tren digno
  • |
Región Digital

Este miércoles, 17 de octubre, en el teatro Nuevo Apolo de Madrid

Joseán Moreno, un extremeño en el gran estreno mundial de ‘Él Médico, el Musical’

Se trata del musical "más grande de la historia", una superproducción "cien por cien española", en la que da vida al primer Barber de este género.

María Gallardo Jiménez

16 octubre 2018 | Publicado : 17:54 (16/10/2018) | Actualizado: 11:28 (17/10/2018)

‘EL MÉDICO, EL MUSICAL’

Al frente de este proyecto está el Compositor y Director Musical, Iván Macías, quien convenció al escritor americano de que le cediera los derechos mundiales del musical, a la vez que conseguía que tanto Noah como su hijo Michael, se implicaran desde el inicio en el proceso de creación. Y junto a ellos, un equipo creativo repleto de nombres importantes de la escena teatral como José Luis Sixto (Director y Director Escénico), Francesc Abós (Director y Coreógrafo), Alfons Flores (Escenógrafo), Lorenzo Caprile (Diseñador de Vestuario) o Jorge Blass (Diseñador de Efectos Mágicos).

Así, el musical ‘El Médico’ se presenta con una adaptación literaria “impecable”, a cargo del dramaturgo Félix Amador y una puesta en escena “increíble” a cargo de actores consagrados en grandes musicales. De este modo, al extremeño Joseán Moreno se unen Sofía Escobar, actriz y cantante portuguesa de prestigio internacional, que interpreta a Mary, la protagonista femenina, y Adrián Salzedo, quien da vida a Rob J. Cole. Alain Damas representa al Sha de Persia y Ricardo Truchado al médico Avicena. Ellos encabezan un elenco de 41 actores, el más numeroso del teatro musical español.

El Médico

Completan la compañía otras caras conocidas del mundo escénico y musical: Noemí Mazoy (Agnes), Raúl Ortiz (Mirdin), Juan Delgado (Karim), Beltrán Iraburu (Qandrasseh), Fernando Samper (Merlin), Álvaro Puertas (Fritta), Alberto Aliaga (Meir), Judith Tobella, Eva Manjón, Carlos Solano, Amanda Digón, Ezequiel Salman, Mª José Santos, Jaume Giró, Alba Cuartero, Carlos Olivella, Eva Marco, Antonio M.M., Idaira Fernández, Pablo López, Teresa Ferrer, Santiago Cano, Héctor Otones, Tatiana Monells y Roger Berruezo.

A todos ellos hay que sumar el elenco infantil compuesto por Victoria Galán, Diego Poch, Paula González, Noelia Rincón, Abril Aguirre, Ana Galán, Alicia María Scutelnicu, Elena Cremades, Bruno España, Alicia Jerez y Carmen Lara. Este amplio y ambicioso reparto está acompañado por una orquesta de 20 músicos. La dirección musical de las funciones será compartida entre el propio compositor Iván Macías, que alternará funciones con el maestro Oscar Martín y la maestro María Ramos, siendo esto una peculiaridad, ya que “por primera vez en la historia” de los musicales en España, una mujer dirigirá la orquesta, con el fin de acompañar al espectador “en una aventura única”.

Cabe destacar que los temas principales del musical se han grabado en un CD para su venta con la música en directo de la London Symphony Orchestra y con Kevin Killen, famoso productor internacional que ha trabajado con grandes artistas como U2, David Bowie o Shakira y por cuyos trabajos ha sido reconocido con ocho premios Grammy. Además, el Teatro Nuevo Apolo se ha transformado completamente para acoger el estreno mundial del musical ‘El Médico’, una gran escenografía diseñada por Alfons Flores.

Junto a ello, la envergadura del vestuario, ha sido otro de los grandes retos de este trabajo. Y es que Lorenzo Caprile se ha enfrentado a uno de los proyectos más ambiciosos de su carrera, diseñando más de 300 piezas de vestuario, repletas de elementos y detalles acordes con cada época, con prendas auténticas traídas de Marruecos, Turquía o Irak. El diseñador madrileño y su equipo de más de 30 personas han trabajado muy de la mano con el coreógrafo para buscar la comodidad de los actores además de la espectacularidad, teniendo en cuenta que algunos actores tienen una veintena de cambios de vestuario durante la función.

