EUROACE
  • |
Región Digital

Extremadura, Andalucía y Portugal coinciden en la importancia de conservar la dehesa

Por sus valores medioambientales y económicos, así como por aquellos relativos a la biodiversidad y el paisaje, historia, cultura o provisión de servicios.

20 noviembre 2018 | Publicado : 14:11 (20/11/2018) | Actualizado: 14:51 (20/11/2018)

Ep

Representantes políticos de Extremadura, Andalucía y Portugal han coincidido en la importancia de la conservación de la dehesa por sus valores medioambientales y económicos, así como por aquellos relativos a la biodiversidad y el paisaje, la historia, la cultura o la provisión de servicios.

Así lo han puesto de manifiesto el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorio de la Junta de Andalucía, José Luis Hernández Garijo; y el presidente do Conselho Diretivo do Instituto da Conservaçao da Naturaleza e das Florestas portugués, Rogério Rodrigues; en la inauguración en Badajoz del III Congreso Ibérico de la Dehesa y el Montado, que ha contado también con la presencia de la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco.

En su intervención, Fernández Vara ha defendido la dehesa como el "mejor ejemplo" de la economía circular o verde "que puede haber" y como "nuestro mayor bien a proteger".

"No sólo porque de él vive y come mucha gente, sino también porque en él estamos absorbiendo los gases de efecto invernadero que se producen en otros lugares", ha señalado, para agregar: "mientras en la almendra de Madrid se habla de lo que se habla y se respira lo que se respira, aquí hablamos de cosas que tienen mucha más importancia en la vida de las personas y que tiene mucho más que ver con el futuro del planeta".

Así, ha apostado por el cuidado del planeta, por "mimar lo que significa y representa" la dehesa y su repercusión en el mundo rural y por "tener en cuenta" los efectos "negativos" de que no haya relevo generacional en el seno de la misma, ante lo cual ha sumado que, para su cuidado, "de esto se tiene que poder vivir" y la calidad de la producción debe permitir la obtención de unos precios "suficientes" y "competitivos" por los productos generados en la dehesa.

MEDIOAMBIENTE, ECONOMÍA Y REGULACIÓN

Así, ha hecho hincapié el jefe del Ejecutivo autonómico en la protección de la naturaleza, del medio ambiente y del ecosistema "como manera de protegernos a nosotros mismos" y facilitar a través de ello que la gente pueda vivir en el mundo rural, al tiempo que ha incidido en que en el congreso se van a debatir problemas medioambientales, económicos y también de regulación o normativa.

"Es un problema esencialmente de mirar esto como lo que es, algo que forma parte del corazón del planeta, que forma parte de nuestra historia, de nuestras tradiciones, de nuestra cultura, de nuestra manera de entender la vida y también de nuestra manera de vivirla", ha ensalzado Vara, mientras que José Luis Hernández Garijo ha abogado por el "esfuerzo conjunto y coordinado" de Extremadura, Andalucía y Portugal para poder tener "una garantía de supervivencia de este sistema natural".

En este sentido, y sobre la dehesa, que ocupa 1,2 millones de hectáreas en Andalucía, ha repasado algunas de las medidas puestas en marcha como la Ley de la dehesa de 2010 que asegura el "valor" de la dehesa andaluza y su desarrollo en 2017 por un Plan director que trabaja en aspectos como la colaboración con los propietarios privados.

El viceconsejero andaluz ha apostado además por seguir trabajando en la "concienciación" y en el tratamiento que se le da a la dehesa por parte de la Unión Europea y por que el trabajo realizado "entre todos" ha dado sus "frutos" al haberse modificado "de alguna manera" el tratamiento al reglamento del fondo Feader para que se pueda diseñar una línea específica plurianual de ayudas al mantenimiento del arbolado y la dehesa, y en el que se incluya la implantación de los sistemas agroforestales, la renovación y la regeneración.

Al mismo tiempo, ha aseverado que los "retos para el futuro son enormes" y que es "necesario" que se considere "siempre" la dehesa como un sistema productivo de uso del territorio múltiple, integrado y en el que hay espacio para "mucho" de lo que las personas del siglo XXI demandan, como la biodiversidad, el paisaje, la herencia cultural o la provisión de servicios.

INVESTIGACIÓN Y NUEVA PAC

En un sentido similar, Rogério Rodrigues ha incidido en relación a la dehesa, que ocupa más de un millón de hectáreas en el país luso y principalmente en el sur del Alentejo, que la misma ha lanzado "un grito de alerta" por el cual las administraciones tienen la "obligación" de actuar para desarrollar "correctas" políticas públicas e implementar instrumentos que apoyen buenas prácticas y mecanismos para promover y apoyar la investigación y experimentación dirigidas a la dehesa y su conservación.

También en relación a la dehesa, Yolanda García Seco ha marcado como uno de los "retos fundamentales" a los que se enfrenta la sociedad extremeña desde el punto de vista medioambiental, social y cultural la conservación de un ecosistema "amenazado" y que tiene "riesgos" que hay que "atender", por lo que hay que estar "preparados para vencer esos peligros" y "conseguir una continuidad" de sus sistemas de producción apostando por la puesta en valor de los "enormes beneficios que aporta".

Igualmente, ha destacado la "enorme oportunidad" que supone la dehesa y que actualmente se cuenta con "una posición ventajosa" por el "nuevo escenario" medioambiental "en el que una nueva estrategia tiene que abrirse paso frente a unas formas de producción lineales y poco conservadoras en las que no se ha protegido adecuadamente a un ecosistema como es el de la dehesa", agregando la "incertidumbre" de una Política Agraria Comunitaria (PAC) "que no ha sabido entender de una forma decidida las características especiales de la dehesa".

Actualmente, ha recordado García Seco, se debate una nueva PAC que "amenaza con recortes presupuestarios y con la vinculación de las ayudas a la consecución de objetivos prioritarios", razón por la cual ha tildado de "fundamental" contar con un marco regulatorio que permita "la necesaria financiación que requiere la dehesa" dado que "garantizar su sostenibilidad económica y social tiene que ser prioritario" y los agricultores deben ser compensados en sus rentas por los beneficios ambientales que aportan o por la "exigencia" de prácticas que suponen "un excesivo gasto".

"La posición común que este Gobierno va a llevar a la Unión Europea pasa por el reconocimiento de los pastos permanentes de la dehesa, que no volvamos a vivir nunca la aberración que supuso el reconocimiento de las encinas, los alcornoques y algunos arbustos como pastables, y por tanto superficies elegibles para los pagos de las ayudas", ha insistido García Seco, que ha citado otros temas relativos a la dehesa como buscar soluciones a la "tremenda crisis" que vive el sector del porcino iniciada con los brotes de peste porcina africana.

El alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, o la directora general del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex), Carmen González, también han estado presentes en la inauguración de este congreso que pretende reflexionar sobre la situación por la que atraviesan la dehesa y el montado portugués, dando respuesta a las cuestiones que influyen de forma negativa en su conservación y haciendo hincapié en su valor económico y medioambiental con 31 conferencias y seis presentaciones y un espacio para expositores vinculados a la dehesa.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.