• |
Región Digital

La UCE se suma al Día de la Prevención del Cáncer de Piel con una serie de consejos

Quiere concienciar a la población sobre la importancia de adoptar "buenos hábitos" relativos a la exposición solar; aconseja limitar el tiempo bajo el sol.

13 junio 2019 | Publicado : 12:58 (13/06/2019) | Actualizado: 02:09 (14/06/2019)

La Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) se ha sumado este jueves, 13 de junio, a la celebración del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, con una serie de consejos con el fin de concienciar a la población sobre la importancia de adoptar "buenos hábitos" relativos a la exposición solar.

Por ello, ha recomendado limitar el tiempo que se pasa bajo el sol de mediodía, usar prendas protectoras, así como un sombrero de ala ancha para proteger los ojos, el rostro y el cuello, además de usar gafas de sol cerradas a los lados, ya que dan una protección del 99 por ciento contra las radiaciones ultravioletas A y B.

A su vez, ha aconsejado untar con protección abundante las zonas de la piel que no estén cubiertas de ropa y renovar con frecuencia un filtro solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) superior a 30, que no debe usarse con la idea de prolongar el tiempo que se pasa al sol.

Además, hay que evitar las camas bronceadoras, ya que el uso de estos aparatos antes de los 35 años de edad se acompaña de un aumento del 75 por ciento del riesgo de melanoma maligno y solo se deberían usar bajo supervisión médica, por tanto, desde la OMS recomiendan prohibir su uso a los menores de 18 años.

Asimismo, se debe proteger a los bebés y niños bajo la sombra y procurar evitar la exposición solar entre las 11:00 horas y las 17:00 horas, según ha informado la UCE en una nota de prensa.

Y es que el melanoma es una enfermedad cuya incidencia aumenta un 10 por ciento cada año, aunque, a pesar de ello es uno de los tipos de cáncer "más fáciles" de tratar con una tasa de curación muy alta.

A su vez, estima necesario la concienciación ciudadana para conocer los síntomas y signos de presentación, además de conocer los riesgos de la exposición solar para modificar las conductas.

EXPOSICIÓN Y TIPO DE PIEL

El tipo de piel también es importante, ya que las personas de piel clara sufren más quemaduras solares y tienen un riesgo más elevado de cáncer de piel que las de piel oscura.

Sin embargo, a pesar de que la incidencia de cáncer de piel es menor en las personas de piel oscura, los cánceres suelen detectarse más tarde, en un estadio más peligroso, esto hace que el riesgo de lesiones cutáneas, el envejecimiento prematuro de la piel o la inmunodepresión sea independiente al tipo de piel.

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el incremento de la incidencia de tumores cutáneos se relaciona con la exposición a la radiación ultravioleta y el tipo de piel, por ello, el tipo de exposición solar causante del cáncer de piel parece ser diferente para cada uno de los tipos.

Las lesiones cancerosas suelen aparecer en las zonas que con mayor frecuencia están expuestas a los rayos UVA y UVB como la cara, el cuello, la espalda y las extremidades, por tanto, es más común en personas de más de 50 años, pero cualquiera puede resultar afectado.

Los niños y los adolescentes son particularmente vulnerables a los efectos nocivos de las radiaciones ultravioleta, por lo que hay que recordar que la piel tiene "memoria" y almacena las sucesivas veces que se ha sometido a un sol excesivo.

Además, el 80 por ciento del daño solar se produce antes de los 18 años, por lo que la educación a estas edades es fundamental para prevenirlo y aprender a detectarlo precozmente.

CARACTERÍSTICAS MÁS COMUNES

La primera de ellas sería la visibilidad, ya que al crecer en la piel tienen más probabilidad de ser detectadas a tiempo, además que suelen tener un crecimiento lento, por lo que permite examinar la piel con frecuencia y consultar a tiempo al especialista.

Por otro lado, este tipo de cáncer cuenta con un diagnóstico simple, ya que no es necesario un coste elevado ni grandes recursos, bastaría con un examen por parte de un dermatólogo, y en algunos casos una biopsia de piel y una pequeña operación quirúrgica con anestesia local, si fuera necesario.

Asimismo es una enfermedad curable, con un diagnóstico precoz, ya que incluso los tumores malignos pueden ser extirpables con una recuperación del 90 por ciento y en determinados casos hasta el 100 por ciento.

Otra de las cosas a tener en cuenta, es la previsibilidad por lo que se hace hincapié en el daño solar producido en la piel, ya que si se toman las medidas de protección necesarias se podrá prevenir la aparición de manchas o tumores.

Por último, cabe recordar, que el cáncer de piel es más frecuente en personas mayores de 50 años o personas que se han expuesto al sol de forma prolongada o intensa.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.