El Médico

A escasas unas horas para su gran estreno mundial este miércoles, 17 de octubre, en el teatro Nuevo Apolo de Madrid, los protagonistas de ‘El Médico, el Musical’ ultiman todos los detalles para que nada falle y todo salga a la perfección cuando aparezcan sobre el escenario en su primera cita con el público madrileño.

En concreto, se trata de una gran superproducción, ‘cien por cien’ española, basada en el bestseller de Noah Gordon, que va a contar con 41 actores sobre las tablas y una orquesta de 20 músicos en directo, quienes transportarán al espectador desde el Londres del siglo XI al mágico mundo de Persia, en la adaptación musical de uno de los libros más vendidos del mundo.

Creado y producido en España, ‘El Médico, el Musical’ tiene detrás una inversión de más de 4 millones de euros, cantidad con la que también se ha transformado el teatro Nuevo Apolo de forma integral para acoger 15.000 kilogramos de escenografía giratoria y automatizada.

Así pues, tras semanas de frenético ritmo, con ensayos rigurosos y horarios intempestivos, comienza ya la cuenta atrás para que este proyecto salga a la luz después de dos años de trabajo y preparativos, y con el que sus protagonistas tocarán el cielo yendo a Broadway. Esperan y lo desean.

El MédicoPrecisamente, en el elenco protagonista se encuentra el actor, cantante y periodista extremeño, Joseán Moreno, quien en esta ocasión interpreta el papel del primer Barber -el cirujano barbero- de la historia del musical. Un todoterreno, al que no se le pone nada por delante. De hecho, se presentó a las audiciones con tres papeles preparados, metiéndose en el bolsillo al compositor de la música de la obra y al productor, a quienes encandiló con su carisma, profesionalidad y buen hacer.

Nacido en Badajoz (1977), este pacense se ha formado en interpretación con Antonio Malonda, ha estudiado teatro musical, canto clásico, canto moderno-jazz, soul y gospel con maestros como Noel & Michelle Jones, Dovrat Levi, Paloma Berganza, Daniel Anglés o José Masegosa. Comenzó estudiando canto clásico, pero todo cambió cuando Coco Comín lo escogió para interpretar a Vince Fontaine y Teen Angel en la gran producción ‘Grease, el Musical’ por la que fue elegido Actor Revelación y finalista al Mejor Actor Principal en los premios Broadway World Spain.

Tras el triunfo de este musical en Madrid, Barcelona y España, se incorporó como actor y cantante a otros espectáculos como ‘La Sirenita’ (Jesús Sanz Sebastián), ‘Saturday Night Fever’, ‘Moustache’, ‘El Hombre de la Mancha’ (Mario Gas) y obras de teatro como ‘El Tiempo y los Conway’, ‘El rey en Pompa’ o comedias como ‘Chueca bajo el terror de los zombis’. Igualmente se recuerda su papel de Zeus y Agamenón en la gran producción ‘La Bella Helena’ de Ricard Reguán, dentro del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida en 2017.

En definitiva, este actor de doblaje y presentador, es una "voz habitual" en el mundo de la publicidad y la televisión donde ha intervenido en numerosos programas y series como actor y presentador. Ahora podríamos decir que se enfrenta al reto de su vida, profesionalmente hablando, porque ‘El Médico’, a su entender, “es una historia enorme”.

En una conversación con Regiondigital.com, Moreno afirma que se ha preparado este papel a conciencia, tanto interpretativa, como físicamente, ya que tiene que tirar de un carro de trescientos kilos por todo el escenario, que en realidad, no es uno, sino tres y giratorios.

También recalca que después de haberse ido este verano a Londres a grabar el disco de ‘El Médico, el Musical’ con la London Symphony Orchestra (LSO), le ha entrado el gusanillo de volver a los estudios de grabación y preparar “un puñado de canciones que tiene escritas y guardadas en un cajón desde hace demasiado tiempo. De momento, eso tendrá que esperar, ahora llega “un antes y un después” en los musicales de España, “el musical más grande de la historia”, y entre su elenco protagonista está este extremeño, cuyo sueño es ver entre el público al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, puesto que es también médico y “tiene derecho a disfrutar”.

