euroace
  • |
Región Digital

Protagonistas de la 65 Edición del Festival de Mérida

Paco Azorín: "Hemos logrado llevar la ópera hasta el último rincón de Extremadura"

"Pensé que el escenario del Teatro Romano y el entorno del Festival era un gran momento para que la ópera tuviera su lugar en Extremadura"

27 junio 2019 | Publicado : 01:54 (27/06/2019) | Actualizado: 02:01 (27/06/2019)

Paco Azorín dirige la ópera 'Sansón y Dalila' que se estrena este jueves en Mérida, en un intento de acercar a toda la sociedad un género considerado elitista.

Es el primer espectáculo que podrá verse en el Teatro Romano en esta 65 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico.

En un lugar emotivo, para el propio director de escena, escenógrafo y productor español, esta obra busca además remover conciencias sobre el odio cronificado en el ser humano a través de los conflictos bélicos.

Con 450 personas, entre intérpretes, figurantes, coro y músicos participantes, ¿cómo se dirige un espectáculo?

Con una grandísima organización, casi de abejas, muy piramidal. Yo tengo a mis tres asistentes, que son la persona de coreografía, la de producción y mi ayudante de dirección. Y ellos, a su vez, tienen a actores, cada uno responsable de un grupo de participantes.

¿Cómo nació la idea de trabajar con tanta gente y contando con colectivos de inclusión?

Surgió de intentar llevar a la ópera hasta el último rincón de Extremadura. Pensé que, ya que esta comunidad autónoma no tiene un teatro de ópera, el escenario del Teatro Romano de Mérida y el entorno de este festival, este era un gran momento para que la ópera tuviera su lugar en Extremadura.

Y, si además podíamos conseguir llegar a todos los rincones de la región sería maravilloso. Y. eso lo hemos conseguido, porque estos colectivos son de toda Extremadura. Hay gente que viajaba una hora y media en autobús para venir a los ensayos.

Por éso, hemos logrado realmente llevar la ópera hasta el último rincón de esta comunidad autónoma.

¿Podríamos decir que con este espectáculo ha hecho historia en el Festival?

Hemos roto alguna barrera y eso es el principio de cambios que tienen que llegar.

"La ópera tiene la fuerza sísmica de la música"

¿Qué tiene la ópera para narrar historias como la de 'Sansón y Dalila'?

La ópera tiene la fuerza sísmica de la música. La música es un idioma que no necesita traducción ni subtítulos porque va directo al corazón de las personas.

Entonces, cuando escuchas una orquesta sinfónica como la de Extremadura atacar una obertura o un momento musical hay una onda expansiva emocional brutal.

'Sansón y Dalila' ahonda en el odio cronificado en el ser humano que sobre todo visualizan los conflictos bélicos, ¿qué mensaje quiere dejar el espectáculo en este sentido?

Que no hemos aprendido nada, que después de 33 siglos estamos anclados en los mismos problemas endémicos, en el odio, en el rencor, en buscar la diferencia y destruir al diferente.

Decía Noah Stewart, Sansón en la obra, que los dirigentes no solo tienen que ser grandes luchadores sino también amar a su gente, ¿comparte su opinión?

Sí. Lo único que nos salvará de todo esto será el amor, en todos los sentidos. Por eso hay que hacer una apuesta incondicional y ciega por el amor.

paco¿Por qué María José Montiel y Noah Stewart para protagonizar esta ópera?

Ella es la mezzosoprano española de primerísimo nivel más internacional. Su voz es completamente carismática y tiene algo mágico que te transporta a otra dimensión.

En cuanto a Noah, el rol de Sansón es dificilísimo de cantar y hay sólo cuatro o cinco personas que lo cantan en el mundo. Yo necesitaba a alguien que, además de cantar, fuese buen actor y él tiene algo magnético cuando está en el escenario.

Además, el hecho de que sea un hombre negro ayuda a transmitir esa idea del diferente y mostrar perfectamente los dos bandos enfrentados. Una mujer blanca con un hombre negro son diferentes, y aunque hay amor entre ellos, finalmente prevalece la diferencia y se aniquilan.

paco"Cuesta diferenciar quién es actor de quién es participante"

¿Cómo ha sido la relación entre los artistas de profesión con los participantes de los grupos de inclusión?

Ha sido una relación tan maravillosa que cuando miras al escenario cuesta diferenciar quién es solista de quién es coro, y quién es actor de quién es participante.

Hemos hecho todos un gran trabajo de cohesión interna para que no se vean las costuras.

¿Podría contar alguna anécdota que le haya marcado en el tiempo que lleva trabajando en esta representación?

Tenemos a una persona invidente con la que hemos trabajado tanto para que se sintiera bien, gusto y normal, que nos ha dicho "me hacéis ver". Ha habido muchas anécdotas, pero las palabras de esta persona me impresionaron mucho.

Se ha visto emocionados a los participantes, y como director es responsable de esa conmoción, ¿cómo se siente al verlos así?

Siento mucha felicidad de conseguir que haya personas que se sientan mejor, útiles, que sientan que por tener capacidades distintas no son menos, simplemente son distintos.

Todos somos distintos y no hay dos seres humanos iguales. Estoy muy feliz de poder romper una pequeña barrera.

Observando a alguno de los participantes, intuyo que hay algún guiño a la maternidad.

Tenemos dos embarazadas entre las actrices y eso es precioso. Dentro de quince años estas mujeres podrán decirle a sus hijos que ellos también hicieron 'Sansón y Dalila'.

"Necesitaba una mirada externa y decidimos que sería una periodista de guerra"

¿Por qué ha incluido en esta obra la figura de una reportera de guerra?

Me interesa mucho siempre traer los conflictos al mundo contemporáneo, en este caso establecer un puente entre una historia que tiene 33 siglos y la actualidad.

Para éso, necesitaba una mirada externa e imparcial y decidimos que sería una periodista de guerra; nos hemos inspirado mucho en un documental de Hernán Zin que se llama 'Morir para contar', sobre reporteros de guerra que han dado su vida y han muerto en el frente para contar las historias que nos llegan sobre todo de Oriente Medio y para que esos conflictos no se olviden.

Ha dicho que esta obra era el inicio de algo muy especial, ¿a qué se refería exactamente?

Esta es una coproducción del Teatro La Maestranza de Sevilla y allí lo haremos en otoño también con colectivos de inclusión. Además, intentaremos llevar este 'Sansón y Dalila' a otros lugares y luego pensaremos en otros títulos que nos dieran la oportunidad de trabajar con colectivos que habitualmente no son destinarnos de la ópera.

En la edición pasada del Festival su escenografía de 'Filoctetes' logró uno de los Premios Cerinos, que otorga un grupo de periodistas que cubren habitualmente el Festival de Mérida, ¿cómo recibió ese galardón?

Es maravilloso recibir premios que dan profesionales cualificados y que te lo dé la prensa es importante. Además, Mérida es un lugar completamente emocional para mí y cualquier cosa que venga de esta ciudad es un lujo.

Para terminar, después de más de una decena de obras en Mérida, desde la 'Electra' de 2003, ¿con qué le gustaría regresar a este festival?

Si puede ser, quería volver con otra ópera.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.