo es en organizar una despedida por todo lo alto. Algo que, si bien es todo un clásico como concepto, hoy es muy distinto de lo que era hace algún tiempo. Las clásicas fiestas salvajes de una noche que tantas veces ha plasmado el cine no es precisamente la idea que circula por la mente de quien dice adiós a su soltería. Al menos, no de la mayoría. Además, salir una tarde para tomar copas tampoco es lo que más apetece. Ahora se imponen las despedidas de fin de semana como la mejor opción para este tipo de fiestas.

Planes para todos los gustos

Lo mejor de esta forma de despedir la soltería es que hay tiempo para participar en muchas más actividades y hacer más bromas que en una despedida convencional. Es cierto que requiere de mayor planificación, aunque cada vez más agencias especializadas ofrecen paquetes completos, pensados para estar dos días sin parar.

 

Por ejemplo, si nos centramos en las despedidas de fin de semana en Madrid podemos ver actividades tan novedosas como jugar al fútbol dentro de burbujas hinchables, combatir en una batalla de paintball o participar en una gincana repleta de pruebas de lo más entretenido. Todo acompañado, como no, de comidas en algún restaurante temático, paseos en limusina o incluso discotecas sobre ruedas. Y la lista no se queda ahí, ni mucho menos.

Deporte, naturaleza, descanso o copas

Las despedidas de fin de semana son una opción ideal para quienes buscan organizar una despedida conjunta, algo que también está cada vez más de moda. La pareja prefiere reunir a todos sus amigos y hacer una fiesta, en lugar de salir cada grupo por su lado. Por ello, se buscan también alternativas que no se ajusten a un género concreto.

 

Una escapada a una casa rural, con barbacoa al aire libre y actividades de aventura es un gran plan para celebrar una despedida de fin de semana. También puede utilizarse para descansar y alejarse un poco de los nervios de la boda y los preparativos. En tal caso, suele ir acompañado de una visita a un spa. O en lugar del alojamiento rural, la estancia se hace en un balneario o un sitio similar.

Por supuesto, hay tiempo para todo, y un plan como este también es compatible con salir por la noche a tomar copas o pasar por la discoteca más cercana al lugar en el que está alojado el grupo.

Las capitales se apuntan a los planes

No es solo Madrid la que cuenta con opciones para acoger despedidas de solteros de fin de semana. El resto de capitales de provincia también ofrecen un escenario atractivo para organizar una buena fiesta. Puedes encontrar planes en Sevilla todo el año, con actividades que van desde las salidas para conocer la ciudad en un recorrido de aventura urbana hasta una cena típica a bordo de un barco, navegando por el Guadalquivir.

 

De hecho, son las ciudades grandes las que ofrecen más posibilidades a la hora de organizar una despedida de este tipo. Barcelona, Valencia o Bilbao acogen cada fin de semana grupos de amigos dispuestos a pasarlo bien y homenajear a quien va a cambiar de estado civil en breve.

 

Sí que hay algo que no ha cambiado a pesar del tiempo. Las clásicas bromas y los disfraces con los que algunas veces deben desfilar los protagonistas. Y es que hay cosas que son eternas.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.