quiron salud
  • |
Región Digital

En Asamblea Extremadura, Eduardo Madina y Borja Sémper recuerdan el valor de la memoria

Han presentado 'Todos los futuros perdidos', contribuir a memoria en su "duelo al sol" con el olvido del dolor provocado por cinco décadas terrorismo ETA

09 junio 2022

Rd/Ep

Con su trabajo, Eduardo Madina y Borja Sémper han querido aportar un "pequeño granito de arena" para que en el futuro no se vuelva a vivir como "normal" la violencia que azotó al País Vasco más directamente pero también a todo el país, y en el que cuentan sus vivencias como jóvenes vascos, ambos políticos de signos diferentes, que vivieron en sus propias carnes el sufrimiento del terrorismo, marcando sus vidas para siempre, como la del resto de la sociedad en Euskadi.

La presentación ha tenido lugar en la Asamblea de Extremadura, en Mérida, con la presencia del Presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, la Presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín, junto al expresidente Juan Carlos Rodríguez Ibarra, miembros del Ejecutivo Regional, diputados de diferentes grupos parlamentarios y, público general que, han querido acompañar a los autores.

Al inicio acto, organizado en el seno de Aula Hoy, la periodista Lourdes Pérez, conductora del mismo, ha nombrado a todas y cada una de las 55 víctimas extremeñas de la banda terrorista ETA, planteando varios pasajes del libro que han servido para que los autores, acompañados por el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, compartieran su experiencia como víctimas de ETA, tratando de explicar cómo era la vida cuando las amenazas, los asesinatos, los atentados terroristas se recibían con "normalidad" en el País Vasco.

Además, la vida con escolta con apenas 18 años, la indiferencia de parte de la sociedad vasca ante la violencia o los recuerdos que perduran en la memoria sobre las vidas segadas en su propio entorno, han sido algunos de los temas abordados.

Madina ha comenzado hablando, por invitación de la presentadora, sobre su propio atentado con coche bomba, del que el pasado mes de febrero se cumplieron 20 años y en el que perdió una pierna.

De ese momento, se ha referido a que nunca ha vuelto a tener un momento de lucidez como el que experimentó al despertarse en el hospital, en el sentido de que, a pesar de lo ocurrido, su vida seguía siendo suya y no de ETA.

Junto con ello, ha matizado "que mis ideas estuvieran intactas, que los sentimientos permanecieran impermeables, que mi jerarquía de valores no se modificara después de que hubieran venido a por mí y a por tanta gente", conforman un camino, el que tomó aquellos días, que le hacen sentir "muy orgulloso".

Por su parte, Sémper ha recordado que con 16 años asistió "prácticamente en directo" al atentado que acabó con la vida de un policía nacional. Ver su cuerpo en el suelo le hizo "despertar" y empezar a ver como "anormal" algo que estaba "normalizado" en la sociedad vasca.

También, ha explicado que "estaba normalizado que asesinaran a alguien por vestir un uniforme determinado, acosar a personas por la calle o que las asesinaran por pertenecer algún partido político"; aquello le hizo acercarse a la política, y con 18 años como concejal del PP ya tenía escolta, y con 23 obtuvo la licencia de armas y tenía en casa una pistola, lo cual visto ahora, es un "reflejo de la absoluta anormalidad" en la que convivían.

En otro pasaje, Madina ha hecho alusión a la "inversión de la jerarquía de valores" que se produjo, durante cinco décadas en Euskadi, en referencia a que "algunos" creyeron que las ideas tenían más valor que la vida de las personas.

Para el ex político, un "fallo" del sistema de valores ante el que "convendría hacer muchas contribuciones de memoria", pero no para pasar "facturas", sino para que "nunca más vuelva a pasar", considerando "estratégico en términos de país blindar la memoria para que el futuro sea más sólido" y lo que ocurrió en aquellos años "nunca más vuelva a pasar".

Por ello, Madina ha reiterado que este libro es el "pequeño granito de arena" de ambos "en el duelo al sol que se libra entre la memoria y el olvido".

Fernández Vara

El Presidente Extremeño ha recordado lo que es hoy un país como España sin el terrorismo de ETA, "por éso, es muy importante mirar atrás sin iras para no olvidar de dónde venimos y así saber dónde queremos ir".

En su intervención, Fernández Vara indicado que aunque la banda terrorista nunca llegó a cometer un atentado en Extremadura, entre sus más de 800 víctimas mortales, 55 habían nacido en la región extremeña.

"Policías, guardias civiles, operarios de la construcción, extremeños que salieron de aquí en los años 60-70 porque aquí nos les podíamos ofrecer un futuro. Por eso ahora es importante mirar al futuro con esperanza, como lo estamos haciendo desde Extremadura".

Por último, el presidente de la Junta de Extremadura ha señalado que la sociedad actual agradece aquellos referentes basados en el respeto y en el diálogo, "lo que se refleja perfectamente en este libro donde dos personas, Eduardo y Borja, con culturas políticas diferentes, han demostrado que se puede ser amigos y cómplices aun pensando de forma diferente".

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.