Un extremeño que interpreta al primer Barber de la historia en ‘El Médico, el Musical’,… ¿cómo te sientes a punto de consumar el gran estreno mundial de un musical que irá a Broadway?

- Muy feliz de superar todas las expectativas y más entusiasmado que nervioso. Las primeras funciones han sido increíbles, llenas de público, más de 1.000 espectadores por noche en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid. Necesitábamos que ellos, los espectadores, confirmaran lo que nosotros, los que estamos dentro, pensábamos que iba a ocurrir. Un musical tan excepcional sólo podía ser un éxito y el público nos ha arropado como nunca se había visto antes en Madrid.

¿Cómo llegas a formar parte de esta obra?

- Hace unos dos años toda la profesión hablaba de ‘El Médico’, mientras el proyecto se gestaba. A mí me había enganchado la novela en su momento, como a muchos lectores de todo el mundo, y sabía que Barber era el papel perfecto para mí. Cuando por fin se abrieron las audiciones, me presenté, aunque los rumores apuntaban que para interpretar a Barber se estaba ya buscando a alguien con carisma, quizás un famoso con gancho. Con la intención de ser por lo menos elenco o cover de Barber, me preparé tres papeles: Barber, que vocalmente es una tesitura cómoda para mí; Avicena, un barítono bajo; y el Sha, un tenor lírico ligero. Es decir, personajes que son diametralmente opuestos a Barber. El casting fue realmente bien, me exhibí como haría Barber en todo lo que pude, como actor, comediante, showman, cantante... Y el compositor de la música, Iván Macías, y el productor, Pablo Martínez, (Iván y Pablo como les conoce toda la profesión) empezaron a decirse en voz baja “¡Es Barber, es Barber...!”. Ahí acabó su búsqueda y empezó mi camino.

¿Quién es Barber?

- Es un barbero cirujano que recorre con su carromato la Inglaterra de principios del siglo XI, practicando una forma muy rudimentaria la medicina, en la época en que los médicos tenían también algo de cómicos, de prestidigitadores, de vagabundos y eran siempre sospechosos a los ojos de la Iglesia. Barber es un personaje muy grande, en medio de un mundo peligroso, y con una vida nómada y atípica, que no permite vínculos familiares, es un superviviente capaz de divertirse en medio del holocausto. Es el único que adopta al niño protagonista, Rob, ya que nadie quiere hacerse cargo de él, y de paso lo hace su aprendiz. Aún sabiendo que si el crío no responde tendrá que abandonarlo en el próximo pueblo, Barber empieza a cuidar al chico como si fuera el padre que no tiene.

¿Cómo te has preparado el personaje?

- Indagando, buscando, tanto en el libreto y en la novela como en la partitura. Obviamente la primera clave estaba en Noah Gordon. Cuando recibí el libreto, yo llevaba semanas instalado mañana, tarde y noche dentro de las 175 primeras páginas de la novela. Luego llegó el libreto y la música de Iván Macías, que es muy reveladora, que te lleva ella sola a esos rincones del personaje que uno necesita para enganchar el personaje a uno mismo. En casa, por ejemplo, compuse una criatura como Frankenstein ¿Qué actores habían llevado un carro en escena y cómo lo llevaban? Así me encontré con la bondad de Tevye, el lechero de ‘El violinista en el tejado’, que interpretaba soberbiamente Topol en la película, y también me encontré con el lado oscuro de Anthony Quinn, haciendo del malvado Zampanó, que llevaba su carro por los pueblos en ‘La Strada’ de Fellini. Siempre he dicho que en algún lugar, entre ellos dos, tengo yo que dejar mi Barber.

Otros musicales como Oliver, Los Miserables y hasta Mary Poppins me ayudaron a componer mi criatura. La preparación física fue otra exigencia más. Barber exige una fuerza atlética, me toca arrastrar un carro de más de trescientos kilos por todo el escenario cantando con toda la energía y a pleno pulmón. Y encima me pidieron que engordara para ser fiel al personaje de Noah Gordon. He tenido que aprender a hacer algo de malabares, Jorge Blass me ha adiestrado para pasar por mago. Por fortuna, el excelente vestuario de Lorenzo Caprile y la dirección de José Luis Sixto y Francesc Abós, añadieron los matices finales para terminar de crear al Barber definitivo. Y por lo que sé a Noah Gordon le encanta, Michael Gordon, su hijo y representante literario nos confesó que Noah está feliz con todo el proyecto y en particular con este dúo de Rob niño y Barber.

