euroace
  • |
Región Digital

Personas con discapacidad intelectual visitan el restaurante Atrio en Cáceres

Forman parte del programa 'Uno a Uno' de la Fundación ONCE 'Cocinando por la inclusión'.

17 junio 2019

Ep.

Un total de cinco personas con discapacidad intelectual que forman parte del programa 'Uno a Uno' de la Fundación ONCE 'Cocinando por la inclusión' han visitado el restaurante Atrio de Cáceres, donde han sido recibidos por el chef de innovación, Alberto Montes.

Montes les ha brindado una clase rápida de cómo elaborar una sopa extremeña convertida en una "finger food" para comer con las manos. Se elabora como una empanadilla con un base de raíz de taro, un tubérculo sin gluten, que va relleno de la sopa de tomate reducida y se sirve con higo.

Se trata de un plato tradicional al que se le "da una vuelta", según ha dicho el chef, que transforma este plato extremeño en algo más moderno con la utilización de técnicas de vanguardia.

A los jóvenes les ha recomendado que "se lo tomen con calma" y que "lo que hagan, lo hagan con amor porque con el tiempo les saldrá bueno y estará bien".

De esta forma, el establecimiento, situado en la plaza de San Mateo de la capital cacereña y con dos estrellas Michelín, ha abierto sus puertas para dar a conocer su proyecto gastronómico a Plena Inclusión Montijo, asociación que trabaja para mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual y/o del desarrollo y sus familias.

Hasta allí se han desplazado cinco alumnos que han podido disfrutar de primera mano de la formación gastronómica ofrecida por este chef.

Para Yolanda Farrona ha sido una experiencia importante porque le gusta la cocina "desde siempre", según ella misma ha dicho a los medios de comunicación.

"Estoy aprendiendo porque me gusta ser cocinera y también la repostería porque me gusta hacer recetas en casa con todo el amor y el cariño", ha dicho.

Para Jesús Caldito, otro de los alumnos, también ha sido un día especial porque le gusta "mucho" la cocina y aprender cosas nuevas.

Otra de las alumnas, Natividad Pinilla, también ha disfrutado con esta experiencia aunque confiesa que lo que le gusta de la cocina es "hacer cosas fáciles" como tortillas o chuletas.

La monitora de cocina del proyecto 'Uno a uno', Monserrat Moscatel, ha explicado que el objetivo de esta iniciativa es insertar a personas con discapacidad en el mundo laboral y el sector de la restauración puede ser una posibilidad.

Para ello, estos alumnos reciben de lunes a miércoles clases teóricas con monitores y los jueves y viernes realizan clases prácticas en centro de trabajo como restaurantes, bares o cocinas de centros como colegios o guarderías.

"Ellos están perfectamente cualificados para cualquier puesto y como cualquier persona", subraya Moscatel, que añade que lo "único" extraordinario que estas personas necesitan a la hora de abordar un aprendizaje es "más cariño".

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.