• |
Región Digital

Se ultima proyecto plataforma única en calles de obispos de Cáceres saldrá a licitación

Está a punto de concluir su redacción y la obra saldrá a licitación antes de final de año, o a principios 2019 para seguir avanzando en la peatonalización

25 septiembre 2018 | Publicado : 14:09 (25/09/2018) | Actualizado: 16:53 (25/09/2018)

El proyecto de construcción de una plataforma única en las calles Obispo Ciriaco Benavente, Segura Sáez y Clemente Sánchez Ramos, está a punto de concluir su redacción y la obra saldrá a licitación antes de final de año, o a principios del que viene, para seguir avanzando en la peatonalización del centro de Cáceres.

Para recabar propuestas y consensuar en la medida de lo posible el proyecto con los vecinos residentes y empresarios de la zona, el ayuntamiento tiene previsto convocar una reunión el próximo mes de noviembre para determinar la mejor forma de llevar a cabo esta actuación urbanística, que afecta a tres calles muy transitadas de la ciudad.

El portavoz del equipo de Gobierno local y concejal de Seguridad Ciudadana, Rafael Mateos, ha explicado este martes que la obra se realizará por periodos para no interferir demasiado en la vida diaria de los negocios de la zona.

"Se hará por fases para compatibilizar la obra con algunas épocas como la Semana Santa o la feria", ha dicho Mateos a preguntas sobre este asunto tras la presentación de una iniciativa de hosteleros de esa zona para celebrar este fin de semana la Feria de San Miguel con actividades de ocio familiar.

Mateos ha adelantado, a falta de concluir los detalles del proyecto como el presupuesto final y el plazo de ejecución de la obra, que esta zona contará también con cámaras de control de tráfico para que los residentes puedan acceder a sus garajes y se estipulará una zona concreta y un horario específico para la carga y descarga de mercancías.

FERIA DE SAN MIGUEL

Precisamente unos 14 hosteleros de esta zona y de la ya peatonalizada calle San Pedro de Alcántara han organizado para este fin de semana una serie de actividades para dinamizar estas vías y recuperar el espíritu de la Feria de San Miguel, una de las dos con las que contaba la ciudad y que se suprimió hace años.

Para ello, el corte al tráfico de las tres calles de los obispos que habitualmente se realiza en fin de semana, se adelanta al jueves al mediodía, de manera que a partir de esa hora quedará ya restringido el paso de vehículos para favorecer el tránsito de personas.

No se instalarán barras dispensadoras de bebida en la calle pero sí se podrán colocar veladores en parte de la calzada al no permitir el paso de coches por lo que se podrá ocupar la vía de forma excepcional. "Se trata de dinamizar el centro con actividades de contenido familiar y gastronomía tradicional", ha explicado Mateos.

Eduardo Álvarez, uno de los promotores, ha adelantado que desde este viernes hasta el domingo día 30, habrá monitores en las calles que realizarán con los más pequeños diversos talleres como globoflexia. El fin de semana, un grupo folclórico amenizará las terrazas mientras los asistentes pueden degustar una carta de tapas elaborada para la ocasión con productos de la tierra como las migas, la caldereta o el cochifrito.

Álvarez ha explicado que la colaboración de esta quincena de hosteleros puede ser el inicio de una futura asociación empresarial similar a la que se ha realizado en otras zonas de la ciudad. "Esa es la idea que tenemos porque todos nos necesitamos unos a otros a la hora de poner en marcha acciones", ha concluido.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.