vacunacion covid
  • |
Región Digital

Enfurecidos en la Historia

15 febrero 2021

A raíz del artículo de la semana pasada, un lector me hizo una propuesta: darle continuidad con representaciones de todos aquellos a los que la exasperación les ha movido a lo largo de la Historia.

A raíz del artículo de la semana pasada, un lector me hizo una propuesta: darle continuidad con representaciones de todos aquellos a los que la exasperación les ha movido a lo largo de la Historia. Dada la limitación de espacio, vamos a seleccionar algunos ejemplos, muy conocidos, que pueden servirnos de referentes.

Empecemos por los denominados motines de subsistencias o levantamientos contra la subida del precio de productos básicos, como el pan, que en muchas sociedades eran determinantes para la mera subsistencia. Estas crisis que recorrieron toda Europa, desde, como mínimo, el siglo XV al XIX, ocasionaron profundas hambrunas.

Uno de los más conocidos para los españoles, fue el llamado Motín de Esquilache. Bajo otras anécdotas que han pasado a la posteridad, se escondía una tremenda protesta contra el precio de los alimentos básicos en el año 1766 bajo el reinado de Carlos III.

Si nos vamos a las postrimerías del siglo XVIII y a las primeras décadas del XIX, asistiremos al ciclo de revoluciones más políticas: la francesa, la americana o incluso, a comienzos del siglo XX, la rusa. Aquí también subyace un elevado componente económico, pues bajo el deseo de cambiar de sistema o de régimen político, nos encontramos de nuevo ante la pobreza de buena parte de capas de la población. Miseria y marginación del pueblo llano.

Una nueva muestra traemos aquí a colación: las barricadas que tan bien describe Víctor Hugo en su obra “Los Miserables”. París en 1832 significaba la unión de serios problemas económicos con ideales republicanos. El resto lo pusieron los disturbios, la rebelión, las barricadas…

Otro motivo de enfurecimiento de determinados sectores fue el odio racial, la xenofobia, el temor al diferente que presuntamente se apropia de nuestras riquezas, de nuestro trabajo,  mientras muchos apenas tienen para vivir. 

Aquí tenemos desde ejemplos  como la persecución a los judíos en la España altomedieval, hasta la conocida como “noche de los cristales rotos”  que sirvió de antesala para dar a conocer al mundo las atrocidades que los nazis estaban dispuestos a acometer.

Finalmente quisiera referirme a algunas protestas más recientes. Tanto en el tiempo, como en el espacio. Así, podemos recordar a las protestas obreras y estudiantiles en los años finales del franquismo o al movimiento de los indignados del 15-M en 2011. Ambos, representan el estallido de amplios sectores sociales, hartos, como en la época de las revoluciones, de un sistema que enturbiaba con su forma de actuar el porvenir de sus administrados.

Lo de la turba que asaltó el Capitolio es otro cantar…

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.