• |
Región Digital

El CSIC se hará cargo de la reforma y uso del Convento de las Freylas en Mérida

El Ayuntamiento cede el edificio a la entidad pública por 75 años para reformarlo y dotarlo de contenido, convirtiéndolo en sede del Instituto Arqueología.

19 julio 2019 | Publicado : 14:07 (19/07/2019) | Actualizado: 17:53 (19/07/2019)

Buenas noticias para los emeritenses. Y es que el Convento de las Freylas será reformado. El histórico edificio ubicado junto a la Basílica de Santa Eulalia tendrá por fin un uso, después de numerosos años de espera, gracias al acuerdo que se ha llevado a cabo entre el Ayuntamiento y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con la mediación de la Junta de Extremadura.

Así pues, el CISC será quien se encargue de la ambiciosa reforma del edificio y su posterior uso como sede del Instituto de Arqueología de la capital extremeña (IAM).

A su vez, el Consistorio emeritense, dueño del Convento desde el año 2007 en el que se adquirió el edificio a la familia Molina-García, consigue así la "ansiada" reforma y apertura de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad y que desde hace lustros "se encontraba vacío y sin contenido".

Ubicado junto a la Basílica de Santa Eulalia, esta construcción, que albergó el antiguo convento de Santa Olalla de Freylas comendadoras de la orden de Santiago, tendrá uso siendo "referente" de las investigaciones arqueológicas de la ciudad albergando la sede del IAM.

Cabe destacar que esta cesión se ha formalizado este viernes, en Mérida, con la firma de un convenio suscrito por la presidenta del CSIC, Rosa María Menéndez, y la alcaldesa en funciones de Mérida, Carmen Yánez, en presencia del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; del consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital de la Junta de Extremadura, Rafael España, y el director del IAM, Sebastián Celestino Pérez, entre otras autoridades.

Precisamente, antes de la rúbrica del acuerdo, el jefe del Ejecutivo regional se ha entrevistado con la responsable del CSIC. El Convento de las Freylas cuenta con una superficie de 4.300 metros cuadrados de los que 2.700 son edificados fue construido en tres fases a partir de 1530, con una reforma sustancial en 1603, hasta que en el siglo XVIII se finalizaron las obras.

Frente a ello, la actual sede del IAM es un edificio "insuficiente" para realizar las tareas de investigación en su campo, ya que "no hay espacio suficiente" para integrar el Laboratorios de Arquitectura y Territorio con su material de infraestructura, el Laboratorio de SIG, la Biblioteca y el almacén de libros de intercambio, además de "carecer de espacio" para el tratamiento de los materiales arqueológicos procedentes de las excavaciones del IAM (limpieza, dibujo, siglado, clasificación y restauración), y para salas de becarios y reuniones científicas.

Así, la nueva sede del IAM acogerá igualmente la biblioteca y archivos del Instituto Histórico Hoffmeyer, perteneciente al Instituto de Arqueología de Mérida, actualmente depositados en el Centro de Humanidades y Ciencias Sociales del CSIC; y cuenta además, con espacio para albergar los nuevos científicos incorporados a la plantilla y los contratos que se integrarán en los próximos meses con una duración de tres años.

El Ayuntamiento de Mérida cederá el Convento de las Freylas al CSIC para albergar las dependencias del IAM de manera gratuita durante 75 años, tal y como informa la Junta en una nota de prensa.

En este sentido, tanto el CISC como el Ayuntamiento de Mérida coinciden en el "alto interés" que tiene para la ciudad establecer en el municipio dicho Instituto de Arqueología, toda vez que el Conjunto Arqueológico emeritense es, desde 1993, Patrimonio de la Humanidad.

Por tanto, debido al estado del inmueble se deberán realizar obras de rehabilitación integral con las autorizaciones pertinentes al ser un edificio protegido.

APUESTA SIGNIFICATIVA

Tras esta firma, el consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España, quien era concejal en el Ayuntamiento emeritense hasta formar parte del Gobierno autonómico, ha manifestado su "especial satisfacción" por esta cesión y por la "apuesta decidida" de la Junta de Extremadura, el Consistorio emeritense y el CSIC por las investigaciones arqueológicas que, en el caso de Mérida, Patrimonio de la Humanidad, es una "apuesta significativa".

En esta línea, la alcaldesa en funciones del Ayuntamiento de Mérida, Carmen Yáñez, ha señalado que es un "día histórico" para Mérida, puesto que supone la recuperación de un edifico que llevaba años en desuso hasta que el Ayuntamiento lo adquirió en 2017 por casi dos millones de euros y que pasará a ser, tras la cesión al CSIC, un centro de investigación de referencia.

A este respecto, Yáñez ha anunciado también que tras la reforma del edifico el Ayuntamiento tiene intención de acondicionar un gran plaza en el espacio exterior y de acceso al convento y a la basílica de Santa Eulalia.

La presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, ha señalado que “la nueva sede permitirá profundizar en la labor investigadora del Instituto de Arqueología de Mérida, en sus líneas de investigación más relevantes, como la investigación sobre Tartesos, en las excavaciones de Turuñuelo de Guareña, o sobre la cultura romana, al tener el privilegio de disponer de una sede en la extraordinaria ciudad de Mérida”.

De este modo, ha añadido que este nuevo emplazamiento del IAM servirá para "crecer y buscar nuevas oportunidades y nuevos proyectos" multidisciplinares e internacionales e incluso la incorporación de nuevos investigadores aumentando, de este modo, la plantilla del instituto.

A su vez, Menéndez ha explicado que las reformas del Convento de las Freylas se demorarán unos tres años.

HISTORIA DEL CONVENTO DE LAS FREYLAS

Tal y como recoge el profesor José Antonio Ballesteros Díez, en un artículo de investigación de la revista ‘Eulalia’, el convento de Santa Olalla, de freylas comendadoras de la Orden de Santiago, se estableció en Mérida en el año 1530.

Era el resultado del traslado a esta ciudad de la congregación femenina existente en el Monasterio de Santiago de Robledo, situado en la sierra de Montánchez, territorio que, como el partido de Mérida, estaba bajo la jurisdicción señorial de la Orden de Santiago, según informa el Ayuntamiento en una nota de prensa.

De esta forma, se construyó adosando el edificio al muro de los pies de la Iglesia de Santa Eulalia, tapiando así la Puerta de los Perdones y comunicándolo con la basílica a través del coro alto.

Este inmueble, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), pasó a propiedad privada tras la desamortización de Mendizábal en 1836 y fue utilizado hasta hace unos treinta años como almacén de maderas, aunque sus propietarios siempre intentaron conservar los elementos arquitectónicos e históricos del edificio, del siglo XVI.

Por su parte, el Consorcio, en excavaciones realizadas en el solar, ha documentado parcialmente cuatro edificios de posible carácter funerario anteriores al convento.

Asimismo, en el espacio libre entre ellos se ha registrado en torno a una veintena de tumbas de distinta tipología pero ya expoliadas posiblemente en época tardoantigua, hacia el siglo V. De hecho, el Consorcio data estos hallazgos entre los siglos III y IV, en la última etapa de la dominación romana.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.