• |
Región Digital

Reunificación de deudas una buena solución financiera

La concesión de estos créditos implica aceptar unas condiciones que posteriormente habrá que cumplir y asumir con la mayor diligencia posible.

29 junio 2017 | Publicado : 11:06 (29/06/2017) | Actualizado: 18:32 (26/09/2018)

Las finanzas personales pueden convertirse en un profundo dolor de cabeza si no se llevan con un determinado orden y se ponen al día de manera periódica, pero estas incomodidades pueden aumentar de forma drástica si hay deudas o créditos de por medio. La concesión de estos créditos implica aceptar unas condiciones que posteriormente habrá que cumplir y asumir con la mayor diligencia posible, complicándose aún más el panorama si son varios los créditos o deudas solicitados.

Sin embargo, hay ocasiones en las que es inevitable recurrir a créditos o préstamos para poder hacer frente a determinados pagos que tienen que ser llevados a cabo con rapidez. La solicitud y posterior concesión de estos es, por tanto, una práctica de lo más habitual hoy por hoy, lo cual puede derivar tanto en consecuencias buenas como no tan buenas. Y es que tener que hacer frente a demasiados pagos mes a mes puede terminar por ahogar económicamente a una persona que en su momento necesitó recurrir a estos.

Afortunadamente, hay soluciones y están disponibles para todo aquel que las requiera. Gracias a las nuevas vías de pago de créditos que se están abriendo paso estos pueden pasar de ser un incordio a un mero trámite en cuestión de unas horas. ¿Cómo? Llevando a cabo una reunificación de los mismos.

Reunifica y quítate un peso de encima

Imagina que estás pagando una hipoteca y además tienes que hacer frente cada mes a un crédito que pediste para comprar el coche, además de otro más que en su momento necesitaste para hacer un pago que requería de liquidez inmediata. Esta situación, más común de lo que se piensa, puede desembocar en una inestabilidad económica de gran calibre si no se toman medidas que permitan al deudor o deudores hacer frente a los pagos de una manera más holgada para no tener que preocuparse al final de cada mes por el dinero que les quedará en la cartera.

La solución a ello se encuentra en la reunificación de préstamos. Mediante esta acción de finanzas personales cualquier persona puede agrupar en un solo pago todas las deudas que tenga pendientes de manera mensual, el cual tendrá un importe menor que la suma de los dos o tres que tenga abiertos por separado. Reunificar deuda ofrece a la persona interesada la posibilidad de vivir mes a mes con más dinero en la cuenta bancaria sin tener que dejar de realizar ningún pago, lo cual tendría consecuencias legales nefastas.

Esta es en la actualidad la manera más rápida, específica y adecuada para hacer frente a varias deudas en una sola y no caer en complicados papeleos ni gestiones que ocupen más tiempo del necesario. En un periodo corto de tiempo se podrá tener toda la deuda reunificada y conseguir así un alivio instantáneo -siempre y cuando una de las deudas sea la hipoteca, requisito imprescindible para solicitar una reunificación-.

No apto para todas las ocasiones

Además de la mencionada restricción en cuanto a la hipoteca, hay una serie de consideraciones que hay que tener en cuenta antes de realizar una reunificación y que son determinantes para decidir si conviene solicitarla o no. La más importante de ellas hace referencia al precio a pagar por reunificar varias deudas en una sola pues, aunque sale más barato mes a mes, eso no significa que la entidad financiera de turno vaya a perder dinero, sino todo lo contrario. Una reunificación de deuda alarga el plazo a pagar, pero no el montante total de la deuda.

De hecho, la cantidad pagada finalmente será mayor que si se pagasen mes a mes todos los créditos por separado. En otras palabras: las mensualidades pasarán a ser menores a cambio de aumentar el plazo del pago y, con él, también los intereses. Es por eso que la reunificación de deudas está pensada para aquellas personas que no pueden hacer frente al final de cada mes la suma de lo que suponen los pagos por separado, pero sí pueden hacer frente a una cantidad más pequeña, aunque eso suponga alargarlo en el tiempo.

En definitiva, es labor de cada uno revisar las condiciones restablecer los criterios por los cuales una reunificación de deudas puede ser o no beneficiosa. Lo mejor en estos casos, consultar a expertos y no tomar una decisión precipitada de la cual haya que lamentarse en un futuro.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.