• |
Región Digital

CEIP Antonio Machado de Mérida mejora el éxito educativo de su alumnado

Ha duplicado el porcentaje de escolares con un nivel educativo ajustado a su edad; mientras que la tasa de absentismo se reduce en 7 puntos.

21 junio 2019 | Publicado : 13:20 (20/06/2019) | Actualizado: 16:42 (21/06/2019)

El CEIP Antonio Machado de Mérida ha conseguido reducir la tasa de absentismo en 7 puntos gracias a un proyecto de "centro abierto a la comunidad", tal y como se define el propio centro educativo.

Así pues, se propone superar las desigualdades con las que el alumnado llega al Centro generando espacios de aprendizaje que potencien el desarrollo máximo de capacidades, altas expectativas y objetivos de máximos para toda la comunidad.

"Desde esta perspectiva, y teniendo en cuenta la realidad socioeconómica de nuestro entorno, desde hace unos años se viene desarrollando un proyecto de centro que combina la acción educadora de cualquier centro educativo dirigida al alumnado con acciones de apoyo social, formativo, dinamizador y de empleo, adecuadas a las personas adultas que constituyen la comunidad educativa del colegio, lo que está permitiendo, además aprovechar de modo mucho más eficiente los recursos destinados a la inclusión social, más allá de la mera unión de acciones independientes, coordinando la intervención de todos los actores socioeducativos (Servicios sociales de base, Servicios sanitarios del Centro de Salud Urbano II, junto con asociaciones y colectivos que trabajan en el barrio) permitiendo la integración en un proyecto de intervención comunitaria", detalla la dirección del centro.

A su vez, gracias al esfuerzo de toda la comunidad educativa y al desarrollo de proyecto educativo centrado en la mejora del éxito educativo en base a una serie de retos planteados en el centro y mejorar algunos datos objetivos en los últimos años.

En los tres últimos cursos se ha conseguido bajar la tasa de absentismo entre 5-7 puntos. En los dos primeros trimestres de este curso el alumnado de E. Infantil ha faltado un 8,8 % de media, mientras el alumnado de E. Primaria un 13,4%. Además, la media de asistencia de todo el alumnado del centro, hasta el mes de mayo, ha estado por encima del 79% lo que supone 1,2 puntos más que el curso pasado.

Una de las señas de identidad de nuestro proyecto educativo es la de la participación en la vida social, cultural y cotidiana del barrio. "Somos un centro abierto a la comunidad y por ello, además de las actuaciones que el centro realiza desde hace años con otros agentes socioeducativos para promover la educación integral de nuestro alumnado y la participación de la comunidad educativa, queríamos transformar la realidad, los hábitos y mejorar la vida del barrio estableciendo sinergias con otros colectivos y asociaciones, para que esa mejora tuviera mayor impacto, fuera más duradero y lograra transformar la vida de los vecinos y vecinas del barrio de San Lázaro".

Por ello, en enero de 2019 se convocó una reunión con los distintos agentes educativos y colectivos sociales que participan en el barrio, a la que asistieron también vecinos y vecinas. Esas reuniones están generando una mayor cohesión en el barrio y movilizando a sus vecinos en busca de soluciones consensuadas y colectivas que permitan mejorar las condiciones y servicios del propio barrio.

Igualmente, por primera vez, en este centro educativo emeritense se ha conseguido crear una Asociación de Madres y Padres, lo que, "sin duda, generará más y mejores interacciones con las familias".

Además, la participación de la comunidad educativa en el Consejo escolar se ha hecho más sistemática con la renovación de todos los miembros que representan a las familias en el consejo.

El trabajo coordinado de la responsable del proyecto, las familias y la coordinadora del Proyecto ITACA-CAEP ha permitido sistematizar y mejorar algunos protocolos y el seguimiento de los casos con mayor número de incidencias en asuntos de convivencia.

BALANCE DE CONVIVENCIA

El balance general de la Convivencia en el colegio "es positivo" y generador de soluciones de cada situación que se han vivido a lo largo del curso escolar. El tándem convivencia/alumnado correlaciona con el del centro/aprendizaje, por ello, se hace necesario continuar con una intervención rigurosa y sistematizada de todas las actuaciones planteadas a fin de generar un buen funcionamiento cotidiano en las aulas.

