the geco
  • |
Región Digital

En Ginebra, UEx termina programa Cursos Internacionales con formación sobre siniestralidad

la Agenda 2030 propone metas relacionadas con la mejora de la seguridad vial y la reducción de las cifras de víctimas por accidente de tráfico

04 noviembre 2019

La Universidad de Extremadura (UEx) ha culminado la programación de los XX Cursos Internacionales de Verano/Otoño 2019 con la formación 'Derechos humanos y siniestralidad vial a escala glocal', celebrada del 28 al 31 de octubre en Ginebra.

En esta actividad, han estado presentes los codirectores del curso, Jordi Ortiz García y Santiago Cambero Rivero, y los cuales se han mostrado satisfechos por la consecución de los objetivos académicos y los resultados vivenciales entre los participantes, además de por la ubicación "fuera de los campus" en el Palacio de Naciones Unidas en Ginebra.

En total, una veintena de policías locales de distintos ayuntamientos extremeños como Cáceres, Badajoz, Plasencia, Villanueva de la Serena, Hervás o Herrera del Duque, y estudiantes del doble Grado de Derecho y Criminología de la Universidad de Extremadura tuvieron la oportunidad de debatir sobre la siniestralidad vial en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra, donde se les explico el origen histórico y el actual sistema de Naciones Unidas.

Entre los aspectos destacables han estado las referencias a la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) y más recientemente la Agenda 2030 (2015).

Concretamente, la Agenda 2030 propone metas relacionadas con la mejora de la seguridad vial y la reducción de las cifras de víctimas por accidentes de tráfico en el mundo.

De este modo, Naciones Unidas considera que las pérdidas humanas con costes económicos y de salud para cualquier sociedad, se podría evitar si los gobiernos se comprometieran a implementar políticas favorables a la movilidad y seguridad vial, desde la planificación urbana hasta los sistema de transportes públicos y la movilidad alternativa, siendo más asequibles, accesibles y seguros.

Especialmente, se recomienda la atención preferente hacia los segmentos de la población vulnerables en la circulación vial, como son las personas mayores, menores o con discapacidades.

DEBATE INTERNACIONAL SOBRE SINIESTRALIDAD

Este curso ha sido un espacio académico para la reflexión y el diálogo con agentes comprometidos en la reducción de los accidentes de tráfico, que ocurren cada 25 segundos con una persona fallecida en cualquier punto de la geografía terrestre.

Cada año mueren 1,2 millones de personas en accidentes de tráfico, entre conductores, peatones, ciclistas, motociclistas y usuarios del transporte público en el mundo; un tercio de esas muertes corresponden a jóvenes menores de 25 años y en países de renta media o baja.

En la actualidad, son la undécima causa de muerte en el mundo, pero se estima que en el año 2020 será la tercera.

Por tanto, la siniestralidad vial es un problema de seguridad y salud pública, siendo responsables de algo más del 2 por ciento de las muertes que se producen globalmente.

En España, se produjeron en 102.233 accidentes de tráfico con víctimas, perdiendo la vida 1.830 personas y otras 139.162 resultaron heridas en 2017, según la Dirección General de Tráfico

Cuando la ONU aprobó la Agenda 2030 para la mejora de las condiciones de vida de la población mundial, incluyó entre los 17 ODS -desde la eliminación de la pobreza hasta el combate al cambio climático, la educación o la igualdad de la mujer-, lo relacionado con la salud y las ciudades, destacando que para el próximo año 2020 se deberían reducir a la mitad el número de muertes y lesiones causadas por accidentes de tráfico en el mundo.

Asimismo, se ha invitado a ser conscientes ya que detrás de las cifras de cada accidente de tráfico, hay personas que sufren daños y secuelas crónicas, especialmente cuando se trata de siniestros luctuosos ante los cuales los familiares y amistades de quienes los padecen deben asumir la pérdida de un ser querido.

Las causas son múltiples como conducir bajo los efectos del alcohol u otras drogas; no respetar los límites de velocidad; incumplir las medidas de seguridad; y las distracciones al volante, son algunas de las principales causas.

De este modo, las experiencias de los países con menores índices de mortalidad por accidentes de tráfico, como Finlandia, Alemania, Suecia, Suiza o el Reino Unido, e incluso de España, que ha conseguido "una importante reducción en la última década", las muertes en accidentes de tráfico son prevenibles a través de la adopción de diferentes medidas.

Por ello, resulta importante disponer de una red de carreteras seguras y una legislación adecuada en la materia, como dirigir los esfuerzos a la educación de la ciudadanía para una conducción responsable, en la que se utilicen los instrumentos de seguridad establecidos, se respete la velocidad y se evite siempre el uso del vehículo después de consumir alcohol.

Cabe destacar que, el equipo de expertos multidisciplinar que impartió los contenidos programados en este curso, compuesto por profesorado de áreas de conocimiento de Criminología, Sociología y Derecho de la Universidad de Extremadura, y de representantes de organizaciones sociales especializadas con sede en Ginebra (OIDEL, Cruz Roja, Cáritas, OIT) han transmitido diferentes aspectos sobre la realidad social y vial en el mundo, España y Extremadura.

El programa ha permitido identificar necesidades y prioridades en cuando a la planificación de actividades de Educación Vial, como principal herramienta preventiva, y analizando los factores de riesgos en el ciclo de vida (infancia, juventud, edad adulta y vejez) para orientar las intervenciones políticas, sociales, educativas y jurídicas en materia de seguridad vial, a escala global.

Es decir, este problema de seguridad y salud pública global, "debe ser abordado transversal e integralmente" (individuo, familia, centro educativo, trabajo, ocio,) desde lo local y comunitario (barrios, pueblos, ciudades, regiones), como demuestra el compromiso de algunos municipios extremeños y la administración autonómica a través de la Academia de Seguridad Pública de Extremadura.

Así, con introducción de la seguridad vial, como elemento del aprendizaje a lo largo de la vida de la responsabilidad social compartida por la ciudadanía, "se podrán crear actitudes personales y entornos viales más eficaces", eficientes y sostenibles de eliminación de riesgos en la siniestralidad vial.

Los codirectores de este seminario han agradecido la colaboración entre la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio (Junta de Extremadura) y la Universidad de Extremadura, que ha permitido la organización y desarrollo de esta acción formativa en la programación del XX Cursos Internacionales de Verano/Otoño 2019.

Especialmente, esta codirección subraya la asistencia del personal de la Academia de Seguridad Pública de Extremadura y del Área de Derecho Penal de la Universidad de Extremadura para que este curso haya sido realidad tras casi un año de preparación con distintos interlocutores dentro y fuera de la comunidad.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.