Región Digital
RAEES

Casi 3.000 personas en la III Edición Horteralia de Cáceres

El certamen hace un homenaje a Chiquito de la Calzada y estrena su propio himno creado por Leonardo Dantés

25 noviembre 2017 | Publicado : 18:11 (25/11/2017) | Actualizado: 00:40 (28/11/2017)

Con estampados imposibles, mucho 'brilli brilli' y un olor a cocido extremeño ha dado comienzo Horteralia, el festival que parte la pana.

A las 14,00 horas el pabellón Teodoro Casado abría sus puertas a las oleadas de #Hortefans que, desde todos los rincones de España, e incluso de parte del extranjero, han llegado a Cáceres dispuestos a 'partir la pana' durante las más de 12 horas de música y diversión que ofrecería la jornada.

El pistoletazo de salida ha corrido a cargo de la pregonera de la presente edición, el ídolo de la canción yeyé Karina que, con temas como 'El Baúl de los Recuerdos', 'Aire de fiesta' o 'Romeo y Julieta', ha hecho que los hortefans se conviertan también en KarinaLovers.

Después de esta apoteosis sesentera han hecho su aparición los Carnical Brothers, con un show de bizarrismo ilustrado. Y acto seguido, Las Despechadas Pinchadiscos, más conocidas como las Sonia y Selena de Teruel, haría mover el esqueleto a todo el mundo con mezclas imposibles, como Los Planetas y Gloria Estefan.

El escándalo total llegaría con Ladilla Rusa gracias a hitazos como Bebo, De bar en peor o Macauli Culkin; y los más hortefans más indies disfrutaron de lo lindo con los siempre geniales Papa Topo, que han hecho vibrar al Teodoro Casado con Oso Panda o Sangre en los Zapatos.

Uno de los momentos más esperados del festival, el acto de entrega de los premios 'Riñonera de Oro', 'Hombrera de Plata' y, en esta edición uno más, el 'mercadillo Franco', ha contado este año con un inigualable maestro de ceremonias, Privan Decamp. Junto a él, y a los miembros del jurado, Perra de Satán, Álvaro Velasco y la directora Aldara Filgueiras, más de 20 hortefans, luciendo palmito y mostrando al mundo su look Amancio Hortera, han subido al escenario para disputárselos.

Momentos estelares

Pero, Horteralia es mucho Horteralia, y tenía guardados un par de ases en la manga, dos momentos que han hecho muy especiales la jornada. El más emotivo ha sido el vídeo homenaje a Chiquito de la Calzada, una de las figuras más queridas del público; pero posiblemente el que más sorpresa ha causado, por si todo lo demás fuera poco, ha sido la actuación estelar de Leonardo Dantés para estrenar en directo el Himno Oficial de Horteralia, creado, además de interpretado, por el propio Dantés.

Tras este continuo ascenso de emociones y bailes han salido al escenario, como un torrente, las estrellas de los años 80 Un Pinguino en mi Ascensor, que han llenado de música, risas y buen humor el ambiente hortera. Después llegarían los 90 de la mano de los míticos Viceversa y Ku Minerva, acompañados por Cherry Coke DJ, que había preparado una sesión especial con temas que cualquier Millenial se sabe al dedillo.

Y la guinda del pastel la ha puesto, como no podía ser de otra manera, Olé Olé con la gran Vicky Larraz, con los que los más de 2.500 hortefans reunidos en el pabellón Teodoro Casado han podido cantar temazos que están aún muy presentes en la memoria musical colectiva, como 'No Controles', 'Voy a Mil' o 'Bravo Samurai'.

Horteralia 2017 será recordada como una edición épica, una de las citas más importantes del año, capaz de mezclar varias generaciones a base de cardados, colores imposibles y canciones de ayer, de hoy y de siempre.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.