Región Digital
RAEES

Ventajas del centro de planchado en el hogar

Los centros de planchado son realmente una solución súper práctica y efectiva para una de las tareas domésticas que menos gusta, y hace mucho más sencilla.

05 julio 2017

Es este artículo te contamos todos lo que debe saber antes de comprar un centro de planchado. ¿qué no sabes bien qué son y qué beneficios te ofrecen? Pues sigue leyendo para conocer sus características. Además te ayudamos a elegir el mejor centro de planchado.

Los centros de planchado son realmente una solución súper práctica y efectiva, con algunas características que le son propias y que lo colocan en el podio de los electrodomésticos del planchado, permitiéndonos tener la ropa como nueva y en muy poco tiempo. Estos aparatos sirven para planchar la ropa de manera rápida y cómoda gracias al vapor de agua, pues usan la presión que emite la plancha desde su superficie, que tiene múltiples agujeros. Los chorros de vapor de agua provienen a su vez de un pequeño tanque de almacenamiento, que está unido a la plancha por una manguera.

Siguiendo atentamente lo que nos cuenta la web de http://centrosdeplanchado.net/ podemos conocer sus características y diferencias que además varían de modelo a modelo (sobre todo la cantidad de vapor que expulsa la plancha por superficie de planchado, o la capacidad que tenga el depósito de agua).

 

De todos modos, lo que hay que tener en cuenta son cuatro variables fundamentales.

 

  • Por un lado está el precio, que suele variar bastante, yendo desde un poco menos de 100 euros hasta llegar a modelos de mejor calidad y por supuesto con más funciones, pero que pueden costar hasta 200 euros en la gama media, que se caracteriza por ser la más variada en cuanto a precios. En la gama alta, los valores pueden llegar hastalos 600 euros, ya que depende mucho de la innovación en el diseño, de la capacidad del depósito de agua de -algunos llegan a 2,5 litros- y de la potencia.

 

  • Estos centros de planchado lanzan vapor mediante chorro a presión, lo que permite dejar la ropa impecable en muy pocas pasadas. La potencia es un aspecto fundamental a tener en cuenta a la hora de elegir. Dependiendo el modelo, las potencias varían yendo desde los 1200 W  hasta los 2400 W.

 

  • La autonomía, que determina el tiempo total de uso del aparato, en forma continuada. Esto depende de dos aspectos: por un lado, la cantidad de agua que puede contener el depósito, y por el otro, de la cantidad de vapor que se utilizará en cada planchado. Muchos centros de planchado tienen autonomía limitada, es to es, que al agotarse el depósito de agua, habrá que esperar a que baje la presión de la bomba para poder empezar todo el proceso de cero. Claro que resultan convenientes los equipos que poseen autonomía ilimitada, sobre todo si lo que hay que enfrentar son largas jornadas de planchado.

 

  • Y por último, es muy importante la presión del chorro de vapor, que es medida en bares e implica la cantidad de vapor que se aplica por unidad de tiempo -por lo general se toma un minuto como valor-. De la presión dependerá la velocidad del planchado.

 

Estas unidades son una verdadera solución a la hora de planchar la ropa, brindándonos un resultado absolutamente profesional. Con las planchas tradicionales siempre nos quedaba una arruga, o el planchado que parecía perfecto no duraba mucho, o nos llevaba una enorme cantidad de tiempo lograr el resultado deseado. Con estos equipos todo eso ha quedado en el pasado. Un centro de planchado nos aporta comodidad y nos ayuda a ahorrar tiempo.

 

¿Cómo se usan? Pues lo primero es abrir el tanque para llenarlo de agua. Se recomienda siempre quitar la plancha de su base para realizar esta operación. Con el tanque lleno y cerrado, simplemente se coloca nuevamente la plancha en su lugar y se lo conecta a la corriente, dejando que el agua coja la temperatura deseada. Estos aparatos de planchado permite planchar en dos formas, una horizontal, la clásica, sobre la mesa de planchar, y la otra totalmente disruptiva, tal y como se realiza en la tintorerias, y es la vertical, colgando la prenda de una gancho.

Para planchar, simplemente se acciona el botón de la plancha que activa la salida del vapor. Estos chorros deben dirigirse hacia la prenda, pasando la plancha en movimientos que van de de un lado al otro. No es necesario estar pegados a la ropa. Si vamos a planchar de forma vertical, y con la prenda ya colgada, lo ideal es acercarla a la mesa de planchar y dirigir la  parte inferior de la plancha hacia la ropa, para el vapor salga a presión.

¿Y cuáles son los mejor modelos? Sin dudas uno de los favoritos es el centro de planchado Rowenta empresa alemana cuya historia data de principios del siglo pasado y cuyos aparatos se caracterizan por su potencia y versatilidad.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.