¿Qué cuenta ‘El Médico?

- Es una historia enorme, uno de esos cambios en la historia del mundo y de la medicina que se dan una vez cada cien años, y que a pesar de ser absolutamente épicos, se levantan sobre pequeñas historias personales difíciles y emocionantes. Y en el fondo es una historia sobre la necesidad de aprender y de traspasar los límites que impone, por ejemplo la religión, que en el siglo XI estaba por encima de la salud. Rob, el niño protagonista que crece con su maestro el barbero cirujano tiene el don mágico de saber cuándo alguien va a morir, sólo tocándole con sus manos. No sabe curar, en Inglaterra no tiene las claves, lo que sabía Barber, no era suficiente. Por eso Rob emprenderá un viaje al otro lado del mundo, hacia Persia, en busca del maestro Avicena, para dar el paso que le permita cambiar el mundo y sanarse a sí mismo. Y eso no se puede hacer solo. Se necesita conciliar a las tres culturas, a las tres religiones de la época, y unirlas en el mismo empeño: la judía, la musulmana y la cristiana.

¿Cuántas personas forman parte del elenco de la obra?

- Somos más de cuarenta actores. Cuando digo actores digo actores/ cantantes/ bailarines ya que este musical tiene un altísimo grado de exigencia en todas las disciplinas. A esto se suman 20 músicos, la orquesta de musicales más grande de Madrid y si unimos a los técnicos, somos más de 100 personas cada noche que estamos trabajando para que ‘El Médico, el Musical’ pueda ponerse en pie. Es una superproducción en toda regla.

¿Cómo se prepara un musical de esta envergadura?

- Con locura, con pasión, con trabajo, con profesionalidad, con talento, con dinero y con suerte. Es un montaje técnicamente complicado y con muchos retos, que han exigido hasta reconstruir parte del teatro Nuevo Apolo. Hay tres escenarios giratorios, los mayores de Europa, dunas que caen del cielo, palacios que vuelan, columnatas que salen del fondo, desiertos que aparecen de repente, una tormenta de arena que el público siente en sus butacas, y que ha diseñado el escenógrafo de La Fura dels Baus, responsable también de mi nuevo carromato con el que atravieso una húmeda y boscosa Inglaterra medieval que él también ha levantado con una belleza impresionante. El vestuario es alucinante, elaborado y complejísimo, creado por el talento de Caprile. Ya te imaginas la locura de organizar movimientos, música, texto, y encajarlos con las programaciones de los tres giratorios que se mueven bajo tus pies, con los nuevos ritmos de la orquesta, con las coreografías... Lo de la famosa “zona de confort”, yo ya no sé lo que es.

¿Qué esperas de ‘El Médico’?

- Fácil, un antes y un después en España. Aquí normalmente se han levantado musicales americanos o británicos, marcas muy conocidas con una película detrás por ejemplo. ‘El Médico’ parte netamente de creadores españoles, exceptuando la magnífica obra literaria de Noah Gordon. En Moguer, Huelva, con dos locos, Iván y Pablo, a los que se fueron sumando el libretista Félix Amador y muchos locos más. Allí se gestó lo que seguramente sea el primer musical español que se represente en todo el mundo.

¿Qué le dirías al público para que vaya a ver ‘El Médico?, ¿con qué se va a encontrar cuando se siente en el patio de butacas?

- Que es el musical más grande de la historia, no se lo pueden perder, la música es enorme, bella y emocionante al máximo. Los comentarios de la gente no dejan de llegar, sólo hay que mirar en redes las reacciones de la gente que viene a vernos, hemos creado una obra que dará la vuelta al mundo.

MÁS PERSONAL

Joseán Moreno en su papel de Barber. Foto: Nacho Arias.

¿Quién es Joseán Moreno?

- Un tío grandote que agradece cada pizca de suerte que ha ido teniendo y que trabaja con toda la energía y la ilusión de la que es capaz. Reconozco que me siento cómodo en lo difícil, quizás por eso he luchado tanto por encontrar un lugar, un rincón donde expresarme en cada uno de los ámbitos que me ha interesado profesionalmente, sin miedo y agradecido de que alguien quiera escucharme.

