Región Digital
cash jamon rectagular

Amus impulsa un pacto para la conservación de los buitres incluyendo al sector rural, al Seprona y a diversas entidades

Defiende que a pesar de ciertos cambios aún es "insuficiente" la disponibilidad de alimento para los buitres y otras especies con hábitos carroñeros por disparidad de motivos, entre ellos, que "muchas" explotaciones continúan adscritas a la retirada del ganado para su incineración en plantas autorizadas.

16 febrero 2017

La Asociación por el Mundo Salvaje (Amus) impulsa 'El pacto para la conservación de los Buitres', una "importante" campaña de sensibilización que pretende incorporar al sector rural, a entidades públicas y privadas, el Seprona y otros agentes del medio rural, por la defensa y la protección de estas especies.

En concreto, la presentación de la campaña tendrá lugar este sábado, 18 de febrero, a las 10:00 horas, en el Hospital de Fauna Salvaje, ubicado en la Sierra Grande de Hornachos (Badajoz), donde también se liberarán dos milanos y un buitre leonado recuperados en el centro.

Además, el 'El pacto para la conservación de los Buitres' está enmarcado en el proyecto 'Muladares sociales II', que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, según ha informado Amus en una nota de prensa.

Así pues, tal y como indica la organización animalista, España es un país "referente" en Europa en cuanto a sus poblaciones de aves rapaces carroñeras, debido a las condiciones bioclimáticas, y a que cuenta con áreas "óptimas de reproducción".

A su vez, la "importante" cabaña ganadera en extensivo, un sistema en muchas áreas tradicional en cuanto a gestión del territorio y la "gran comunidad" de herbívoros salvajes son los factores "principales" que hacen disponer de los "mayores contingentes" de algunas estas especies en Europa y en el mundo.

¿DÓNDE Y QUÉ COMEN LOS BUITRES?

Las especies necrófagas se alimentan de animales fallecidos, y sus "dos grandes despensas" han sido la ganadería en extensivo, los restos de montería y los herbívoros salvajes.

A partir de los años 70, a raíz de la producción intensiva en ganadería, la industrialización alimentaria y la creciente estabulación del ganado, se ha reducido el alimento en el campo y comienzan a visitar explotaciones avícolas y porcinas.

Pasados los años 90, con los cambios en la normativa debido a las encefalopatía espongiforme bovina, conocida como enfermedad de las vacas locas, se abre una de las etapas "más críticas para los buitres".

Así, en este momento se suceden "algunos ataques" al ganado, y es cuando estas especies comienzan a aparecer en vertederos de ciudades, en grandes mataderos y en los momentos de las parideras de ovejas y vacas.

Estas condiciones provocan que algunos pollos de buitres, en "no pocos nidos", sean criados subalimentados o incluso algunos mueran de inanición.

LA NECESIDAD DE LOS MULADARES

A pesar de ciertos cambios aún es "insuficiente" la disponibilidad de alimento para los buitres y otras especies con hábitos carroñeros por disparidad de motivos, entre ellos, que "muchas" explotaciones continúan adscritas a la retirada del ganado para su incineración en plantas autorizadas.

De esta manera, los muladares "no sólo garantizan el alimento sino que además favorecen el asentamiento de nuevos individuos", la conexión de colonias separadas y la reproducción de las especies "más amenazadas" como es el buitre negro, el alimoche, el águila imperial o el milano real.

Por ello, Amus abordará diferentes estudios a través de los ejemplares que sean capturados en estos muladares, para conocer el estado sanitario de los mismos y sus amenazas, ya que mediante el marcaje y la colocación de emisores "se profundiza en el conocimiento de la biología y las problemáticas de estas especies".

El objetivo "último es volver a los sistemas tradicionales de aporte de comida a los buitres", pero bastaría con una operativa y logística red de muladares que se abastecieran de fincas adscritas a esta estrategia.

BENEFICIOS DE LOS BUITRES

Desde AMUS defienden que los buitres son los "verdaderos sanadores del campo", eliminando de una manera natural a los animales que han fallecido controlando al mismo tiempo la propagación de enfermedades de una manera "gratuita".

Asimismo cierran el ciclo de la vida-energía y están en la cima de la pirámide ecológica, su papel es "fundamental e insustituible", y forman parte del patrimonio cultural y biológico de la sociedad, de manera que su desaparición sería "una pérdida irreparable e incalculable y con graves consecuencias en el frágil equilibrio ecológico".

Igualmente, en "muchas" regiones españolas y europeas son un "motor de desarrollo y bienestar", ya que generan empleos "muy diversos" a través del turismo de naturaleza.

Por tanto, considera que "las generaciones que nos suceden tienen exactamente el mismo derecho a conocer un territorio con buitres aunque a alguien le puedan parecer desagradables, sucios o innecesarios", concluye.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.