turismoextremadura
  • |
Región Digital

La reducción de velocidad máxima afecta a 675 km carreteras convencionales en Extremadura

En la Comunidad Autónoma se han sustituido 405 señales con el objetivo de reducir la siniestralidad.

28 enero 2019

Ep.

La reducción de velocidad máxima que entra en vigor este martes, día 29, a las 00,00 horas afecta a 675 kilómetros de carreteras convencionales en la Comunidad Autónoma de Extremadura, en las que se han sustituido 405 señales con el objetivo de reducir la siniestralidad.

Dentro de la red de carreteras del Estado, las vías que han visto modificados sus límites de velocidad son las carreteras nacionales 110, 430, 432, 435, 502, 521, 630 y la antigua N-V, entre las cuales la N-432 ha sido la que más afectada se ha visto con una reducción de la velocidad en 115 kilómetros, seguida de la N-630 en la que el cambio ha afectado a 106 kilómetros.

Así lo ha anunciado la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, en una rueda de prensa en Badajoz en la que ha estado acompañada de los jefes provinciales de Tráfico en Cáceres, Cristina Redondo, y en Badajoz, Pedro Ignacio Martínez; el jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil en Extremadura, Héctor Pulido; y el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en la región, José Manuel Blanco Segarra.

García Seco ha destacado la importancia de actuar sobre la conducción en carreteras convencionales y que, con este objetivo, la DGT ha comenzado a poner en marcha medidas como modificaciones en las sanciones por el uso del móvil o el no uso de los cinturones de seguridad; el incremento de agentes de la Guardia Civil de Tráfico y de radares; modificaciones en los procesos de obtención del permiso de circulación y de recuperación de puntos perdidos; o la puesta en marcha de campañas de concienciación "contundentes".

Ha concretado asimismo que está previsto regular la limitación de la velocidad en las vías urbanas de un solo sentido a 30 kilómetros hora y que este martes entra en vigor una de las medidas "más importantes" y "significativa" como es la reducción de la velocidad máxima en las carreteras convencionales de 100 a 90 kilómetros por hora, independientemente de sus características.

Sobre esta medida aprobada por el Gobierno mediante un decreto el pasado mes de diciembre, ha incidido en que entra en vigor a las 00,00 horas tras el plazo contemplado en la norma para que las administraciones responsables de las carreteras modificaran la señalización.

Así, ha continuado, todas las administraciones titulares de carreteras en la región "han cumplido con la norma", de manera que se han sustituido 405 señales que afectan a 675 kilómetros en las redes de carreteras, tanto del Estado como de la Junta de Extremadura.

RED DE CARRETERAS EN EXTREMADURA

Al respecto, la delegada ha matizado que el Estado tiene en Extremadura una red de carreteras con un total de 1.602 kilómetros y que la norma afecta a 521 kilómetros de vías convencionales en las que se han sustituido 362 señales, mientras que la Junta de Extremadura es titular de una red de 3.855 kilómetros, de los que se ven afectados por la norma 154 kilómetros en los que se han cambiado 43 señales.

Ha añadido que las diputaciones también cuentan con una "extensa" red de carreteras de 3.790 kilómetros, pero que en este caso ninguna de estas vías se ha visto afectada por el cambio de normativa ya que no tenían limitaciones de velocidad de 100 kilómetros por hora.

DATOS DE SINIESTRABILIDAD

En su intervención, la delegada del Gobierno también ha destacado que los datos de siniestralidad en las carreteras extremeñas durante 2018 han experimentado una "disminución significativa" en todos sus parámetros y tanto en el número de accidentes con víctimas, como en el número de fallecidos y heridos.

Así, en 2018 las carreteras extremeñas registraron un total de 1.418 accidentes con víctimas, lo que supone 73 menos que en 2017, y la mayor parte de los mismos, 744, se produjeron en vías urbanas y el resto, 674, en carreteras. No obstante, el 86 por ciento de estos accidentes se han producido en las vías convencionales frente al 14 por ciento en autovías.

En relación al número de fallecidos en las carreteras de la región, García Seco ha apuntado que en 2018 hubo 40 víctimas mortales en las vías extremeñas, 16 menos que 2017, y de los cuales seis se produjeron en zonas urbanas y 34 en carreteras; de los que a su vez seis fueron por accidentes en autovías y 28 en carreteras convencionales.

Ante ello, García Seco y Redondo han coincidido en resaltar que la velocidad de circulación es un factor concurrente en un elevado número de los accidentes que se producen en las carreteras convencionales con resultado de muerte o lesiones graves, así como que la mayor parte de estos, ya sea por salidas de vía o por colisiones frontales, están relacionados con la pérdida de control debido a una velocidad excesiva, que también afecta al campo de visión o al tiempo de frenado.

En este mismo sentido, la delegada ha hecho hincapié en que el decreto que entra en vigor este martes incluye también la equiparación en las limitaciones de velocidad entre los turismos y los vehículos de transportes de pasajeros o autobuses a 90 kilómetros y la de los camiones de manera general a 80 kilómetros en todas las carreteras convencionales.

INVERSIONES EN MANTENIMIENTO DE CARRETERAS

Finalmente, la representante del Ejecutivo central en la región ha resaltado que en el último año "se está reactivando" la inversión en conservación de carreteras y que en septiembre se han contratado las obras de rehabilitación del firme de la N-430 entre su inicio y Gargáligas y del firme de la N-432 en su tramo Llerena-Azuaga.

Asimismo, se encuentra en licitación la rehabilitación de los arcenes del tramo en Trujillo de la convencional N-5, entre el final de la población y el enlace Trujillo sur de la autovía A-5.

Además, ha recordado, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) contempla una partida para el mantenimiento de la seguridad vial de la Red de Carreteras del Estado en Extremadura de 30,6 millones de euros que supone un incremento del 30 por ciento con respecto a 2018, con actuaciones en la N-430, la N-630, la A-66 o la carretera CM-4157, junto con una partida para continuar las obras de acondicionamiento del tramo de la carretera N-110 entre Navaconcejo y Tornavacas.

Por último, ha incidido en que los PGE 2019 también contemplan partidas para la redacción de estudios y proyectos de "futuras" actuaciones en la Red de Carreteras del Estado en Extremadura.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.