Ayudas corresponsabilidad  1
  • |
Región Digital

Segundo concierto del ‘Stone & Music Festival 2018’

Pastora Soler vive su noche más mágica ante el abrazo del Teatro Romano de Mérida

La cantante sevillana dejó boquiabierto al público que abarrotaba el graderío y se dejó el alma en cada letra que interpretó.

María Gallardo Jiménez

01 septiembre 2018 | Publicado : 01:56 (01/09/2018) | Actualizado: 17:20 (03/09/2018)

RECIBE ESCULTURA DE TERRACOTA

La organización del Festival quiso también agradecer a la artista sevillana su presencia en esta edición haciéndole entrega de la escultura de Terracota. Para ello, hizo la entrega el jefe de prensa del ‘Stone and Music Festival’, Paco Vadillo, para obsequiar a la cantante con uno de los símbolos del certamen. Como anécdota, cabe destacar que entre los asistentes al show, la ex miss España y diseñadora María José Suárez, disfrutó del recital ofrecido por su gran amiga.

Con este concierto concluye la primera semana del ‘Stone and Music’ a la espera de recibir el próximo sábado, 8 de septiembre, a los internacionales Il Divo junto con la Orquesta de Extremadura. Además, para aquellos que todavía no tengan su entrada para presenciar alguno de los espectáculos del festival todavía quedan localidades para ‘2Cellos’ y Luz Casal. Las entradas están a la venta en la web oficial www.stoneandmusicfestival.com y en la taquilla del Ilunion Mérida Palace.

A pesar de que el título de su último álbum lo presenta bajo el título ‘Calma’, lo vivido en la noche de este viernes, 31 de agosto, por Pastora Soler en el Teatro Romano de Mérida ha sido más bien una montaña rusa de emociones. De pronto ofrecía momentos íntimos y emotivos, que se arrancaba por bulerías, te dejaba sin palabras llegando a la nota más aguda o se desmelenaba invitando al público a que la acompañara con sus palmas.

El segundo concierto del ‘Stone & Music Festival 2018’ fue el escaparate elegido por la artista sevillana, cuyo nombre real es Pilar Sánchez Duque (39 años), para regresar por todo lo alto a Extremadura, después del tiempo que estuvo alejada de los escenarios desde que el 1 de diciembre del 2014 anunciara que lo dejaba “por problemas de salud”.

Pues bien, nada queda de esa etapa. Mejor dicho, solo una cosa: las ganas de mostrar a su público lo que vivió en esos momentos tan aciagos y cómo logró superarlos haciéndolo de la mejor forma que sabe: contándolo a través de sus canciones. Así, pasados unos minutos de las 22:15 horas, Pastora Soler salió al escenario con un traje de chaqueta blanco impoluto interpretando ‘Desnudando el alma’, tema de José Abraham (autor de ‘Ahora o Nunca’, candidata a Eurovisión 2012), con el que a pesar de no estar incluido en su último álbum, abre los conciertos de su gira.

Nada más finalizarlo, el público se puso en pie dándole una sentida ovación durante minutos, como si se tratara de un abrazo inmenso, a lo que la artista -natural de la localidad sevillana de Coria del Río- agradeció sin poder articular palabra y siguió con ‘Vuelves a la vida’, con el que abre su último disco, y ‘Te despertaré’ de su álbum ‘Conóceme’, de 2013. A continuación, interpretó un ‘medley’ con clásicos como ‘Dámelo ya’ (de ‘Fuente de luna’, 1999), ‘Corazón congelado’ (título que da nombre al álbum, 2001), ‘Bendita locura’ (2009), ‘Guerra fría’ (álbum ‘Deseo’, 2002) y ‘Flor de romero’ (álbum ‘Pastora Soler’, 2005).

SUEÑO HECHO REALIDAD

En su primera vez en Mérida, agradeció la asistencia de emeritenses y también del resto de extremeños y andaluces, así como de quienes habían llegado de otros puntos de España, que habían querido verla de cerca en su primera cita en Extremadura tras volver a los escenarios. Y "no se querían perder esta maravilla", dijo señalando el escenario del Teatro Romano.

"Es para mí un sueño hecho realidad, era un sitio soñado por una cantante y por una historiadora del Arte. Para mí es un lujo poder estar aquí, en este Teatro Romano, en este pedazo de Festival, estar en Extremadura, por primera vez con esta gira, una tierra a la que quiero muchísimo, y que siempre me recibe con los brazos abiertos", resaltó.

Por muchos motivos, advirtió, "esta noche es especial, está conmigo mi familia, mis amigos y muchos conocidos; por lo que os aseguro que vamos a pasar una noche mágica. Quiero que nos emocionemos con todas las historias que os tengo que contar, porque han pasado muchas cosas en mi vida, desde la última vez que estuve en Extremadura, pero esa es la vida. Tengo mucho que transmitir y que contaros con mis canciones, muchas emociones. Es tiempo para que cantemos, bailemos juntos, lloremos,... sintamos cosas esta noche", invitó a sus fans.

