ondacampus
  • |
Región Digital

QUEBRADA Y ROTA

20 octubre 2015

En unas semanas estaremos inmersos en el debate de los Presupuestos de la Comunidad. Ya lo estamos con los del Gobierno de la Nación...

En unas semanas estaremos inmersos en el debate de los Presupuestos de la Comunidad. Ya lo estamos con los del Gobierno de la Nación. Por esa razón escucharemos, una y otra vez, argumentaciones y contra argumentaciones sobre cómo un mundo mejor es posible. Por esa razón se volverá a hablar de herencias. Por esa razón se hablará de futuro. Y por esa razón, la ciudadanía nos agradecerá que fundamentalmente seamos realistas. Que lo que propongamos, lo hagamos.

Son momentos de traer a colación, sin que nadie nos acuse de llorar, que estamos ante una región, como bien han indicado distintos portavoces socialistas, quebrada y rota. Que tenemos delante de nosotros una Extremadura de infinitas posibilidades pero necesitada de recomponer. Que pese a que algunos les duela, estamos haciendo desproporcionados esfuerzos por volver a la normalidad.

Y no consiste en hacer desaparecer el pasado. En eliminar lo bien hecho y sustituirlo por lo nuevo.  Se trata de procurar, en primer lugar, de cumplir las promesas. Para eso nos han votado. No es necesario que insistamos que los programas electorales tienen que convertirse, necesariamente, en contratos ante los vecinos de pueblos y ciudades.

Por otra parte y aunque a muchos no les guste escuchar, a veces tenemos que hacer realidad  la solidaridad entre los distintos estratos sociales. No debe ser demagógico poner en evidencia que deben aportar más los que más tienen. No tiene que sorprendernos que el sistema impositivo se basa la sostenibilidad de servicios tan imprescindibles como la sanidad, la educación  y la dependencia.

Cierto es que los progresistas siempre hemos valorado mucho el papel del Estado en la economía. Sirve para compensar desequilibrios. Sirve para poder sobrevivir ante el egoísmo individual de los más fuertes o de los más desmemoriados. Sirve, en definitiva, para hacernos comprender que términos como redistribución y compensación son algo más que acepciones en el diccionario.

Por último, y  no menos importante, no se puede obviar para aquellos que pregonan la importancia del liberalismo en la economía y por lo tanto, minusvaloran el papel de lo colectivo frente a lo individual, que el Estado ha gastado ingentes energías en formar funcionarios, en construir escuelas y hospitales, en poner en marcha una red cada vez mejor de infraestructuras viarias…. Sería el momento en que les devolvamos algo a los demás.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.