the geco
  • |
Región Digital

Cómo soldar con un electrodo

18 junio 2020

Dentro de las diversas técnicas que existen a la hora de hacer cualquier tipo de soldadura, la soldadura con electrodo por arco voltaico es una de las que más posibilidades tienen por muchos motivos.

El primero de ellos es que se logran soldaduras fuertes pese a realizarlas en materiales gruesos, lo que hace que esta técnica sea ideal para realizar en obras. Además, otra de las causas que lo convierten en un método eficaz es que hace posible soldaduras en materiales como el hierro fundido, imposible con otras técnicas. Por último, el equipo resulta más económico y se puede usar en condiciones climatológicas adversas como la lluvia.

Sin embargo, soldar con electrodo (según los profesionales) es de lo más complicado. En este sitio te enseñan diferentes formas y soldadores de este tipo, y estos son algunos consejos, conocimientos y pautas interesantes para seguir a la hora de lanzarse a utilizar esta técnica de soldadura con electrodo.

Cómo funciona la soldadura con un electrodo

En la soldadura por electrodo hay que tener en cuenta cómo se produce el calor de fusión. En estos casos, el cebado del arco ocurre porque se genera un contacto entre el electrodo y la pieza que se quiere soldar y sobre la que se está trabajando.

Al aplicar el electrodo a la pieza y solo durante un tiempo inferior a un segundo, se produce un cortocircuito entre los dos polos. Justo después de esto comienza a fluir la corriente, lo que se traduce en que el arco voltaico comienza a arder hasta alcanzar el calor de fusión que es preciso para realizar el soldado.

De todos los fenómenos que ocurren entre el electrodo y el material a soldar durante el proceso, lo más importante es la intensidad de la corriente. Esta debe ser constante para que el material se pueda ablandar y proceder al soldado. Afortunadamente, los equipos actuales ya están preparados para asegurar esa constante, gracias a que las fuentes de potencia poseen una curva característica descendente que permite mantener la intensidad de la corriente.

¿Por qué es una soldadura compleja?

Hay varios motivos que hacen que sea un tipo de soldadura a la que cuesta adaptarse.

Por ejemplo, es una soldadura que se lleva a cabo a muy baja velocidad, lo que hace que el trabajo deba ser preciso y paciente, algo a lo que no se suele estar acostumbrado por el uso de otros sistemas más rápidos.

De no ser así, el aumento de los cráteres que pueden aparecer al final es muy alto. Ocurre igual con los puntos de comienzo de la soldadura, que suelen ser uno de los puntos donde más errores se dan.

Precisamente por todo esto, es un proceso que no se puede mecanizar y que está sujeto a largos tiempos de preparación y parada. Asimismo, hay que retirar los restos de electrodo, eliminar la escoria y las proyecciones, un trabajo que debe ser muy fino para que el resultado sea el esperado.

Tipos de soldadura con electrodo

Esta técnica de soldadura se puede aplicar de diversas formas, dependiendo del resultado que se busque o de las necesidades de la soldadura. En general, son tres los tipos de soldadura con electrodo más utilizadas: la soldadura por puntos, la soldadura continua y la soldadura invisible.

Cada una de ellas responde a unas necesidades distintas. La soldadura continua, por ejemplo, es mucho más robusta y firme que la soldadura por puntos. Por su parte, la soldadura invisible se utiliza con el objetivo de que a simple vista no se pueda identificar que se ha realizado un trabajo de soldado en la zona, es una soldadura que queda oculta.

Medidas de seguridad para soldar con electrodo sin riesgo

Existen algunas precauciones a la hora de realizar una soldadura con electrodo para que el proceso sea limpio, seguro y efectivo. No hay que tener miedo a realizar este trabajo, pues los riesgos son mínimos, pero aplicando estos consejos el proceso será todavía más seguro.

Por supuesto, resulta necesario limpiar la zona donde se va a realizar la soldadura: eliminar los materiales que se puedan incendiar como el papel, las telas, la madera el cartón es absolutamente imprescindible. También es importante que las soldaduras se hagan en un lugar ventilado o que se pueda ventilar.

El otro gran consejo dentro de la seguridad a la hora de hacer soldaduras de este tipo es que el profesional que lo lleve a cabo debe estar equipado con medidas de protección. No debe faltar el uso de ropa especial, chaqueta o mono de mangas y pantalón largo, guantes y careta de protección para evitar que la más mínima salpicadura pueda realizar una quemadura o dañar los ojos.

Con todos estos consejos y práctica no es difícil cogerle el tranquillo a la técnica de soldadura con un electrodo. Una vez adquirida la habilidad para realizar soldados con este sistema, se convertirá en el método preferido del profesional que se dedique a hacer soldaduras de manera más o menos habitual o para algún trabajo puntual.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.