"Este curso los resultados son los más elevados desde que empezamos a evaluar con las Técnicas Instrumentales y nos encontramos con, aproximadamente, dos tercios del alumnado que consigue superar los niveles que corresponden al curso en el que se encuentran escolarizados", indica.

Los resultados obtenidos a través de las pruebas de evaluación de las técnicas instrumentales básicas (TIBEX) arrojan una mejora significativa: en septiembre sólo el 32% del alumnado tenía un nivel académico ajustado a su nivel educativo.

Los resultados de mayo demuestran que el 64% del alumnado está en el nivel educativo que le corresponde por edad. La tendencia que se había logrado mantener desde el curso 2013/14, alrededor del 50% lograban su nivel, se ha mejorado este curso.

"Observamos curso tras curso cómo nuestro alumnado “desaprende” en verano. Esto se puede interpretar de la siguiente manera: cuanto más tiempo pasa nuestro alumnado interaccionando con personas y materiales educativos, más aprende", argumenta.

Otro aspecto "esperanzador" es que este curso asistimos a unos niveles adecuados en cursos bajos (E. Infantil 3, 4 y 5 años, 1º y 2º de E. Primaria) con lo que, "creemos, se están dando las mejores condiciones para que este alumnado alcance niveles académicos ajustados al nivel curricular de su curso escolar", detalla la dirección del centro.

A esta mejora han contribuido las actuaciones de éxito educativo que desarrolla el centro: las tertulias literarias dialógicas (en las que participa el alumnado pero también las familias), los grupos interactivos (modalidad de trabajo que permite al alumnado trabajar de forma cooperativa), las lecturas tutorizadas (cada viernes los familiares van a dar de leer a los niños y niñas de Primero y Segundo), la Formación de familiares (oferta formativa para personas adultas del barrio) o la Biblioteca tutorizadas (oferta que permite al alumnado de Quinto y Sexto hacer los deberes por las tardes, son algunas de las actuaciones más importantes que el centro desarrolla.

También cita el Proyecto de recreos divertidos y patios dinámicos, que ha convertido los recreos en un lugar para compartir y desarrollar actividades muy diversas e inclusivas; así como los Talleres inclusivos. "Durante la primera quincena del curso y todos los viernes del curso se han desarrollado talleres formativos con las más amplias temáticas: educación emocional, cooperación internacional".

La dirección del centro también destaca que durante este curso se han desarrollado proyectos de colaboración con otros centros escolares (CEE Emerita Augusta y CEE Casa de la Madre) y con instituciones (Consorcio de Mérida, Centro de Educación vial de Mérida (CEVIMER), Bibliotecas públicas) y con asociaciones y organismos como ACNUR, Villa romana de Torreáguila (Barbaño), …

Al mismo tiempo, este año se ha trabajado desde una perspectiva constructivista basado en un modelo de escuela activa y un trabajo por ambientes de aprendizaje que ha permitido trabajar a todo el alumnado de Educación en proyectos y actividades comunes.

Por todo ello, la conclusión es que el centro educativo, como contexto natural donde tienen lugar estas interacciones, favorece los aprendizajes, pero "creemos, deben sumarse más contextos y, sobre todo, en períodos no lectivos".

"Consideramos que resulta fundamental ofrecer a nuestro alumnado experiencias de aprendizaje alargando el tiempo escolar y, en ese sentido el centro colabora con otras administraciones para que esa oferta llegue a todas las familias y ofreciéndoles distintos servicios y alternativas, como el Proyecto “Construyendo sueños en el lugar más bonito”, cuyo trabajo desarrolla nuestra técnico de intervención comunitaria y que desarrolla actuaciones de formación, asesoramiento y acompañamiento a las familias, pero también a través de las Actividades formativas complementarias que oferta el centro en horario de tarde o, también, las bibliotecas tutorizadas, actividad que desarrolla una voluntaria en horario de tarde para dar apoyo educativo al alumnado de Quinto y Sexto de E. Primaria en horario de tarde para hacer las tareas escolares y permitir que el alumnado realice una mejor adaptación y esté en mejores condiciones tras su paso a la Educación secundaria", concluye.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.