EUROACE
  • |
Región Digital

UCE-Extremadura alerta sobre tarjetas con pago aplazado por intereses de hasta el 29%

Tienen habilitada una línea de crédito con un límite disponible, que es modificado "al alza normalmente, sin el consentimiento y comunicación al usuario".

31 agosto 2018

Ep.

La Unión de Consumidores de Extremadura ha advertido sobre las "peligrosas" tarjetas 'revolving', que permiten al cliente elegir el pago aplazado de su línea de crédito lo cual puede conllevar un interés que puede ascender al 29 por ciento.

Así, la portavoz de la Unión de Consumidores de Extremadura, Laly Bermejo, ha informado en rueda de prensa de que estas tarjetas se pueden suscribir a través de entidades bancarias, además de en comercios, gasolineras y grandes superficies, entre otros sitios, y que tienen habilitada una línea de crédito con un límite disponible, que es modificado "al alza normalmente, sin el consentimiento y comunicación al usuario".

En esta línea, la portavoz ha expuesto un supuesto práctico en el que en una de estas tarjetas el usuario dispone de una línea de crédito de 1.200 euros con un interés anual del 28 por ciento, y que realiza pagos por valor de 1.000 euros con este método.

Este supuesto usuario, no tendrá un plazo estipulado de devolución del dinero prestado, sino que la entidad emisora de la tarjeta dará la opción de escoger qué cantidad abonar al mes, no pudiendo ser esta inferior al 3 por ciento del capital pendiente de pago, por lo que de estos 1.000 euros gastados el usuario pagará en un primer momento 30 euros al mes.

Una vez pagados estos 30 euros, la deuda sería de 970 euros, pero lo que ocurre es que antes de realizar este pago la entidad financiera suma el interés del 28 por ciento a los 1.000 euros pendientes, por lo que la deuda del cliente sería de 993,33 euros y solo habría pagado 6,67 euros en lugar de los 30 abonados.

Por ello, si el supuesto continúa realizando el pago de 30 euros mensuales durante un año, habrá abonado 360 euros pero aún tendrá una deuda de 890 euros ya que en la teoría solo habrá amortizado 110 euros, por lo que tardará "aproximadamente 10 años en liquidar la deuda" haciendo frente a unos intereses superiores a los 2.000 euros.

En este sentido, esto se puede ver incrementado si las empresas emisoras "ofrecen u obligan" a tener un seguro de protección de pagos que suele ser entre el 0,75 y el 1 por ciento del capital pendiente de pago y que, en ocasiones, aplican sin consentimiento.

Para el supuesto anterior, el usuario pagaría por este seguro unos 7,5 euros que se suman a los 1.000 que adeuda más el interés del 28 por ciento, una suma total de 1,031 euros que causa que al pagar la mensualidad de 30 euros la amortización sea de cero, con más deuda que cuando le concedieron la línea de crédito.

¿QUÉ DICE LA LEY?

Ante esta situación, la normativa no obliga a las entidades a advertir sobre el crecimiento de la deuda pendiente o sobre los problemas que supone fijar una cuota muy pequeña, motivo por el que está en marcha el Anteproyecto para la Ley de Servicios de Pago donde se contempla, entre otros aspectos, la transparencia en este tipo de operaciones.

Para reclamar en estos casos, la Unión de Consumidores de Extremadura se pone a disposición de los usuarios y su portavoz ha asegurado que llegarán "hasta las últimas consecuencias", lo que supone en muchos casos la vía judicial, ya que las entidades "no pueden acreditar formalmente por escrito" la contratación del seguro.

En esta vía judicial, la Unión de Consumidores se apoya en la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 25 de noviembre de 2015, donde se declara "la nulidad del contrato de tarjetas revolving por usura y fija que el consumidores pague realmente lo que ha gastado, fuera de los intereses abusivos que tienen estas tarjetas".

CONTENIDOS DE LA REVISTA CONSUMIDOREX Nº104

La Unión de Consumidores de Extremadura ha publicado el número 104 de la revista Consumidorex, donde publican este informe, además de entrevistas y otros contenidos de interés para los consumidores.

Así, en la rueda de prensa de presentación este 31 de agosto, el director de la Unión de Consumidores de Extremadura, Javier Rubio Merinero, ha señalado que desde el año 2014 el sector de la hostelería tiene prohibido usar aceiteras rellenables, que se sustituyeron por envases de un solo uso.

En este sentido, ha reclamado la colaboración ciudadana para detectar a los infractores, ya que son los ciudadanos "los mayores inspectores que tiene la Administración".

Por otro lado, Rubio se ha pronunciado sobre la problemática del cobro de equipaje de mano en la compañía aérea Rayanair, sobre la que ha referido que desde su asociación nacional lo han denunciado y no han "obtenido todavía respuesta".

También ha dicho que son conscientes de que aún funcionan teléfonos con el prefijo 902 y ha insistido en que los ciudadanos denuncien.

Por último, Javier Rubio ha recordado la situación del tren en Extremadura y, a pesar de que el año pasado en verano hubo "200 incidencias" y este año en la misma fecha "28 incidencias", ha exigido "un tren seguro".

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.