the geco
  • |
Región Digital

En versión del dramaturgo Nando López

El 65º Festival de Mérida se despide con la trepidante historia de ‘Tito Andrónico’

Antonio C. Guijosa dirige primera tragedia de Shakespeare en un montaje atemporal y lleno de acción. El extremeño José Vicente Moirón encabeza el reparto.

19 agosto 2019 | Publicado : 13:08 (19/08/2019) | Actualizado: 22:59 (19/08/2019)

PROGRAMACIÓN CINEMA AESTAS

Cabe recordar que este lunes, 19 de agosto, se proyectará la penúltima película en la programación de Cinema Aestas en el Pórtico del Foro. Será Insyriated (Alma Mater), de Philippe Van Leeuw.

Mientras, la programación off Agusto en Mérida presentará a partir de este martes, día 20, y hasta el viernes en la plaza de Pontezuelas Hércules-Origin, tal y como informa el certamen emeritense.

Ya el sábado desfilará a partir de las 21:00 horas el último pasacalles Prometeo el grande y el domingo también será el último pase de la representación infantil Héroes y heroínas en la plaza de España a las 12:00 horas.

La 65ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida llega a su fin con la brutal historia de 'Tito Andrónico', una de las primeras y más violentas tragedias de William Shakespeare, que llega a la capital extremeña en versión del dramaturgo Nando López y dirigida por Antonio C. Guijosa.

El espectáculo con el que el certamen emeritense baja este año el telón se estrena este miércoles, 21 de agosto, y estará en cartel hasta el domingo, día 25, en el Teatro Romano.

En concreto, 'Tito Andrónico' es una obra “trepidante, repleta de acción y salpicada por una violencia y una crueldad verdaderamente impactante”, tal y como lo ha resumido este lunes, durante la rueda de prensa de presentación, su director, Antonio C. Guijosa.

Se trata de la primera tragedia de Shakespeare, y es esencialmente una tragedia de venganza. Sin embargo, si se analiza con más profundidad se podría hablar de dos tragedias: una, que narra la caída del general Tito Andrónico, que pasa de poder ser emperador a quedar mutilado y con sus hijos muertos o desterrados. Es la tragedia de la lealtad y la obediencia ciegas. Y una segunda, que muestra la venganza de Tito contra quienes le llevaron a esa situación.

De esta forma, el montaje que verá el público de Mérida, "totalmente atemporal" en su vestuario y escenografía aunque con elementos de la época a la que se refiere la historia, profundiza en las motivaciones de los personajes para ejercer tanta violencia, tal y como informa el Festival emeritense en una nota de prensa.

“He querido bucear en los motores de la acción para ver qué lleva a los personajes a esos extremos de brutalidad”, ha explicado el autor de la versión, Nando López.

Así, "sin moralinas", como hace el propio Shakespeare, la obra plantea al espectador preguntas universales que hoy y siempre están de plena actualidad: "¿En qué momento se pierde la humanidad para satisfacer los instintos?, ¿El buen ciudadano es el que cumple las normas o el que se rebela contra ellas? o ¿Hasta dónde llegarían por satisfacer nuestros instintos y vengarnos?".

“Shakespeare no da lecciones morales, solo trata comportamiento muy humanos, llenos de matices y ambigüedades que los hacen universales”, explica López.

SINOSPIS Y PLANTEAMIENTO DEL MONTAJE

Tras diez años de guerra, Tito Andrónico regresa al fin a Roma, victorioso y con la reina goda Tamora y sus tres vástagos como prisioneros. Después de sacrificar, tal y como ordenan los ritos sagrados, al mayor de ellos, Tito solo aspira a buscar tranquilidad y reposo.

Poco durará, sin embargo, la calma: enseguida se verá obligado a interceder en las intrigas políticas que precipitará una cadena fatal de hechos que convergerán, siempre, en un instinto tan universal como peligroso: la venganza.

En este sentido, el director plantea entender la obra y los personajes desde hoy. “Darles humanidad. La humanidad es fundamentalmente contradicción, somos preguntas sin resolver. Las preguntas con una respuesta clara no son interesantes en el teatro. Creo que no es así, que la violencia ejerce en nosotros una enorme fascinación, y eso nos genera un gran conflicto”, ha subrayado.

A este respecto, la propuesta teatral ahonda en la relación de la violencia con la justicia. "¿Qué ocurre cuando sentimos que hemos sufrido una injusticia y no es reparada? o ¿Cómo vivimos esa violencia cuando pensamos que ejercerla está justificada?", apostilla.

Directamente derivado de esto y del personaje de Tito, el montaje aborda otra línea temática: la lealtad hacia un sistema. “Ley y justicia no son lo mismo. Tito cumple con la ley y con la norma, con resultados nefastos. Luego, en represalia, se convierte en un elemento destructor contra el propio sistema que él ha ayudado a instaurar”, explica Guijosa.

La versión de este Tito Andrónico que verá el público emeritense se mantiene fiel al original de Shakespeare con pequeños cambios. “He querido que se vea a Shakespeare, su texto, su lenguaje y su poesía, la riqueza de sus metáforas, aunque he pulido todas la tramas colaterales para hacer la historia más comprensible”.

Además, se da una mayor relevancia a los personajes femeninos, Tamora y Lavinia, “como corresponde a una adaptación del siglo XXI”, asegura el autor, y con una visión muy cambiada sobre el texto original.

“Nos produce un rechazo evidente conceptos como que la honra del padre se base en la obediencia de la hija y que esta regla sea respetada por las mujeres. Las mujeres de la función luchan contra esa norma, aunque no puedan con el poder establecido. Pero no lo aceptan. Esto responde mucho más a nuestra visión actual que a lo que encontramos en el texto original”, matiza el director.

SELLO EXTREMEÑO

Y para tejer el original el autor ha incorporado pequeñas escenas de creación propia pero inspiradas en la poesía de Shakespeare. El actor extremeño José Vicente Moirón, en el papel de Tito, y la actriz Carmen Mayordomo, en la piel de la reina goda Tamora, encabezan un reparto de once actores para dar vida a este texto inmortal del dramaturgo inglés: Guillermo Serrano (Mucio y Aarón), Quino Díez (Marco Andrónico), Lucía Fuengallego (Lavinia), Alberto Barahona (Lucio), Sergio Adillo (Alarbo, Basiano y Marcio), Gabriel Moreno (Saturnino), Alberto Lucero (Quirón), Cándido Gómez (Rústico), Carmelo Sayago (Emilio, noble romano), José F. Ramos (Demetrio) y Juan Vázquez (Quinto y Godo).

El espectáculo es una coproducción del Festival de Mérida y la compañía extremeña Teatro del Noctámbulo, que ha presentado en el Teatro Romano de Mérida otras tragedias como Ayax (2012) y Edipo Rey (2014).

PUNTO Y FINAL AL FESTIVAL

Por tanto, 'Tito Andrónico', que se ha representado en otras dos ocasiones en el Festival –la primera en 1983 y la segunda en 2009- pone el punto y final a dos meses intensos de teatro y actividades culturales en torno al mundo grecolatino que se han vivido en la capital extremeña desde el 27 de junio; así como en las extensiones del Festival en Medellín, Cáparra y Regina.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.