Región Digital
Ayuntamiento Badajoz

Investigan a un veterinario pacense por prácticas ilegales

El Seprona investiga a un veterinario con domicilio en Badajoz por mutilar rabo y orejas a un perro Dobermann

04 diciembre 2017

El Seprona de la Guardia Civil investiga a dos hombres por un presunto delito contra la flora y fauna por maltrato animal, uno de ellos residente en el municipio zaragozano de Pinseque y propietario de un perro de raza Dobermann al que sometió a una mutilación de rabo y orejas, prácticas prohibidas por ley, y el otro el veterinario que la practicó, con domicilio en Badajoz.

La Guardia Civil ha explicado en una nota de prensa que el pasado 2 de noviembre, el Equipo de Investigación del Seprona de Zaragoza tuvo conocimiento, a través del Colegio de Veterinarios de Zaragoza, de un posible delito contra el bienestar animal por una cautectomía y otectomía --mutilación de rabo y orejas-- que presentaba un perro de raza Dobermann cuyo propietario residía en Pinseque.

Los agentes iniciaron una investigación para comprobar estos hechos y, tras consultar con el veterinario que atendió a este can antes y después de realizarse las mutilaciones, pudieron determinar que el Dobermann fue atendido por esta persona con fecha 9 de octubre de este año, cuando contaba con seis meses de edad, para implantarle el correspondiente microchip y ponerle la vacuna de la rabia.

En ese momento, no había sido sometido a ninguna intervención quirúrgica estética y presentaba el rabo y orejas en perfecto estado, no existiendo ninguna justificación médica para llevar a cabo dichas intervenciones.

Una vez comprobados estos extremos, el Seprona se desplazó a la localidad de Pinseque para mantener una entrevista con el propietario del can, un varón de nacionalidad francesa. Esta persona mostró a los agentes el Dobermann, cuyo microchip fue comprobado por la Guardia Civil para determinar que se trataba del mismo animal.

Además se pudo observar cómo el perro había sido sometido a una cautectomía y otectomía, y presentaba el rabo mutilado y las orejas entablilladas para que la parte de la oreja que queda tras la operación, se mantuviese hacia arriba.

Una vez solicitado el informe del veterinario de haber realizado estas operaciones, se comprobó que las mismas fueron realizadas por un facultativo de Badajoz el día 26 de octubre de 2017.

LEGISLACIÓN
La Guardia Civil ha indicado que la Ley de protección animal de Aragón prohíbe "maltratar a los animales o someterlos a cualquier práctica que les pueda producir daños o sufrimientos innecesarios e injustificados" y también prohíbe "practicar mutilaciones, excepto en caso de necesidad médico-quirúrgica, por exigencia funcional o por castraciones, siempre con control de facultativos competentes".

En cuanto a la Ley de Protección de los Animales de Extremadura, prohíbe "maltratar, torturar o infligir daños a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les pueda producir sufrimiento o daños injustificados o la muerte" y prohíbe "practicarles mutilaciones, excepto las controladas por los veterinarios en caso de necesidad, o por exigencia funcional, o para mantener los estándares oficiales".

Por todo lo anterior, el Seprona procedió a investigar, no detener, tanto al propietario del can, vecino de Pinseque, como al veterinario que efectuó las operaciones, con domicilio en Badajoz, por un presunto delito contra la flora y la fauna por maltrato animal.

 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.