Región Digital
colegio mediadores badajoz

Remedios naturales contra el herpes labial

Se comienza a manifestar en la zona labial mediante un hormigueo constante y un aumento de temperatura de la zona, posteriormente aparecen pequeñas ampollas que se llenan de líquido hasta que la piel hace alguna fisura y se vacían para dejar paso a la formación de costra para su curación.

24 noviembre 2016

Casi el setenta por ciento de la población está afectada por el virus del herpes simple o herpes labial. Este se contagia generalmente por el contacto cercano con una persona que tenga activo un brote. Una vez contagiado el virus permanece por siempre en el organismo de la persona infectada y puede aparecer en los momentos cuando las defensas bajan por cualquier infección, por estrés o alergias.

Se comienza a manifestar en la zona labial mediante un hormigueo constante y un aumento de temperatura de la zona, posteriormente aparecen pequeñas ampollas que se llenan de líquido hasta que la piel hace alguna fisura y se vacían para dejar paso a la formación de costra para su curación.

Lo aconsejable es paralizar el proceso si se detecta en la primera fase, antes de que dé lugar a la aparición de ampollas, pero resulta inevitable que el proceso continúe si no se cuenta con los medios adecuados.

Sin embargo, existen remedios caseros para el herpes labial que posibilitan tanto parar, como acelerar la sanación. Al margen de lo anti estético que resulta, es bastante doloroso. Unos remedios caseros para el herpes labial como alimentos para el herpes labial que merece la pena conocer.

¿Cómo actuar ante la aparición de un herpes?

Las personas que son propensas a padecer este tipo de incomodas aftas deben reforzar su sistema inmunológico, para ello deben consumir alimentos ricos en vitaminas B y C. Durante un episodio de herpes es totalmente desaconsejable que la zona afectada sufra variaciones de calor, ya que a medida que aumente la temperatura el dolor se verá incrementado.

De igual modo, que durante el transcurso del proceso hay que evitar entrar en contacto con otras personas, especialmente con niños ya que el beso es el procedimiento donde mayor contagio se puede llegar a producir. Bajo ningún concepto se debe reventar las ampollas, porque además de aumentar el contagio y la propagación del virus, podría dejar marcas en la zona y aumenta el malestar. Es verdaderamente importante cambiar el cepillo de dientes, las toallas o cualquier otro objeto que haya entrado en contacto directo con la zona afectada mientras esta activa el brote. Ya que podría ocasionar la aparición de nuevos episodios.

Errores más comunes

Muchas personas caen en el grave error de cubrir la zona afectada con maquillajes y pintalabios para disimular su aspecto. Esto puede ralentizar la sanación y prolongar la propagación de ampollas. Para evitar esto, lo más aconsejable es cubrir la zona con vaselina para propiciar que las bacterias que se encuentran en el ambiente no ataquen el herpes labial.

De igual modo, en caso de ser verano hay que protegerse del impacto solar utilizando protectores y así las ampollas no segregarán pus. Del mismo modo, encontramos en el mercado una serie de pomadas médicas que ayudan a que se cure de forma más rápida. Una vez que se haya abierto un tubo de crema su contenido comienza a perder propiedades, de modo que es efectivo si se usa en los siete días posteriores.

La alimentación un gran aliado contra el herpes labial

Determinados alimentos de la dieta mediterránea pueden ayudar y contribuir a combatir los efectos del herpes labial, ya que contienen el aminoácido denominado lisina que protege el sistema inmunitario.

Estos alimentos son la leche, el pescado, la carne roja y las legumbres. También son de gran ayuda las naranjas, limones y pomelos por ser ricas en vitamina C, pero también las coles y verduras de hoja verde, todas ellas proporcionará los factores antioxidantes y cicatrizantes precisos.

En contraposición, están otra clase de productos que contienen arginina que contribuye a enriquecer el virus. Principalmente son los que poseen gran cantidad de azúcar como los dulces y el chocolate, además de los frutos secos, almendras, nueces, cacahuetes, pistachos y anacardos. En definitiva estos son los alimentos para el herpes labial claves ya que de ellos dependerá que los sucesivos episodios sean más leves.

Remedios caseros para combatir los efectos

Existen una serie de remedios caseros para el herpes labial que son de gran utilidad para aliviar y paliar los efectos y trastornos que ocasionan. Si ya han aparecido las típicas lesiones colocar una bolsita de té negro sobre ellas ayuda a mitigar el dolor, a la para que agiliza la cicatrización.

Del mismo modo, empapar un algodón en leche y aplicarlo directamente sobre la zona afectada es ideal para paralizar el proceso cuando aparecen los primeros síntomas. Sin duda lo más efectivo para limpiar de forma diaria el brote del herpes es aplicar durante unos minutos un masaje en los labios con pulpa de tomate y al finalizar tratar la zona con aloe vera.

El limón posee propiedades antivirales y antibióticas y son efectivos para tratar las infecciones que causa este virus. La mezcla resultante de la miel y el vinagre da una pomada que aplicada sobre las heridas propiciará la cicatrización sin marcas de las lesiones. Pero sin duda el producto estrella para este tipo de dolencias, es el ajo. Cortar un ajo por la mitad y realizar un pequeño frote sobre la zona hará que se sane rápidamente.

Recomendaciones útiles

Se debe mantener la zona limpia y seca durante el proceso que normalmente dura entre cinco y siete días. Ya que cuando una ampolla sufre una fisura es el momento en el que se puede contraer una infección bacteriana secundaria. Por ello la higiene es vital y fundamental.

Además, el hidratarse de forma correcta depurará y fortalecerá el organismo en la lucha que mantiene contra el virus que se ha despertado. El tabaco, el alcohol, las drogas y una alimentación rica en grasas y azúcares propiciarán la aparición periódica de este tipo de lesiones. Ya que el sistema inmunitario sufre con los malos hábitos y se debilita, lo que hará que las defensas bajen.

El estrés también es otro desencadenante de los más comunes en la aparición del herpes labial. Por ello hay que reducirlo y canalizarlo en la medida de lo posible, un buen hábito es incorporar rutinas deportivas que harán reforzar nuestro organismo.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.