the geco
  • |
Región Digital

MIR Servicios Urgencias Complejo Hospitalario Cáceres convocan huelga indefinida

A partir del día 18 de noviembre por el "exceso de trabajo, la carga de responsabilidad y la falta de respuesta" por parte de la Consejería de Sanidad.

06 noviembre 2019 | Publicado : 19:11 (06/11/2019) | Actualizado: 21:00 (06/11/2019)

Ep

Los Médicos Internos Residentes (MIR) que realizan guardias en el Servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario de Cáceres (Hospital San Pedro de Alcántara y el Hospital Universitario) han convocado una huelga indefinida.

Con este acto de protesta, los 150 médicos residentes pretenden reclamar una formación y una docencia "digna" que garantice una sanidad de calidad a los pacientes que acuden a los centros hospitalarios cacereños, ya que consideran que el número de médicos adjuntos no es el suficiente para compaginar el servicio asistencial y el formativo que los MIR deben recibir.

Según el comité de huelga, en este momento la organización actual de la guardia de Urgencias en el San Pedro, está compuesta por dos o tres adjuntos y ocho residentes para atender a adultos, observación y pediatría. En el Hospital Universitario hay dos adjuntos y como mucho dos residentes, una plantilla que consideran "insuficiente".

El portavoz de los residentes, Antonio González, ha explicado que la supervisión y la docencia en el Servicio de Urgencias "es inadecuada", y "no por falta de compromiso o de formación por parte de los adjuntos que allí trabajan, sino por el número insuficiente de los mismos y la carga asistencial, sobre todo con la apertura del nuevo hospital sin ningún aumento de plantilla, incluso disminuyendo ésta por bajas y jubilaciones".

Según ha indicado, hay entre uno y tres adjuntos para la supervisión de los pacientes asistidos por parte de los residentes, adjuntos que además cumplen sus tareas asistenciales del servicio a tiempo completo, lo que hace que dichas labores de supervisión y docencia "no se puedan garantizar de manera correcta".

Esta situación, que se viene sufriendo desde hace "años", ya se puso en conocimiento de la Dirección Asistencial y del Comité de Docencia el pasado mes de junio de este mismo año por parte del Servicio de Urgencias y "no ha habido ninguna mejora" ni se ha conseguido "respuesta alguna".

Ahora, el objetivo es, según ha explicado Mónica Rejas, que las autoridades sanitarias pongan fin a esta situación y mejore las condiciones para, llegado el caso, desconvocar la huelga.

"Debido a la falta de personal médico adjunto, tanto ellos como los residentes asumimos el exceso de trabajo en unas urgencias ya de por sí saturadas, conllevando una disminución o desaparición de los turnos de descansos tan necesarios cuando hablamos de veinticuatro horas de desarrollo laboral físico y mental", ha señalado González.

Los MIR aseguran que son "conscientes" de las repercusiones que puede tener esta huelga tanto para ellos como para el Servicio de Urgencia, así como para los pacientes. Pero también han considerado que permitir que la situación actual continúe "no refleja una sanidad de calidad, ya que se presta un servicio subóptimo al ser atendida gran parte de la población por médicos en formación que toman decisiones sobre su salud en ocasiones con un nivel de responsabilidad y presión que no se correlaciona con el que le corresponde".

OBJETIVOS DE LOS MIR

Así las cosas, las objetivos que persiguen los médicos residentes son procurar "una formación y una docencia digna" basándose en un Protocolo de Supervisión (obligatorio según el Real Decreto 183/2008) en el que se aclaren los niveles de responsabilidad progresiva y de supervisión, además de las competencias a adquirir según el año de residencia.

Para ello reclaman un mínimo suficiente de adjuntos que puedan ejercer una función docente, supervisora y formativa con condiciones laborales dignas para ellos.

Al igual que ocurre en otros centros, quieren que se considere la existencia del rol de "adjunto consultor" liberado de carga asistencial y centrado en la labor de los médicos internos residentes.

"Los residentes no somos servicios mínimos, por lo que no consideramos oportuna la realización de guardias extras de forma obligatoria o suplencia de médicos adjuntos en función de las necesidades del servicio", asegura el comunicado que han difundido en la comparecencia.

Como último objetivo, creen necesaria la presencia física de un adjunto exclusivo para las guardias de urgencias pediátricas. Todo esto hasta que el Hospital San Pedro de Alcántara cuente con una puerta específica para esta parte de la población, dependiente del servicio de pediatría.

"Nuestra intención no es otra que procurar una atención segura y de calidad para los pacientes además de trabajar con unas condiciones dignas que respeten nuestros derechos, laborales y formativos", concluyen.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.