iberdrola
Región Digital
Región Digital
  • 22 jun 2024

Mujeres migrantes extremeñas se articulan para "enfrentar" el acoso escolar

Sus datos revelan la prevalencia del bullying escolar contra la niñez migrante y refugiada, y la pasividad de las autoridades frente a estos hechos.

20 mayo 2024

El Movimiento de Mujeres Migrantes de Extremadura ha advertido de la "prevalencia" del bullying escolar contra la niñez migrante y refugiada, y ha lamentado la "pasividad" de las autoridades frente a estos hechos.

De este modo se pronuncia el colectivo tras dar a conocer que se registra un promedio de tres incidencia de acoso escolar y/o bullying por cada niña, niño y adolescente que participa en el programa 'Voces legítimas: Experiencias de la niñez migrante y refugiada'.

"Mi hijo tiene 10 años y desde que está escolarizado ha pasado de todo: le han cortado el cabello; lo han agredido a golpes y amenazado que si habla lo golpearán más; le hacen burlas y recientemente en una plática se burlaron de él y de dos compañeritos más que casualmente también son migrantes", explica una madre que solicita el anonimato por temor a represalias.

Los "golpes" y las "ofensas" no son el único tipo de violencia que vive la niñez migrante y refugiada, según el relato de otra madre: "Lo peor que le hacían era ignorarla, no le hablaba nadie, y en clase no se juntaban con ella. Ella venía preparada para que le hicieran burla, pero no para sentirse ignorada", explica.

"En el registro de denuncias que realizamos hemos detectado variaciones en los tipos de violencias ejercidas y vinculadas estrechamente al género y el rango etario de las niñas, niños y adolescentes. Por ejemplo; los insultos dirigidos a una niña de 10 años no son los mismos a una niña de 15, en el caso de los niños, se observa que suelen ser quienes más violencia física enfrentan", explica la coordinadora de la sede del Movimiento de Mujeres Migrantes de Extremadura, Tania Irías.

AUSENCIA DE UNA ATENCIÓN INTEGRAL

Las consecuencias de esta violencia y la "ausencia" de un abordaje integral por parte de las autoridades escolares, según Irías, se ven reflejadas en la falta de interés por asistir a clases; bajas calificaciones; absentismo y abandono escolar por parte de niñas, niños y adolescentes migrantes y refugiados.

A este respecto, explica que, "las niñas y niños al llegar a España tienen que adaptarse a un nuevo sistema de escolarización, lo que implica otro desafío a su proceso de adaptación debido a características culturales y lingüísticas particulares que los sitúan como diferentes que impiden que desarrollen un sentido de pertenencia, algo que ocurre en menor medida con los nacidos en España, aunque también enfrentan una lucha identitaria por no ser reconocidos como autóctonos".

"El absentismo escolar y el bajo rendimiento académico en la niñez migrante y refugiada suele estar estrechamente vinculado a las dificultades de inserción, contrario al discurso racista que lo vincula con -carencias académicas por venir de países tercermundistas-. Según los casos que hemos atendido está vinculado a la falta de acompañamiento del duelo migratorio que también experimentan las infancias que migran, que no reciben ni en las escuelas ni en comunidades de acogida", explica Irías.

Frente a esta situación las madres de la niñez migrante y refugiada manifiestan "tener miedo de enfrentar a las autoridades escolares" al encontrarse con "una minimización de las circunstancias y de los hechos, alegando muchas veces que -son cosas de niños- o infantilizando las quejas que presentan".

PROGRAMA

El programa 'Voces legítimas: Experiencias de la niñez migrante y refugiada' atiende a 35 niñas, niños y adolescentes, originarios de Nicaragua, Honduras, Colombia, Venezuela, Perú y Bolivia, y que están escolarizados en 12 colegios e institutos de la ciudad de Mérida.

Dicho programa es financiado con fondos de la Unión Europea y tiene entre sus objetivos empoderar a la niñez migrante y refugiada sobre el derecho a la movilidad humana como un derecho vinculante con el ejercicio de las libertades y los derechos fundamentales; fortalecer la autopercepción identitaria entre la niñez migrante y refugiada y reconocerla como un aporte a la multiculturalidad de la sociedad; y promover valores de "tolerancia cero" al bullying y el acoso escolar en la comunidad de residencia de la niñez migrante y refugiada.

También, concienciar a la comunidad educativa, escolar y familiar sobre las causas de la violencia e informar sobre las consecuencias personales, sociales y educativas en la niñez migrante y refugiada; y reconocer la voz de la niñez migrante y refugiada en espacios de participación y toma de decisiones como parte de la construcción de su "ciudadanía activa", concluye el colectivo.

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.