fomento empleo
  • |
Región Digital

La Diputación de Cáceres abre una oficina de atención al ciudadano

Punto destinado al ciudadano para resolver las dudas y acercar la institución a las personas que necesiten realizar algún trámite con esta administración

02 enero 2018 | Publicado : 14:01 (02/01/2018) | Actualizado: 14:28 (02/01/2018)


La Diputación de Cáceres ha abierto, en la primera planta del edificio provincial en la capital cacereña, una oficina de atención al ciudadano para resolver las dudas y acercar la institución a las personas que necesiten realizar algún trámite con esta administración. El horario es de 9,00 a 14,00 horas.

La presidenta de la diputación cacereña, Rosario Cordero, ha indicado que se trata de un "compromiso" que adquirió su equipo de Gobierno para facilitar a las personas toda la información que necesiten y para que se visibilice la política que se hace "día a día" en los pueblos.

En esta oficina se atiende de forma personal aunque también se pueden hacer consultas telefónicas pero ya no saltará una centralita, sino que las dudas de los ciudadanos se atenderán directamente por las dos personas que estarán en la oficina, las cuales ofrecerán "una información detallada" de lo que se necesita en cada trámite o consulta. "Se acabó ir de centralita en centralita para resolver un problema", ha dicho Cordero.

Según ha dicho la presidenta, el "sentir de la casa" era que se hacía necesaria una oficina de este tipo porque "la atención a los ayuntamientos está asegurada por los servicios que presta la diputación" pero "la atención a los ciudadanos era necesaria" y, teniendo en cuenta la experiencia de otras administraciones intermedias, se ha puesto en marcha esta oficina para "estar más cerca de los ciudadanos".

Respecto a las dos personas que van a atender esta oficina se ha buscado a trabajadores que "pudieran tener en su cabeza" todo el organigrama de la diputación para abarcar las diferentes áreas de información. La responsable de la oficina es Agustina Caballet, una diplomada que lleva treinta años trabajando en la casa y con mucho conocimiento de la institución. "El resultado será bueno y el tiempo lo dirá", ha sentenciado Cordero.

LEY MEMORIA HISTÓRICA

Respecto a la creación de una comisión para revisar que los municipios que quieran acceder a subvenciones provinciales cumplen la Ley de Memoria Histórica, Cordero ha recordado que, tal y como se aprobó el pasado 24 de noviembre, las localidades que quieran optar a las ayudas de la diputación provincial tendrán que acreditar que cumplen la citada ley y que en sus calles y edificios no quedan vestigios franquistas.

Esa comisión se encargará de estudiar "de oficio" los posibles símbolos del régimen franquista y se "ayudará" a los ayuntamientos a retirarlos. La comisión se constituirá en breve y, "en cuatro o cinco meses", se hará un estudio de todos los pueblos de la provincia para empezar a actuar con la retirada de símbolos franquistas en el segundo semestre del año.

La presidenta ha reiterado que la Ley de Memoria Histórica "debe ser cumplida por todos", y ha asegurado que la composición de la comisión "la decidirá el Gobierno provincial", aunque no ha cerrado la puerta a que puedan formar parte de ella diputados de otros grupos políticos con representación en la corporación provincial.

"Vamos a crear una comisión del acuerdo de todos pero que cumpla el fin que tiene previsto, porque tanto el PSOE, como el PP y Ciudadanos queremos que se cumpla la ley y eso es lo que tenemos que tratar de hacer", ha concluido.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.