banner vara
  • |
Región Digital

Mérida celebra el Día de Concienciación ante el Paro Cardíaco para enseñar a actuar

Será el próximo sábado y, habrá talleres de soporte vital básico para enseñar cómo actuar cuando se produzcan estas situaciones

16 octubre 2018

Mérida celebrará el próximo sábado, 20 de octubre, el Día Europeo de Concienciación ante el Paro Cardíaco con talleres de soporte vital básico para enseñar cómo actuar cuando se produzcan estas situaciones y con actividades que se realizarán en la Plaza de España desde las 11,00 hasta las 19,00 horas.

En la presentación de esta jornada, que se realiza por tercera vez en la capital extremeña, han participado el concejal emeritense, Pedro Blas Vadillo, que ha asegurado que a pesar de instalar en la ciudad 17 desfibriladores, sin estos cursos "sería imposible afrontar los paros cardíacos".

Por su parte, también han estado presente el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) en Extremadura , Álvaro Valverde Grimaldi, y Maria José Rodríguez, vocal de técnicos de SEMES Extremadura.

Valverde ha asegurado que están invitados a esta jornada los colectivos de primeros intervinientes como son el 112, Cruz Roja, Bomberos y la empresa de transporte sanitario en Extremadura, quienes estarán durante todo el día impartiendo las nociones básicas de actuación ante una situación de un paro cardíaco.

Según ha explicado, estos talleres están dirigidos a la población porque en este tipo de situaciones donde está en riesgo la vida de una persona "lo importante es que funcione la cadena de eslabones", desde el primero, que es el ciudadano, hasta que aparecen los servicios de asistencia.

La SEMES asegura que el resto de eslabones "están garantizados por los esfuerzos de la administración" pero el eslabón "más débil" y por el que hacen hincapié es el primero, donde está "el ciudadano de a pie" que puede encontrarse con alguna de estas situaciones.

Cabe destacar que, en España, se producen al año entre 15.000 y 20.000 paradas cardiacas extra hospitalarias y los índices de supervivencia son "muy bajos", alrededor de un 10%, una cifra que se "se podría incrementar" siempre que el primer eslabón de la cadena se reforzara y actuara "adecuadamente" en esos primeros minutos que resultan vitales.

Así, y tras un estudio de la SEMES con la fundación Mapfre se ha llegado a la conclusión de que en España "solo" 4 de cada 10 ciudadanos sabe responder ante una situación de este tipo, por lo que se quiere "aumentar" esta proporción para incrementar también los índices de supervivencia y de recuperación sin secuelas.

Por ello, los agentes implicados basan sus esfuerzos todos los años en estas campañas de concienciación a la ciudadanía y de enseñanzas que "son muy sencillas y que cualquiera puede hacerlas".

Sobre el periodo de actuación, Álvaro Valverde ha asegurado que "el tiempo es cerebro y el tiempo es vida", porque cada minuto que pasa el cerebro sin recibir la irrigación sanguínea que necesita para realizar sus funciones van disminuyendo las funciones un 10 por ciento, es decir "al cabo de 6 minutos prácticamente las posibilidades de recuperación son nulas".

Por otro lado, la secuencia de intervención para el ciudadano cuenta con tres pasos. El primero consiste en reconocer la situación y acercar el oído a la boca de la víctima para ver que no respira y ver que el pecho no se mueve, mientras que el segundo consiste en avisar al 112 y el tercero en colocar las manos sobre el pecho y empezar a aplicar las maniobras de masaje cardíaco.

En cuanto al ritmo de la compresión de las manos en el pecho debe estar entre 100 y 120 compresiones por minuto. Para ello, se utilizan canciones de manera pedagógica que ayudan a llevar este ritmo como pueden ser 'Bee Gees' con Stayin' Alive, 'la Macarena' e incluso la canción de Bob Esponja que "es muy buena para enseñársela a los niños".

La jornada que se desarrollará en la Plaza de España de Mérida contará con maniquíes y además habrá una proyección donde pasarán estas canciones para que la gente conozca el ritmo.

También ha destacado Valverde que "lo importante es que la gente lo haga bien porque sino se conoce la técnica y el ritmo adecuado lo que se hace no vale para nada". En cambio, "si se hace bien" las manos sirven para suplantar a ese corazón que está parado, consiguiendo así esa presión cardiaca que esa persona no tiene y que hay que suplir.

Para una correcta técnica, Valverde ha indicado que "hay que colocar las manos en la línea media del pecho, en el centro del esternón" y, para que no se produzca fatiga, hay tener los brazos extendidos y no apretar con los codos.

Así, se extienden los brazos y se hace un movimiento de bisagra con la columna lumbar, por lo que hay que ponerse de rodillas frente a la víctima y en vertical sobre ella.

La vocal de técnicos de SEMES Extremadura, María José Rodríguez, ha subrayado que esta actividad está promovida desde la vocalía de técnicos de la Sociedad de Medicina de Urgencias, que además dará folletos informativos durante la jornada y por la que pasaron en las dos ediciones anteriores entre 650 y 700 personas y donde "acuden médicos, enfermeros y voluntarios".
 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.