Periodista, actor y cantante… en estos momentos, si tuvieras que elegir entre algunas de las tres profesiones, ¿con cuál te quedarías?

- Hay un pensamiento fundamental que se enseña en las clases de teatro y que me sirvió no solo para estar en escena, sino también para contestarme a esa pregunta que yo me había hecho muchas veces. Todos hemos tenido un pasado, un largo currículum, una larga vida, una larga historia, pero el momento más importante de mi vida es este. Por una sola razón: porque es el presente. Y además, mira, ¿lo ves? Ahora estoy contigo en esta entrevista y es lo más importante que hacemos ahora. Si sabes tratarlo bien, el presente lo guarda todo.

A lo largo de tu intensa trayectoria profesional, ¿qué ha sido lo más positivo y lo más negativo de ella?

- Bueno, hay algo muy extremeño, que es el optimismo. En casa me dicen que tengo esa capacidad de no perder la ilusión nunca, ni en las situaciones más difíciles. Uno se da cuenta de que lo que parecían finales, eran realmente principios. Lo que un día parece negativo acaba siendo en el fondo el inicio de un camino que te lleva al lugar en el que realmente tenías que estar. Es aquello de lo de los dinosaurios de Spielberg: la vida se abre camino, y abre caminos que hay que transitar con confianza. ¿Lo negativo? Que a veces no tengo tiempo material para cuidar de gente a la que quiero mucho y merecen mucho más de mí.

¿Quiénes son tus referentes en el mundo del teatro y el musical?

- Mis referencias, mis santitos del musical, son bastante comunes: Rodgers y Hammerstein, Mel Brooks, Bob Fosse y Stephen Sondheim, y el retrato de todos ellos los tengo en casa, justo al entrar, motivándome y recordándome lo que ellos crearon. Tengo también en ese altarcillo de retratos a una diosa del teatro musical español: a Manolita Chen, que me recuerda dónde estamos y cuánto tenemos que luchar, se tenga el talento que se tenga. También tengo otros santitos que no hicieron teatro musical, pero que hicieron el mejor teatro del mundo: Lorca, Genet, Cocteau, Tennessee Williams, y en el mejor de todos los marcos, el más caro, tengo a Oscar Wilde, el tío Oscar. Y luego están las pasiones privadas, claro, que más que santos padres, son como primos-hermanos a los que imitas sin pudor: los míos son Nathan Lane y Kristin Chenoweth.

¿Qué proyectos tienes en mente a corto y largo plazo?

- Pues, la verdad, después de haberme ido este verano a Londres a grabar el disco de ‘El Médico, el Musical’ con la London Symphony Orchestra (LSO) me han entrado unas ganas tremendas de volver a los estudios de grabación y preparar un puñado de canciones que tengo escritas y guardadas en un cajón desde hace demasiado tiempo. Grabarlas a otro nivel, claro. Fue increíble grabar con la LSO, eran como cien musicazos, en los Air Studios de Londres, donde se han grabado las BSO de películas como Star Wars, Superman, Indiana Jones, Harry Potter... a las órdenes de Kevin Killen, que es productor de U2, David Bowie, responsable del sonido de The Commitments...

Los conoces, trabajas con ellos de sol a sol y te das cuenta de que son personas tan brillantes como cercanas. El trato fue muy de tú a tú. Eso te carga las pilas. Quizás el año que entra sea el momento de sacar disco. Y ya, a más largo plazo, con la vista puesta en las próximas temporadas, pues ya sabes que de eso es mejor no hablar, que la vida da muchas vueltas... Sí es cierto que me gusta mucho trabajar con esta compañía, con Iván Macías me siento muy bien, el teatro a veces te da una sensación de familia, parece un tópico pero es verdad.

¿Y sueños por cumplir?

- Apenas he empezado, yo voy a vivir 100 años y estaré trabajando hasta el final. Aunque ahora que lo dices tengo un sueño pequeñito, tipo regalo de cumpleaños o de Reyes. Como me preguntas te lo cuento: ya que mi tierra, Extremadura, tiene un presidente médico, me encantaría verlo alguna vez entre el público de ‘El Médico, el Musical’. Sé que anda con mucho trabajo pero todos tenemos derecho a disfrutar... o eso recomiendan muchos médicos. 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.