estatuto autonomia
  • |
Región Digital

Especial 40º Aniversario del Estatuto de Autonomía

Ibarra: En esta nueva Extremadura, se puede hacer todo lo que cada uno se proponga

Jóvenes no están preparándose y formándose en Extremadura para irse, sino para quedarse, para vengarse del pasado, para aprovechar el esfuerzo de 40 años

12 marzo 2023 | Publicado : 11:07 (12/03/2023) | Actualizado: 12:46 (13/03/2023)

40 años, en breve

- La Autonomía consistió en el último recurso que tuvimos a nuestro alcance para sobrevivir, para detener la inercia de una región que no solo no crecía sino que decrecía....

- Me repugnan cuando oigo hablar de derechos humanos en el Congreso de los Diputados a los herederos de la banda ETA....

....siempre aparecía con su inocencia infantil a quienes se calificaban como “el tonto del pueblo”.... Cuando asumí la responsabilidad institucional en la Junta de Extremadura, me propuse acabar con ese injusto calificativo....

Ibarra- Mi lema fue que “lo importante no era llegar los primeros sino llegar todos juntos”.

- Ya sólo falta que quienes tanto alardean de feminismo decidan que sean ellas y no ellos las que ocupen la primera posición en las listas y en los gobiernos.....Yo no me fiaría de los feministas que no saben ni freír un huevo....

- ¡Lo de siempre! La mayoría quería la refinería, pero no hizo nada para defender el derecho que teníamos los extremeños a contar con ese tipo de instalación....El gobierno de España, con su ministra socialista de Medio Ambiente, utilizó su oposición a la refinería para ajustar cuentas conmigo...

- Esa deuda es impagable porque nadie va a devolver a la fuerza, la inteligencia, la juventud que se marchó de nuestros pueblos y ciudades. ¿Cómo se paga eso?....

- Si estamos aquí, si aquí construimos nuestra vida, si aquí plantamos nuestro hogar, es porque estamos seguros de que, Extremadura, ahora sí que tiene futuro....

-

El 25 de marzo de 1983, Extremadura, como expresión de su identidad regional histórica, dentro de la indisoluble unidad de la Nación Española, se constituye, con la aprobación de su Estatuto de Autonomía, por las Cortes Generales, en Comunidad Autónoma.

40 años han pasado desde aquel histórico día y Regiondigital.com mantiene conversaciones con los tres hombres que han liderado Extremadura en este tiempo, los tres han estado al frente de la Presidencia de la Junta de Extremadura y, repasan lo que ha supuesto el Estatuto de Autonomía para una región que, sin duda, partía de puestos de desventajas y que, ahora, en pleno siglo XXI, persigue liderar la revolución verde y circular ya en marcha a nivel global.

Continuamos con Juan Carlos Rodríguez Ibarra que, fue Presidente de la Junta de Extremadura de 1983 a 2007, 24 años, comenzando con una región donde muchos de sus pueblos no tenía ni agua corriente ni calles asfaltadas, es decir, en últimos puestos de salida y, dejando una región con una sanidad y educación líder, donde su apuesta por las nuevas tecnologías fue reconocida dentro y fuera del país; y, actualmente, prosigue luchando por y para Extremadura, al frente de la Fundación Centro de Estudios Presidente Rodríguez Ibarra (https://fundceri.org/)

- 40 años en la vida de una persona dan para mucho y si eso lo extrapolamos al desarrollo de una Comunidad Autónoma los cambios o avances son más que evidentes para la ciudadanía.

A su juicio, Pte. Rodríguez Ibarra, ya no solo como figura pública, sino como ciudadano de a pie ¿qué ha supuesto para Extremadura el Estatuto de Autonomía?

La Constitución de 1978 nos permitió apostar por la autonomía. Se podría haber dicho que no o se podría haber decidido buscar otros límites territoriales, distintos a los actuales, con intentos de incorporar otros territorios limítrofes o materializando hasta sus últimas consecuencias el provincianismo que hasta ese momento separaba a Cáceres de Badajoz y viceversa.

La Autonomía consistió en el último recurso que tuvimos a nuestro alcance para sobrevivir, para detener la inercia de una región que no solo no crecía sino que decrecía en todos los parámetros que reflejan la situación en la que se desenvuelve la vida de un territorio concreto, ya sea población, renta, riqueza colectiva y personal, posibilidades, optimismo, confianza.

