fundacion cb
  • |
Región Digital

Diputación Cáceres expone documentos pedagógicos sobre escuela II República y Franquismo

'Lápiz, tiza, pizarra' es el título de esta exposición organizada coincidiendo con el inicio del curso escolar y que saca a la luz la riqueza del Archivo.

19 septiembre 2019 | Publicado : 14:09 (19/09/2019) | Actualizado: 16:16 (19/09/2019)

La sala Pintores 10 de la Diputación de Cáceres expone una nueva muestra del programa denominado 'Hablan nuestros documentos' que, en esta ocasión, da a conocer documentos sobre dos modos de entender la pedagogía en el siglo XX, con material perteneciente a la II República y a la época franquista.

En concreto, 'Lápiz, tiza, pizarra' es el título de esta exposición que se ha organizado coincidiendo con el inicio del curso escolar y que saca a la luz la riqueza del Archivo y la Biblioteca provinciales.

Se trata de la quinta edición de este programa que expone material documental y bibliográfico sobre temas concretos que muestran la vida y la realidad en otra época.

En este caso, se dan a conocer nueve documentos que muestran dos modos diferentes de entender la pedagogía en el siglo XX colocados en dos vitrinas. Una bajo el título 'Pupitre de alumnos', correspondiente a la II República, y otra nominada 'Mesas de maestros', perteneciente a la etapa franquista. La muestra se inaugura este viernes, día 20, en el citado edificio de la capital cacereña.

PUPITRE DE ALUMNOS

En la vitrina de 'Pupitre de alumnos' se muestran dos modos de entender la pedagogía: el experimento freinetiano que llevaron a cabo dos maestros de Las Hurdes entre 1932 y 1933, y un álbum de trabajos escolares de 1947.

Entre 1932 y 1933, los maestros José Vargas Gómez, de la escuela de la Factoría de los Ángeles, y Maximino Cano Gascón, de la de Las Huertas, ambas en el término de Caminomorisco, en Las Hurdes, ensayaron con sus alumnos el método pedagógico de Célestin Freinet.

Este método pretendía, en palabras de Jesús Palacios, "una escuela viva, continuación de la vida familiar, de la vida del pueblo y del niño. La única forma de despojar a la educación de la mística aristocrática en que se encuentra envuelta y de convertirla en una preparación y una puesta a punto para la vida, es ligarla, cada vez más vigorosamente, con la vida, con el pueblo, con sus problemas y realidades".

Una de las labores que Freinet aconsejaba, y que se siguió en estas escuelas de Las Hurdes, era la creación de un periódico escolar, redactado, ilustrado e impreso por los niños, que mantenían correspondencia con otras escuelas freinetianas.

La Diputación de Cáceres conserva un ejemplar de 'Enfantines', publicado por el mismo Freinet, con las colaboraciones enviadas por los niños de Caminomorisco, y que ya habían aparecido en los periódicos "Ideas y Hechos" y "Niños, pájaros y flores". Libres de la influencia de los adultos, los niños escribían y pintaban en estos periódicos sus vivencias y sus opiniones.

Terminada la guerra, con la victoria de las Francisco Franco, se instaló en las escuelas la educación nacionalcatólica, hasta la muerte del dictador en 1975. "Los experimentos pedagógicos desaparecen y todo aprendizaje queda supeditado a la memoria y a los dogmas del catolicismo, prohibiéndose cualquier intento de visión personal o de crítica", tal y como informa la Diputación cacereña en una nota de prensa.

En 1947, la inspectora jefe de Enseñanza Primaria de Cáceres, Fidela Fernández Escamilla, reunió en un álbum una colección de trabajos escolares de la provincia de Cáceres que se regaló a Franco. Las láminas, de pulcra caligrafía y con ilustraciones coloreadas (algunas de ellas de indudable encanto infantil), reflejan la educación de la época. Hay también, al final, algunas labores de encaje realizadas por niñas. Este álbum fue donado al Archivo de la Diputación de Cáceres por D. Enrique Llamas Agúndez.

MESAS DE MAESTROS

En la vitrina 'Mesas de maestros' se pueden ver documentos relativos a dos maestros de muy distinta suerte: la vida casi anónima de Dolores Rodríguez Rodríguez, maestra de las Escuelas Normales de Cáceres desde 1905, y la vida notoria de Adolfo Maíllo García, cuya influencia pesó sobre la educación de los españoles a lo largo de tres décadas.

Adolfo Maíllo García nació en Malpartida de Plasencia en 1901 y murió en Madrid en 1995. Comenzó a escribir estudios sobre pedagogía al poco de licenciarse como maestro, y en 1932 fue nombrado inspector de Enseñanza Primaria en Cáceres y más tarde en Salamanca.

A partir del final de la Guerra Civil, se convirtió en el escritor por excelencia de los libros escolares del franquismo de lecturas o cálculo que se utilizaron en las aulas en los años 40 y 60 del siglo pasado.

Llegó a ocupar los cargos más altos de la administración, siempre relacionados con la educación como secretario de la Junta Central contra el Analfabetismo, asesor técnico del Ministerio de Información y Turismo, inspector general de Enseñanza Primaria y Miembro de la Delegación Española en la Asamblea Internacional de Instrucción Pública, en Ginebra. En 1977, legó su archivo personal al Archivo de la Diputación Provincial de Cáceres.

María de los Dolores Rodríguez Rodríguez, que nació el 21 de abril de 1885, obtuvo en 1905 el título de maestra y comenzó a trabajar en las Escuelas Normales de Cáceres.

Entre los documentos que se conservan en el Archivo de la Diputación Cáceres se puede ver un cuaderno, para su uso personal, con copia de cartas y documentos oficiales relativos a su carrera; una serie de dibujos a lápiz (artísticos y lineales) con el visto bueno de Julián Perate y Juan Sanguino, fechados en 1902; un álbum de caligrafía realizado por ella misma, seguramente para que sirviera de modelo a las niñas; otros documentos de diversa índole, entre los que se encuentran bonos para el balneario de Baños de Montemayor y recetas con medicación contra el reuma, que debió de padecer a partir de 1920.

Uno de los documentos más curiosos es un pequeño cuaderno en el que María Dolores anotaba sus "faltas", contando las veces que incurría en ellas y haciendo firmes propósitos de no volver a pecar. No está fechado, pero es probable que sea anterior a su labor como maestra, cuando aún estaba estudiando.

Entre la larga lista que detalla se puede leer: faltas de modestia, faltas de respeto, faltas de soberbia, faltas de no estudiar, faltas de no coser, faltas de reñir con mis hermanas, faltas del piano por no estudiar, faltas de reñir con las niñas, faltas de envidia de las niñas, faltas de venir contando a mi casa cuentos, faltas de criticar, faltas de burla, faltas de desobedecer a mi mamá, etc.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.