De ahí volvió a su último disco con ‘Si tú me abrazas’ y ‘Será mejor’. Estos fueron los últimos singles que interpretó antes de cambiarse de ropa. Con un vestido largo de color rojo y volantes inició la segunda parte de su show y lo hizo interpretando ‘Perdóname’ (compuesta para ella por su "queridísima" compañera y amiga Vanessa Martín), al término de la cual se bajó del escenario, sentándose en una silla rodeada de su público en la zona de orchestra, para cantar ‘Contigo’, dedicada a "todos esos amores que en algún momento, porque es inevitable, están heridos, pero hay que intentarlo siempre", y ‘Por si volvieras’, de su álbum ‘Toda la verdad’ (2007).

REGRESO A LA COPLA

Un gran letrero luminoso con el nombre de la artista, centraba las miradas del público a los pies del escenario Teatro Romano, sobre cuyas columnas, se turnaban espectaculares luces y focos que iban acompañándola en el devenir de su actuación, en la que estuvo acompañada de sus cinco imprescindibles músicos llegados de puntos tan dispares como Sevilla, Alemania y Nueva Zelanda (“son los más importantes, los que me arropan, los que me cuidan”). ‘Sólo tú’ (‘Pastora Soler’, 2005) fue el siguiente tema que interpretó.

Al son del piano, llegó uno de los momentos más íntimos y emocionantes de la noche, cuando interpretó las inolvidables coplas ‘Y sin embargo, te quiero’ y ‘Me embrujaste’, ante un público maravillado del torrente de voz de la artista sevillana.

La tercera parte del show comenzó con un nuevo cambio de vestuario, en esta ocasión tocó un vestido verde de lentejuelas, con el que invitó al respetable a cantar con ella ‘Vive’, de su álbum ‘Conóceme’ del 2013, y ‘Ni una más’ de su último trabajo, con la que lanzó el mensaje de que "en el amor las mujeres no tenemos que aguantar ni esto". Al término de la misma llegó ‘Tenemos la mala costumbre’, de ‘Bendita locura’, 2009, con la que en su día quiso homenajear a su padre tras su lucha contra una enfermedad, motivo por el cual, en su noche de Mérida, bajó de nuevo del escenario y se acercó a su familia muy emocionada, llevándose así la enésima ovación de sus fieles seguidores.

"Me cuesta cantar y hablar de esta canción, por eso me gusta que la cantéis conmigo, porque tiene el mensaje más importante de todos los que puedo transmitiros en mis canciones. No deja de sorprenderme cómo os llega, no deja de seguir enseñándome cada vez que la canto y que la vuelvo a sentir, porque al final es lo más importante de nuestra vida", contó.

Y es que al final, según sus palabras, "nos importan las mismas cosas a todos y son los nuestros, nuestra familia, porque cuando no tienes salud es lo más valioso que podemos tener. No podemos dar por hecho las cosas, que nuestra familia va a estar ahí toda la vida, porque nunca se sabe, puede que algún día sea tarde y no podamos decirlo todo aquello que sentimos. Vamos a dar besos, vamos a decir te quiero, vamos a quitarnos la mala costumbre", insistió. A continuación llegó ‘La tormenta’.

HOMENAJE A ROCÍO JURADO Y A SU HIJA

Tras un cuarto y último cambio de vestuario, apareció con un mono pantalón de flecos en color crudo, llegó otro de los momentos más esperados. La sevillana dio rienda suelta a su lado más flamenco y entre dos de sus músicos, uno con un cajón y otro con una guitarra española, hizo las delicias del respetable con la sublime interpretación de ‘Que no daría yo’, haciendo su particular homenaje a ‘la más grande’, Rocío Jurado.

Al término de la misma, Pastora se emocionó hasta las lágrimas por el nuevo abrazo que recibió del público, unas lágrimas que tuvieron que reprimirse para poder seguir cantando. "Es un regalo para mí poder estar aquí. Siempre que pueda la cantaré con el máximo respeto y admiración por la grandísima Rocío Jurado que nos dejó".

A continuación, únicamente con su voz y la guitarra española interpretó ‘Estrella’, escrita de su puño y letra, en homenaje a su hija, presente en el concierto y para la que pidió que todo el teatro estuviera iluminado con las luces de los móviles.

"Es la canción más especial que tendré siempre en mi repertorio, porque yo que le canto siempre al amor, el amor más infinito y más fuerte que existe es el de una madre. Cantarle a mi hija, decirle lo que ha significado en mi vida, que ella todavía no se da cuenta... por eso, hice el esfuerzo de escribir yo esta canción, porque ella tiene que saber, cuando tenga uso de razón, lo que significó en mi vida, la luz en una oscuridad". Un mensaje que también trasladó a su público, porque "cuando todo está oscuro y se ve uno oscuro, siempre aparecen las estrellas".  

QUÉDATE CONMIGO

Como broche final a la noche, no podía faltar en su concierto de Mérida su gran éxito ‘Quédate conmigo’, de su álbum ‘Una mujer como yo’, y con el que representó a España en el Festival de Eurovisión en el año 2012, quedando en décimo lugar. Una vez más volvió a demostrar por qué es la voz más importante del panorama nacional, llegando a agudos imposibles con una maestría fabulosa.

Con ‘Invencible’ llegó el culmen a una noche muy calurosa, pero mágica e inolvidable para la gran Pastora Soler y su público, que volvió a abrazarla hasta que las luces se apagaron hasta la próxima tras dos horas de emoción.

"Muchísimas gracias por esta noche mágica. Os quiero lanzar el último mensaje de la noche: todos somos invencibles. Gracias Mérida, esta noche no la olvido, en mi vida. Hasta siempre", se despidió.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.