Los más mayores recordarán aún los primeros tiempos de nuestra recién nacida Universidad, cuando los propios extremeños comentábamos con cierta sonrisa, mezclada con toneladas de tristeza y con una gotas de vergüenza, los anuncios en prensa en los que se demandaban titulados universitarios para determinados trabajos y que añadían la coletilla de “Abstenerse los de la Universidad de Extremadura”.

Lo pregonábamos los propios extremeños. ¡Era mentira! Pero nadie dudaba de que no fuera verdad, porque la única verdad que conocíamos en aquellos desgraciados tiempos era la de que de aquí nada bueno podía salir ya que nada había que hacer.

- El Estatuto de Autonomía de Extremadura se aprueba cuando usted ya era presidente de la Junta (fue elegido el 20 de diciembre de 1982).

En ese momento, ¿qué expectativas tenía en relación a este texto?, ¿cuál era su principal objetivo para la región?

¿Qué buscábamos cuando decidimos apostar por el autogobierno? Buscábamos, deseábamos, ansiábamos, nada más pero nada menos, detener la inercia que nos hundía en el vacío.

No hubo una estrategia para incorporar nuestra herencia a ese proceso, porque no había herencia que incorporar. Tampoco había, por el momento, un futuro que conquistar.

Sencillamente, había que detener una situación que nos ahogaba. Mientras la población activa en España crecía el 1 1.7 por 100, en Extremadura disminuía el 26,4 por 100. Era un dato, junto a otros muchos más, que venían a incidir en la negativa realidad de la tierra.

Y, para remachar el clavo, un lapidario titular se leía en el periódico regional 'HOY': "La situación extremeña, de las peores de España.

En el fondo, nada nuevo se nos decía; pero siempre es doloroso contrastar las impresiones que la mayoría tiene, con informes documentados y nada sospechosos, como es el elaborado por el Banco de Bilbao, relativo al periodo comprendido entre 1955 y 1975

Otras cifras, frías pero elocuentes, podrían ser las de que la renta creció en nuestra región el 105,03 por 100 frente al 191,39 de la renta nacional, y que la población activa industrial ha pasado de 52.700 a 39.300 personas.

Surgían interrogantes ¿Estamos abocados a la desertización? ¿Ha sido tan nefasta la política anterior, especialmente los célebres "planes de desarrollo" del señor López Rodó? Muchos de nuestros emigrantes tienen la respuesta. Muchos de los hombres en paro que en la actualidad buscan trabajo, lo podrían atestiguar.

Por ley económica natural, aquellas regiones más desarrolladas tienden hacia el progreso en proporción geométrica respecto a las más paupérrimas.

De ahí, el gran reto que tiene planteada nuestra incipiente y tibia autonomía, en la lucha titánica que se desatará cuando entre en discusión el célebre apartado constitucional de la Solidaridad Regional.

Eso que acaba de leer, es el contenido de uno de los artículos recogidos en su libro AIRES DE DESENCANTO, y publicados en el diario HOY en febrero de 1979, del periodista Luis Ángel Ruiz de Gopegui.

- Desde aquel 1983, Extremadura ha vivido momentos inolvidables, pero también dramáticos.

En los 24 años que ejerció como presidente autonómico y teniendo en cuenta la dificultad de elegir, ¿podría decirme cuáles han sido los acontecimientos que más le impresionaron a nivel político, pero también a nivel personal?

IbarraLas inundaciones de Badajoz, Talavera la Real, Mérida, Valverde de Leganés de 1997 que dejaron 25 muertos y 1200 familias que perdieron sus casas. Vivir esos acontecimientos como ciudadano es un drama; vivirlos como responsable institucional es una tragedia. En mi mente siguen presentes esos días.

Personalmente, sigo sin tolerar a quienes tanto dolor provocó en decenas de familias extremeñas que vieron partir a sus hijos para el País Vasco y volvieron en un ataúd. Me repugnan cuando oigo hablar de derechos humanos en el Congreso de los Diputados a los herederos de la banda ETA.

