the geco
  • |
Región Digital

La reserva hidráulica en el Tajo se sitúa esta semana al 50,7% de su capacidad

Mientras, la del Guadiana está al 47,9%. A nivel nacional se encuentra al 57,5% de su capacidad, pues los embalses han perdido 563 hm3.

25 junio 2019 | Publicado : 14:06 (25/06/2019) | Actualizado: 15:19 (25/06/2019)

Ep.

La reserva hidráulica en el Tajo se sitúa esta semana al 50,7 por ciento de su capacidad (con 5.608 hectómetros cúbicos de agua embalsada), y en el Guadiana al 47,9 por ciento (con 4.435 hectómetros cúbicos embalsados).

A su vez, a nivel nacional, la reserva hidráulica se encuentra al 57,5 por ciento de su capacidad esta semana en la que los embalses han perdido 563 hectómetros cúbicos, lo que representa un 1 por ciento del total, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica, que precisa que en la actualidad los embalses guardan un total de 32.251 hectómetros cúbicos.

Esta semana las precipitaciones fueron escasas en la vertiente mediterránea mientras que afectaron considerablemente a la vertiente Atlántica. Así, la máxima se ha producido en Ponferrada, donde se han recogido 43 litros por metro cuadrado.

Por ámbitos, la reserva se encuentra al 90,4 por ciento en Cantábrico Oriental; al 88,8 por ciento en Cantábrico Occidental; al 77,2 por ciento en Miño-Sil; al 90,4 por ciento en Galicia Costa; al 90,5 por ciento las cuencas internas del País Vasco; al 62,5 por ciento, el Duero y al 50,7 por ciento, el Tajo.

Además, Guadiana está al 47,9 por ciento; Tinto, Odiel y Piedras, al 76,9 por ciento; Guadalete-Barbate, al 58,4 por ciento; Guadalquivir, al 48,4 por ciento; la cuenca Mediterránea Andaluza al 61,6 por ciento; Segura, al 30,2 por ciento; Júcar, al 39,2 por ciento; Ebro, al 78,6 por ciento y las Cuencas internas de Cataluña, al 82,4 por ciento.

Los datos de la última semana suponen que en estos momentos los embalses guardan un 18,82 por ciento menos agua que la media de los últimos diez años y un 20,02 por ciento menos que hace un año.

SEQUÍA METEOROLÓGICA

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, explicó la semana pasada que la escasez de precipitaciones de los últimos doce meses permite hablar de sequía meteorológica, especialmente en la mitad occidental y en el tercio norte, así como en algunas islas de Canarias.

En concreto, hasta el 20 de junio ha llovido un valor medio de 459 litros por metro cuadrado en el año hidrológico, que comenzó el 1 de octubre de 2018, un 16 por ciento menos de lo normal para este periodo que son 546 litros por metro cuadrado.

Pero, además, añadió que en el actual año 2019 la situación de escasez de precipitaciones se ha acentuado, y desde el 1 de enero (año natural) las lluvias han estado un 25 por ciento por debajo del promedio 1981-2010.

TERCER AÑO MÁS SECO DEL SIGLO

En ambos casos, se trata tanto del tercer año hidrológico y como del natural más seco del siglo XXI. "Desde febrero de 2018 no se daba un índice de sequía tan bajo, a pesar de que en España la sequía es una situación habitual", ha precisado Del Campo, que apostilla que "el oasis" de 2018 "se ha revertido".

Así, las precipitaciones se encuentran por debajo de sus valores normales en la mitad oeste y al norte del cuadrante nororiental peninsulares, en el archipiélago canario salvo en el norte de Gran Canaria, en la mitad oeste de Mallorca y en las Pitiusas.

No se alcanza ni el 75 por ciento de dichos valores en extensas áreas de Castilla y León, en puntos aislados de la provincia de A Coruña y Huesca, en Cáceres y al sur de Badajoz, en zonas de Andalucía occidental y en la comunidad de Madrid, así como en todas las islas del archipiélago canario con la excepción de Fuerteventura.

Por otra parte, las precipitaciones superan los valores normales en amplias zonas del tercio este peninsular y Baleares, especialmente en zonas del levante, sierra Nevada y provincias de Teruel y Castellón, donde en algunas zonas las precipitaciones llegan hasta el 50 por ciento de los valores normales.

De este modo, aunque no existe una definición única de sequía, aplicando uno de los índices que se utilizan para su cuantificación, el Índice de Precipitación Estandarizado (SPI, por sus siglas en inglés) a la precipitación recogida en España en los últimos 12 meses, se puede hablar de sequía meteorológica en áreas de las provincias de A Coruña, Burgos, Bizkaia y Huesca, así como en el sur de Castilla y León, Comunidad de Madrid, Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha, tercio occidental de Andalucía, norte de Tenerife y La Palma.

La situación se acusa especialmente en el extremo meridional de Castilla y León, oeste de la Comunidad de Madrid y oeste de la provincia de Toledo.

SEXTA PRIMAVERA MÁS SECA DEL SIGLO

Del Campo precisó que la primavera de 2019 ha sido la sexta más seca del siglo XXI, con un valor medio de lluvias de 174 litros por metro cuadrado para el conjunto del país lo que "le confiere un carácter seco".

Por meses indicó que tanto marzo como mayo fueron "muy secos", con un -45 por ciento y un -61 por ciento de precipitaciones respecto al nivel normal, mientras que abril ha resultado ser el cuarto más lluvioso desde 1965, con un 48 por ciento de precipitaciones por encima de lo normal.

"Esto se debió, sobre todo a los episodios muy lluviosos que afectaron sobre todo al sureste peninsular", ha comentado Del Campo, que recordó que en los cinco días de Semana Santa en algunos puntos llovió más del doble de lo que cae en toda una primavera normal.

El portavoz comparó la estación con la de 2018, que fue "la más lluviosa de toda la serie histórica", pero este año de 2019 "no ha llovido ni la mitad que en la primavera pasada".

Asimismo, insistió en que mayo fue muy seco, con un -61 por ciento de lluvias frente a lo normal y hay zonas donde ni siquiera ha caído una gota desde el 24 de abril.

Por ejemplo, ha citado a la ciudad de Madrid, donde en mayo "no cayó nada", la segunda vez que esto ocurre desde que hay registros y la primera vez fue "hace poco", en 2015.

La situación no está cerca de arreglarse ya que no se ve una tendencia a que en los próximos meses vaya a ser diferente a la climatología propia del verano, cuando las precipitaciones son escasas.

"Solo podría arreglar el balance hídrico un septiembre especialmente lluvioso", ha lamentado.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.