the geco
  • |
Región Digital

La OEx continúa 'Grabando con artistas' y presenta un videoclip con Mili Vizcaíno

Lo han hecho de la canción 'De tacones y vielas', un canto de admiración al fado y a la cultura portuguesa.

05 junio 2020

La Orquesta de Extremadura (OEx) continúa 'Grabando con artistas' y presenta un videoclip con Mili Vizcaíno de la canción 'De tacones y vielas', un canto de admiración al fado y a la cultura portuguesa.

En concreto, el segundo episodio de la serie 'Grabando con artistas', de la Orquesta de Extremadura, está protagonizado por Mili Vizcaíno y, al igual que la canción que abrió la serie, 'La paloma de Picasso' con Luis Pastor, es una obra que se arregló originalmente por Enrique Tejado, para ser interpretada en concierto con la orquesta, enteramente dedicado a los Colores de la lusofonía.

Finalmente se presenta como videoclip y ya puede verse en los perfiles oficiales de la Fundación Orquesta de Extremadura, tal y como informa la agrupación extremeña en una nota de prensa, en la que ha indicado que, de nuevo, se ha producido reuniendo las grabaciones individuales de todos los actuantes, todo bajo la producción artística de César Guerrero, realización de Alejandro Vallejo y mezcla de audio de Elescondite Estudios.

Además, cuenta con localizaciones tan diferentes como los propios hogares de los músicos, un set de rodaje de REC Army Producciones y exteriores en Lisboa, escenario de la historia cantada.

HOMENAJE AL FADO

Y es que, según ha destacado la OEx, 'De tacones y vielas es un homenaje al fado, con dedicatoria a la fadista Beatriz da Conceição y con un trasfondo cómico, fruto de una experiencia biográfica.

De hecho, el personaje de Catherine, encarnado por Mili Vizcaíno, narra en primera persona su rebeldía y lucha por cantar fado en Lisboa, sin ser portuguesa.

La propia Mili Vizcaíno define esta canción como un fado marcha que hizo junto a Gustavo Roriz: "Él, brasileño, tocaba viola caipira con técnica de guitarra portuguesa. Yo, española, cantaba con mi marcado acento los fados que tanto me emocionaban. Una noche Gustavo me llevó a cantar a una tasca, pero la dueña, muy enfadada, se negó porque allí sólo cantaban fado los portugueses".

"Aquello nos removió por dentro y lo transformamos en una canción cómica, narrada por Catherine, un personaje que me acompañaba en las bromas con mis amigos. Perdida por las vielas, enganchada al bagaço, caminando con sus tacones sin tropezar, Catherine se enfrenta a grandes desafíos pero no se desanima, porque tiene muy claro que quiere ser fadista y que hay que perseguir los sueños", indica Vizcaíno.

Por tanto, la canción se convierte en un acto de rebeldía, pero también en admiración por la cultura portuguesa. Menciona a Amália Rodrigues, evoca letras antiguas como 'Que Deus Me Perdoe', alude a frases típicas como "silêncio, que se vai cantar o fado", y a lugares como Alfama, Mouraria o Bairro Alto, grandes altares de la cultura fadista.

Además, el apunte autobiográfico de la canción se cierra unos años más tarde, con Mili Vizcaíno cantando un fado antiguo llamado 'Canção de Lisboa', en un local de Mouraria.

"Está aquí Beatriz da Conceição, la primera persona que grabó ese fado, y quiere que se lo cantes a ella", le advirtieron que desvela que "con una institución del fado como Beatriz cogiendo su mano y animándola a cantar, culmina esta historia", concluye la OEx.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.