- Indudablemente, el Estatuto de Autonomía ha sido “clave” en estas cuatro décadas para el desarrollo y avance de Extremadura.

Como es imposible mencionar todos y cada uno de los logros conseguidos, cíteme uno desde el punto de vista de la Sanidad, la Educación, las Infraestructuras, la Innovación y el Bienestar Social.

Cuando iba a los pueblos a tratar de volver a crear Agrupaciones locales del PSOE, siempre aparecía con su inocencia infantil a quienes se calificaban como “el tonto del pueblo”.

Cuando asumí la responsabilidad institucional en la Junta de Extremadura, me propuse acabar con ese injusto calificativo. Mi lema fue que “lo importante no era llegar los primeros sino llegar todos juntos”.

Detrás del mismo, se escondía el afán de acabar con la discriminación hacia las personas con discapacidad y llevar aliento en forma de apoyo moral y económico a las familias que, hasta entonces, asumían casi en solitario esa tarea tan humanitaria. Me siento orgullosos de esa conquista.

- Hablemos de Igualdad, mucho ha cambiado la instantánea del hemiciclo de la Asamblea de Extremadura en estos cuarenta años de vida. En el año 1983, la presencia de la mujer era mínima con 3 diputadas en aquella I Legislatura de un total de 65 diputados. Frente a ello, en mayo de 2019 -ya en la X Legislatura-, el 44,6% de los diputados elegidos fueron mujeres.

Desde su punto de vista, ¿qué ha supuesto la incursión de la mujer en la política extremeña? y ¿por qué tiene que seguir luchando?

Citar sin contextualizar la realidad en la que se desenvolvía la mujer en esos años, es tratar de ensalzar la condición de feministas de unos para calificar de machistas a otros.

En ese tiempo, el paro en Extremadura era del 34%. ¡Todo para masculino! La mujer no aparecía como demandante de empleo.

Si no estaba en las listas del paro, era casi impensable que estuviera en las listas de los parlamentarios o de los miembros de los gobiernos. Tampoco estaba en niveles de igualdad en los medios de comunicación y, mucho menos, en puestos dirigentes.

IbarraMucho se ha avanzado en todos los sectores e indudablemente, también en la política. El gobierno actual de España ha legislado para que sea obligatoria la presencia femenina en la misma proporción que la masculina en las listas electorales, en los gobiernos y en las empresas públicas y privadas con un nivel determinado de facturación y de empleo.

Ya sólo falta que quienes tanto alardean de feminismo decidan que sean ellas y no ellos las que ocupen la primera posición en las listas y en los gobiernos.

Yo no me fiaría de los feministas que no saben ni freír un huevo. Tan acostumbrados estaban a que sus madres le hicieran todo cuando eran pequeñitos (lavarles, lavar y plancharles la ropa, ponerles pañales para el pipí, hacerles la comida, hacerles la cama…) que de mayores, lo único que aprendieron en casa fue a hacer pipí solos. Saben cómo apretar el botón on de su PC, pero no saben dónde está el on de su lavadora.

Muchas mujeres, afortunadamente salieron a la calle, pero muchos hombres siguen sin entrar en casa, dejando que las mujeres sigan con el peso del hogar y con el trabajo en la calle. Hay que seguir luchando para que, encima, algunas de ellas mueran a manos de quienes las matan porque “eran mías”.

- Hablemos de desarrollo, más de una vez, en esta nuestra tierra, iniciativas industriales se han visto condicionadas por la protección medio-ambiental, por ejemplo,....¿cómo recuerda la época en la que parte de la región estaba dividida entre el ‘Sí’ y el ‘No’ a la Refinería? Dentro de esta área, ¿por qué cree que tiene que apostar la región en pleno siglo XXI?

¡Lo de siempre! La mayoría quería la refinería, pero no hizo nada para defender el derecho que teníamos los extremeños a contar con ese tipo de instalación.

El gobierno de España, con su ministra socialista de Medio Ambiente, utilizó su oposición a la refinería para ajustar cuentas conmigo. En contra de su opinión, yo firmé los anexos del Plan Hidrológico Nacional del gobierno de Aznar. Mata era su ministro de Medio Ambiente y Cristina Narbona secretaria del área medioambiental de la Comisión ejecutiva federal del PSOE.

