Región Digital
extremadura es agua

La exposición de pintura “Compro bonito, vendo barato” de Javier García Rico se puede visitar en el Ateneo de Cáceres

En sus cuadros utiliza diversas técnicas tan actuales como el graffiti, "que ofrece rapidez y eficacia", los "tránsfer fotográficos" o el polvo en suspensión, además de diseño de impresión digital.

23 abril 2009

¿DE DÓNDE SURGE EL "HOMBRECILLO VERDE"?

Según cuenta Javier García Rico en su propio blog, ‘El hombrecillo verde' surge "como una identificación personal hacia un ser tan entrañable como es el hombre del semáforo".

"Es a través de esta experiencia visual un medio por el que me desenvuelvo y encuentro los instantes de los que se compone la vida... Tomando como referencia el anonimato y las vidas cruzadas, en una situación en la que si estas en verde se incita al movimiento a no ser que no te hayas percatado. Momentos, que a fin de cuentas... no duran más que un ámbar", concluye.

El Ateneo de Cáceres acoge hasta el próximo 15 de mayo una crítica a la sociedad actual basada en tantos por ciento, índices de audiencias y ganancias millonarias, plasmada en la exposición pictórica de Javier García Rico, conocido artísticamente como "El hombrecillo verde".

Bajo el título "Compro bonito, vendo barato", la muestra inaugurada esta semana presenta una serie de pinturas, collages e instalaciones llenas de simbolismos que ha realizado el autor en los últimos meses utilizando diversas técnicas tan actuales como el graffiti, "que ofrece rapidez y eficacia", los "tránsfer fotográficos" o el polvo en suspensión, además de diseño de impresión digital.

A través de todas estas prácticas, García Rico ha asegurado que el objetivo de su obra es "interactuar con el espectador". Y es que según el propio artista, "entendiendo el arte como un medio de comunicación, la exposición pretende alzar una voz más al aire como una crítica al neocapitalismo y desenfreno de la sociedad actual", tal y como ha informado el Ateneo de Cáceres en una nota de prensa.

Nacido en Huelva, pero con una gran vinculación con Extremadura al ser toda su familia originaria del Valle del Jerte (Cáceres), desde muy pequeño Javier García Rico ya mostró inquietud por el mundo artístico, que en un primer momento plasmaba a través de pequeños muñequitos, para pasar después a una época de mayor abstracción, tratando de evocar a su admirado Dalí.

El pasado año desarrolló una amplia experimentación sobre la materia que le llevó a realizar su primera exposición individual en "la Otoñada" del Valle del Jerte, trabajo que abrió un período de reflexión con el objetivo de desarrollar un proyecto que se acercase aún más a la realidad social del momento y de esa reflexión surgió la exposición que ahora puede visitarse en el Ateneo.

Actualmente estudia cuarto curso de Bellas Artes en Salamanca y prepara una posible exposición de fotografías para el verano, a la espera de conseguir la financiación necesaria. En su futuro inmediato, pretende seguir sus estudios en Bélgica, gracias a la beca Erasmus que ha conseguido para el próximo año.

 

 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.