the geco
  • |
Región Digital

Desmantelado grupo dedicado a trata seres humanos con fines de explotación sexual en Zafra

Su "modus operandi" consistía en captar mujeres marroquíes que se encontraban irregularmente en España "altamente vulnerables por falta de medios".

21 febrero 2020 | Publicado : 14:02 (21/02/2020) | Actualizado: 15:43 (21/02/2020)

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas, dos hombres y dos mujeres de entre 19 y 62 años de edad, por su presunta autoría de un delito relativo a la prostitución, trata de seres humanos y favorecimiento de la inmigración ilegal en Zafra (Badajoz).

En concreto, la investigación comenzó cuando los agentes adscritos a la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Badajoz tuvieron conocimiento de la posible existencia de un grupo organizado de personas dedicado a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, que pudiera estar operando en la localidad de Zafra.

Así pues, las gestiones practicadas dieron como resultado la verificación de la información recibida, la localización del club de alterne en el que presuntamente actuaban, la plena filiación de los componentes de dicho grupo criminal y la identificación de tres víctimas de estos hechos, las cuales estaban siendo obligadas a ejercer la prostitución.

En el marco de la denominada 'Operación Cubo', los policías pudieron determinar "la existencia de un grupo totalmente organizado, permanente en el tiempo, cuyos componentes tenían claramente definidas sus funciones y actuaban de manera altamente especializada", según informa la Policía Nacional en una nota de prensa.

Su "modus operandi", ha señalado, consistía en captar mujeres marroquíes que se encontraban irregularmente en España, "altamente vulnerables debido a la falta de trabajo y la escasez de medios económicos" y "la mayoría de ellas con cargas familiares en su lugar de origen", a las que les ofrecían un trabajo de camarera o en el servicio de limpieza de un restaurante.

Posteriormente les convencían para trabajar alternando con los clientes del club y, por último, conseguían que se prostituyeran, prometiéndoles legalizar su situación en España a cambio de 6.000 euros que debían pagar ejerciendo la prostitución.

AMARRES DE DOMINACIÓN

Tras esto, ha expuesto la Policía Nacional, "el siguiente paso era mantener un férreo control de las víctimas mediante estrictas normas, coacciones y amenazas", tales como enviar a sus familiares vídeos de las víctimas manteniendo relaciones sexuales con los clientes o llamar a la policía para que las deportaran, "no dudando en utilizar la violencia cuando todo ello no bastaba".

"También utilizaban la magia marroquí, más concretamente los llamados 'amarres de dominación', a través del cual conseguían someter mentalmente a la otra persona", han detallado las mismas fuentes.

Así y con la preceptiva autorización y en colaboración con funcionarios de Inspección de Trabajo y de Sanidad, el pasado 13 de febrero se llevó a cabo un registro en el club regentado por dicha organización, procediendo a la detención de cuatro personas y a la obtención de diversos efectos y documentos relacionados con estos hechos, así como a la intervención de 1.525 euros en metálico, presuntamente procedente de la explotación sexual de las víctimas.

Los detenidos son dos hombres y dos mujeres, de entre 19 y 62 años de edad, quienes tras la instrucción del pertinente atestado han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, que ha decretado el ingreso en prisión de tres de ellos.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.