No contesto a su pregunta sobre la apuesta de futuro de Extremadura porque me fui. Ahora, son otros los que tienen el poder y las claves para diseñar ese futuro.

- Hablemos de los extremeños, gracias a su esfuerzo, a creer en su tierra y su lucha, Extremadura ha avanzado mucho, en estos 40 años pero, desde fuera de la región.... ¿cree que los gobiernos de turno a nivel estatal se han portado bien con nuestra Comunidad Autónoma?... A día de hoy ¿qué le ‘debe’ el Estado a nuestra Comunidad Autónoma?

El resultado de la política centralista significó para Extremadura la depauperación y la emigración hasta los límites de la desertización de algunas zonas de la región.

Desde este punto de vista, hay que entender la Autonomía extremeña, la cual llevaba implícito un profundo contenido reivindicativo frente a un modelo de desarrollo social y económico que perpetuó términos de desigual intercambio; apareció así ese especial carácter reivindicativo propio del regionalismo periférico extremeño.

De ahí, la oposición tanto al centralismo inoperante como a las autonomías privilegiadas, y a la insistencia en el principio de solidaridad interregional como último ideal de integración superador de egoísmos.

En nuestro Estatuto, se habla en varias ocasiones de solidaridad interregional en un claro intento de llamar la atención tanto al gobierno central como al resto de las regiones a las cuales se mira con una lógica desconfianza.

Es imposible que se ajusten cuentas con el Estado que, en los años 60 y 70, hizo que Extremadura perdiera la mitad de su población, como consecuencia de la desigual política centralista. Esa deuda es impagable porque nadie va a devolver a la fuerza, la inteligencia, la juventud que se marchó de nuestros pueblos y ciudades. ¿Cómo se paga eso?

Ibarra- Por último, de cara al futuro, tal y como reza en nuestro himno, ¿por qué tenemos que seguir alzando la voz los extremeños? y ¿qué les diría a las nuevas generaciones para que construyan su futuro en nuestra Comunidad Autónoma?

Si la región no tuviera futuro, ninguno de nosotros estaríamos aquí, salvo que nos creamos que somos los más listos de la tribu, los que sí sabemos ganarnos la vida frente al resto que no sabe dar pie con bola.

Si estamos aquí, si aquí construimos nuestra vida, si aquí plantamos nuestro hogar, es porque estamos seguros de que, Extremadura, ahora sí que tiene futuro; si no, ni siquiera arriesgaríamos una hipoteca inmobiliaria para algo que no mereciera la pena.

Cuando alguien repite machaconamente que los jóvenes se van de Extremadura porque no hay oportunidades, se está transmitiendo al estudiante universitario, al futuro empresario, al que imagina su futuro, al que tiene un sueño, que son más torpes que el que lo dice y que más vale no intentarlo aquí, que piensen en salir… para abrir huecos a los de fuera. Como antes, como si aquí no hubiera pasado nada.

Mientras un estudiante de economía o un diplomado en audiovisuales o un estudiante de ingeniería esté oyendo que cuando terminen sus estudios tendrá que buscar trabajo fuera de Extremadura, se está falseando la realidad, se está desmotivando a lo mejor que tenemos, se están abriendo huecos para que la energía eólica o solar o los recursos turísticos los exploten los de fuera, como ocurrió casi siempre.

Claro que hay oportunidades, cada día más, están ahí, la financiación también: o las aprovechamos nosotros o las aprovechan los de fuera, pero el dinero no se va a quedar sin gastar y las oportunidades sin aprovechar.

Primer ruego, pues, para los jóvenes: no se crean, por favor, el papel que algunos pretenden asignarles en esta película. Los jóvenes no están preparándose y formándose en Extremadura para irse, sino para quedarse, para vengarse del pasado, para aprovecharse del esfuerzo de estos 40 años, donde fuimos capaces de parar la inercia y donde sabemos lo que tenemos que hacer y lo que queremos hacer.

En esta nueva Extremadura, se puede hacer todo lo que cada uno se proponga hacer; si no creen que es en compañía del gobierno que tienen, confíen en otro, pero que nunca pierda nadie la fe, nunca más, en esta región. No se dejen engañar ni manipular.

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.