quiron salud
  • |
Región Digital

El Mérida se lleva los tres puntos en un derbi de ocasiones discretas

El duelo romano se lo llevó el cuadro emeritense por un discreto gol a cero, pero dejó algunos nombres destacados que le dieron peso al partido.

13 diciembre 2022

Pocas ocasiones y un solitario gol de Carlos Cinta protagonizan un derbi salpicado por la polémica. Con la lluvia como protagonista en la mañana del pasado domingo, el Estadio Romano José Fouto acogió una vez más el esperado choque entre el Mérida y el Badajoz, los dos titanes extremeños que luchan esta temporada por hacerse un hueco en las plazas de ascenso a segunda división. Hubo casi de todo en este ya clásico del fútbol español: jugadas dudosas en ambas áreas, intensidad en los balones divididos, verticalidad y un ambientazo en las gradas que no se desinfló en los noventa minutos. Sin embargo, las ocasiones claras de cara a puerta brillaron por su ausencia.

El duelo romano se lo llevó el cuadro emeritense por un discreto gol a cero, pero dejó algunos nombres destacados que le dieron peso al partido. Para los locales, el protagonista fue sin duda Carlos Cinta, que con su tanto volvió a ser determinante para que su equipo pudiera sumar los tres puntos de la victoria. También Akito Mukai, el extremo japonés, fue otro de los que más luz aportaron al juego, sobre todo a base de participación y desequilibrio.

Entre los visitantes, el que puso la sensación de amenaza por el carril zurdo fue Adilson Mendes, acompañado por un incisivo Francis Ferrón que jugó en punta y que fue sustituido en la segunda parte. Ambos técnicos, Juanma Barrero y José María Salmerón, repitieron los mismos onces después de ganar el pasado martes. Con esta casilla de salida, los pronósticos sobre el derbi en las mejores apuestas online estuvieron marcados por la simetría, sin un claro favorito.

El Badajoz, a por todas desde el principio

Los pacenses sorprendieron en los primeros compases con una presión alta, intentando encerrar a los albinegros en su propio campo y castigando por los costados con salidas rápidas y transiciones vertiginosas. El intento de dominio del Badajoz estaba siendo más que evidente, pero la falta de definición entre los tres palos terminó ahogando cada una de estas jugadas iniciales.

Este arranque prometedor sorprendió al Mérida, incapaz hasta ese momento de elaborar circulaciones más o menos duraderas. Ante la imposibilidad de ajustarse al sistema desplegado por el eterno rival, los de Barrero tuvieron que valerse de la fórmula del balón parado. Hubo que esperar hasta el minuto 11 para que llegase el primer aviso emeritense. Un pase profundo de Bonaque encontró en zona ofensiva a Lolo Pla, que supo regatear a Kike Royo y fabricarse un disparo que fue directo al lateral de la red. La insistencia local rebajó el ímpetu del Badajoz y volvieron a equipararse las fuerzas.

Con el paso de los minutos, la polémica en las áreas hizo acto de presencia. La primera jugada dudosa vino del lado de los pacenses, que se quejaron de una disputa entre Nacho González y Ferrón que acabó con derribo de este último. Le siguió una muy parecida de los romanos en el área contraria, después de un saque de esquina que acabó en nada.

Pese a ello, las ocasiones cerca de la portería fueron disminuyendo, lo que elevó el juego a balón parado como estrategia con la que incidir para llevarse la contienda. Bonaque estuvo cerca de adelantar a los suyos con un cabezazo muy forzado al que no consiguió dar dirección tras el córner. Minutos antes de marcharse a vestuarios, Adilson pudo zafarse de su defensor y dirigir un centro a Alfaro. No obstante, la acción fue anulada por el juez de línea, debido a que la pelota había traspasado la línea de banda.

Cambio de tornas

Desde que el árbitro reanudó el juego en la segunda parte, el partido se le puso de cara al Mérida. La tuvo el cuadro blanquinegro a los tres minutos en las botas de Cinta, que interceptó un pase de Cordero a Kike, regateó al guardameta y se inventó un lanzamiento que terminó marchándose fuera por muy poco. Tras esto, apareció Akito para perforar la portería rival. Solo fue un susto para los pacenses, puesto que el jugador nipón se encontraba en fuera de juego.

Ya en el 59 vendría el primer y único tanto del partido. Desde la banda izquierda Meléndez colgó un balón al área que Cinta consiguió rematar sin oposición alguna, a prácticamente un metro de Royo. El portero se interpuso en la trayectoria del disparo, dejando un rechace mínimo que volvió a caer en las botas del pichichi romano, que esta vez no perdonó. El 1-0 subió al electrónico.

Duró poco la celebración en la grada, que instantes después vio cómo Ferrón estuvo a punto de devolver el golpe con un cabezazo que acabó en las manos de Palomares. Con el tiempo agotándose y la urgencia encima, ambos técnicos agotaron sus opciones a base de cambios. En el lado del Badajoz, Salmerón metió a José Más en el lateral derecho y a Zelu y Soto arriba para buscar la igualada, mientras que los emeritenses refrescaron su delantera con el objetivo de aprovechar alguna contra.

Con el pitido final y la consecución de los tres puntos, el Mérida escala hasta la séptima posición de la tabla y encara, ya sin presión, su próximo enfrentamiento ante el Córdoba, el líder del grupo.

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.