the geco
  • |
Región Digital

Cómo amueblar una oficina en tiempos de Covid-19

Disponer de mobiliario de oficina de calidad es algo primordial, y para ello existen tiendas de referencia como Ofiprix.es.

07 agosto 2020

Contar con un entorno de trabajo agradable y funcional es clave para la productividad. Es por ello que los responsables de las empresas deben poner especial atención en el diseño del espacio en el que se produce la actividad, especialmente cuando se trata de una compañía cuyo núcleo laboral se lleva a cabo en oficinas. En este sentido, disponer de mobiliario de oficina de calidad es algo primordial, y para ello existen tiendas de referencia como Ofiprix.es. Es importante dedicar tiempo y esfuerzos en crear un espacio que permita a los trabajadores desarrollar su labor con comodidad y, al misto tiempo, seguridad.

¿Por qué mencionamos la palabra "seguridad? Porque, en el contexto actual, la crisis del coronavirus ha supuesto una revolución en nuestro día a día, tanto en la vida personal como en la laboral. En estos momentos, todo responsable de una compañía debe adoptar en sus instalaciones las medidas sanitarias oportunas. Ahora para amueblar oficina hace falta no solo comprar mesas y sillas, sino también separadores y todo tipo de utensilios higienizadores, como los ya imprescindibles dispensadores de gel hidroacohólico.

Y es el que las reglas han cambiado debido a la irrupción de la Covid-19. Ahora es necesario tomar medidas preventivas en cada uno de los aspectos de nuestra rutina diaria, y ello, lógicamente, incluye el tiempo que dedicamos al aspecto laboral. Tanto si se trabaja de cara al público como si se hace en interior, existen ciertas normas obligatorias que se deben llevar a cabo y cuyo incumplimiento puede acarrear sanción. Esto incluye a todo el equipamiento con el que deben contar instalaciones como las oficinas.

Distribución que favorezca la distancia de seguridad

Una de las primeras medidas que se deben llevar a cabo dentro de las oficinas como prevención ante la propagación de la Covid-19, es mantener la distancia de seguridad entre los trabajadores. Cabe recordar que esta distancia debe ser de unos dos metros entre los empleados, por lo que, en caso de no tener establecida esta separación, se deberán adecuar todos los elementos de las instalaciones para que se pueda cumplir. 

Esto quiere decir, cambiar la ubicación de elementos como los muebles o, incluso, reorganizar departamentos para que aquellos que cuenten con un mayor número de personas, puedan ubicarse en salas más espaciosas si hay disponibilidad. Este primer paso requiere de reconvertir la oficina en un lugar donde trabajar de forma cómoda siempre y cuando se pueda mantener la distancia de seguridad entre trabajadores.

Control estricto sobre los flujos de movimiento en las instalaciones

De la misma forma que se debe garantizar una distancia de dos metros entre cada puesto de trabajo, también es fundamental adecuar el flujo de movimiento para maximizar la seguridad de los empleados. Aunque cado uno tenga su espacio asignado para desarrollar sus tareas, es posible que en momentos determinados necesiten acudir a otro punto de la oficina, bien sea el cuarto de baño o la mesa de un compañero para consulta o trabajo en equipo.

Para este tipo de movimientos, conviene señalizar de forma correcta aquellas zonas comunes en las que se produzcan desplazamientos. Es decir, marcar "carriles" para dos direcciones e incluso zonas de espera si puede producirse un acercamiento entre dos personas cuando la zona de paso es estrecha.

Instalación de separadores y mamparas

Otro elemento clave e imprescindible para trabajar con seguridad y protección dentro de una oficina son los separadores y las mamparas. Se trata de láminas de plástico de cierto grosor que actúan como barrera y protegen a los implicados de posibles contagios. Este tipo de separadores pueden situarse entre las mesas de la oficina para marcar espacios, y también en aquellas en las que se produzca atención al público como medida de protección entre el empleado y el cliente que acude a las instalaciones y, en concreto, a un mostrador.

Puntos de higienización para trabajadores y clientes

Por último, cabe señalar que también es pertinente contar con varios puntos sanitarios y de higienización distribuidos por toda la oficina. Esto es, dispensadores de gel hidroalcohólico en diversas ubicaciones para que los empleados o los clientes puedan lavarse las manos tanto al entrar como al salir de las instalaciones. Además, será importante situar uno de estos objetos en la sala de espera, si se cuenta con ella. En este sentido, contar con un servicio a fondo de limpieza a diario supondrá también un añadido para aumentar la seguridad de todos.

En definitiva, la crisis del coronavirus ha cambiado el paradigma del entorno laboral. Ahora más que nunca, los trabajadores de oficinas deben estar protegidos dentro de su espacio de trabajo, y para ello el concepto de "amueblar" las instalaciones se ha ampliado de forma considerable. Ya no basta solo con armarios o archivos, también se deben incorporar elementos que maximicen la protección para evitar contagios durante la jornada laboral.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.