the geco
  • |
Región Digital

Tecnología. Es seguro utilizar la aplicación Whatsapp

No todo son ventajas, descubre los principales problemas que pueden aparecer en esta aplicación de mensajería instantánea.

03 febrero 2020

En el pasado año 2019, la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp celebró su décimo cumpleaños. Desde su aparición en el mercado, esta aplicación no ha dejado de innovar y presentar nuevas funcionalidades a los usuarios, por lo que se ha convertido en una de las apps de mensajería instantánea más conocidas. Según los propios datos aportados por Whatsapp, en 2019 más de 1.500 millones de usuarios utilizaron la aplicación en alguna parte del mundo.

Una cifra realmente increíble, que da buena prueba de la importancia de Whatsapp en el conjunto de la sociedad. Sin embargo, durante sus más de 10 años de vida, esta aplicación de mensajería instantánea ha sufrido diversos problemas que han afectado directamente a la seguridad de los usuarios. Por ello, son muchas las personas que se preguntan si Whatsapp puede ser hackeado con facilidad.

La realidad es que Whatsapp no se caracteriza por tener una férrea seguridad y puede llegar a ser hackeado en algún momento, tal y como se explica en este artículo. Por tanto, a continuación vamos a analizar algunas de las principales vulnerabilidades que los usuarios se pueden encontrar a la hora de utilizar Whatsapp.

 

Principales vulnerabilidades de Whatsapp      

Desde su aparición en el año 2009, la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp ha sufrido diversos fallos de seguridad que han puesto en entredicho el uso de la aplicación entre los usuarios. Sin embargo, cuando han aparecido algunas vulnerabilidades en el sistema, la respuesta de Whatsapp siempre ha sido rápida y eficaz.

Recientemente, se publicó una vulnerabilidad de Whatsapp que permitía hackear cualquier Smartphone a través de una simple llamada de teléfono. Un problema bastante grave que apareció en mayo de 2019, y que fue aprovechado por NSO Group (empresa israelí de ciberseguridad) para desarrollar un spyware que permitía espiar a cualquier persona mediante la acción descrita anteriormente.

Esta fue una de las vulnerabilidades de Whatsapp durante el pasado 2019, pero no fue la única que afectó a la seguridad de los usuarios. Y es que en agosto del mismo año, se volvió a producir un problema relacionado con la modificación de los mensajes enviados. Es decir, los mensajes de Whatsapp se podían manipular cambiando la identidad del emisor o convirtiéndolos en públicos cuando eran de carácter privado.

 

¿Se puede espiar Whatsapp?

Como ya se ha comentado al inicio del artículo, son muchas las personas que se preguntan si la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp puede ser hackeada con facilidad. A lo largo de estos últimos años, se han producido algunos episodios de hackeo de Whatsapp a personajes famosos, los cuáles han provocado la filtración de imágenes o vídeos confidenciales en la gran red de redes.

Por tanto, sí es posible hackear cualquier cuenta de Whatsapp. Sin embargo, espiar una cuenta de Whatsapp no es una tarea fácil, y por ello, nunca hay que fiarse de las páginas web que dicen ser capaces de hackear cuentas de Whatsapp a cambio de importantes cantidades económicas. La inmensa mayoría de estos sitios web son un fraude, y como tal, tan solo quieren robar datos personales de los usuarios para su propio beneficio.

La aplicación de mensajería instantánea Whatsapp es un software, y como cualquier otro tipo de software, tiene vulnerabilidades. Fallos de seguridad que permiten sustraer datos personales de los usuarios, pero que por lo general, son corregidos por los expertos en seguridad de la aplicación en cuestión de horas o de días.

 

¿Existe el control parental en Whatsapp?

Entre las múltiples funcionalidades de privacidad que ofrece Whatsapp destacan la posibilidad de bloquear contactos, la opción de conocer la ubicación en tiempo real o la acción de bloquear el acceso a grupos privados. Funcionalidades que pueden ayudar a los padres a controlar a los más jóvenes, pero que no terminan de ser verdaderas opciones de seguridad.

Por ello, muchos padres deciden descargar aplicaciones especializadas de control parental que permiten establecer restricciones en las actividades del teléfono móvil. Por ejemplo, a través de estas apps de control parental es posible rastrear la ubicación del usuario en tiempo real, para conocer en qué lugar se encuentra en cada momento.

Por otro lado, con una aplicación de control parental, los padres también pueden controlar el tiempo de encendido de la pantalla (para que no abusen del teléfono móvil) y bloquear diversas aplicaciones maliciosas para los más pequeños de la casa. También existe la opción de configurar un filtrado web, que impide el acceso a sitios maliciosos o de contenido inapropiado para los niños.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.