Región Digital
cash jamon rectagular

Bajo el slogan ‘Extremadura Sabe’

El otoño en Extremadura te invita a soñar, descubrir y saborear las riquezas de una tierra única

Desde el ‘Otoño Mágico’ del Valle del Ambroz, hasta el ‘Échate a soñar’ de la Sierra de Gata, pasando por la ‘Otoñada’ en el Valle del Jerte o por ‘Luce Llerena’, el Festival de las Grullas en Navalvillar de Pela, ‘La Encamisá’ en Torrejoncillo o ‘Los Escobazos’ en Jarandilla de la Vera, forman parte de las más de 130 actividades programadas por la Dirección General de Turismo para posicionar Extremadura como destino “a todos los niveles”.

18 noviembre 2016 | Publicado : 17:02 (16/11/2016) | Actualizado: 13:19 (18/11/2016)

‘EXTREMADURA GOURMET’

Hemos hablado de sensaciones, paisajes, olores… pero qué mejor forma de atraer turismo que llenando los estómagos con manjares únicos y que tienen su origen en territorio extremeño, ahora que está tan de moda la gastronomía. Para ello, entre las acciones programadas dentro de este otoño destaca el proyecto ‘Extremadura Gourmet’, una iniciativa “pionera” en la región, que se viene celebrando desde el 25 de octubre y concluirá el 30 de noviembre.

Se trata de una serie de jornadas profesionales, organizadas por la Dirección General de Turismo, para generar conocimiento de utilidad para los empresarios de la región y compartir experiencias innovadoras, tanto de Extremadura como de otras comunidades autónomas, en las que los productos gastronómicos aportan valor al sector de la hostelería y el turismo.

Así pues, los ejes temáticos de estas jornadas son: Innovación, con experiencias de iniciativas innovadoras tanto en Extremadura como en otras comunidades autónomas; Diversificación, con casos de éxito de empresas agroalimentarias poniendo en valor productos alimentarios ecológicos, orgánicos y artesanales hacia el ámbito de la hostelería y el turismo; y Turismo, con productos turísticos centrados en productos gourmet para tematizar o crear nuevas iniciativas turísticas.

De este modo, cada presentación gira en torno a un producto extremeño gourmet –ya han sido protagonistas la cereza, el pimentón y el jamón-, e incluye presentaciones de expertos y empresarios, actividades de networking y la visita a experiencias de referencia en el entorno. Por tanto, junto a profesionales de experiencia y prestigio reconocidos se analizan experiencias, casos y productos relacionados con el turismo gastronómico, tanto en Extremadura como fuera de ella.plato jamon iberico

Por tanto, las próximas citas de ‘Extremadura Gourmet’ son el 22 de noviembre en Almendralejo (Badajoz) con el vino como protagonista; y el día 30 en Plasencia con ‘Sabores Gourmet’. No hay que olvidar que en estas presentaciones también tiene un hueco muy importante la vecina Portugal, pero la esencia sin duda es la rica gastronomía extremeña, la cual puede considerarse “de pata negra”.

Desde el jamón ibérico, al resto de embutidos -lomo, morcilla, chorizo, salchichón, morcón...-, pasando por una contundente caldereta o un buen plato de migas, una chanfaina o un zorongollo… cocina sencilla, pero deliciosa. Los quesos también son importantes en la mesa de los extremeños. Famosas son las Tortas del Casar, los Quesos de La Serena y Los Ibores, todos con D.O. También se deben probar unas quesaíllas de las cabras de La Raya, un queso de cabra de Gata, de Las Hurdes, Castiblanco o de La Vera...

Platos calientes o fríos, a los que de postre pueden acompañar una porción de técula mécula, cuya receta guardan con tanto celo los dueños de la pastelería de Olivenza en la que se elabora; arrope, perrunillas, bollos de chicharrones, hornazos, sapillos o repápalos en leche. También tienen una mención especial las frutas extremeñas, empezando por las cerezas, de las que Extremadura es primera productora de España y cuenta con la D.O. "Cereza del Jerte"; y continuando con las ciruelas, cuya producción también es importante, pues esta región se sitúa en el primer puesto en cuanto a volumen en Europa.

Y qué mejor que regar todos estos manjares con un vinito de la tierra, de los de la D.O. Ribera del Guadiana, o con uno de pitarra; haciendo un brindis final con una copa de cava de Almendralejo por este viaje a un otoño mágico, único e inigualable, como es el que se vive cada año en cada rincón de la geografía extremeña y que, sin duda, hay que descubrir.

Dicen quienes visitan Nueva York por estas fechas, que el otoño allí es sensitivo, delicado, espiritual e, incluso, mágico. De ahí que se hayan grabado tantas películas con estrellas de Hollywood teniendo como telón de fondo a la Gran Manzana, cuando las hojas de sus árboles visten sus grandes avenidas y las tiñen de distintos colores, creando un auténtico mural pictórico. Eso es lo que ocurre –salvando las distancias- con Extremadura. De norte a sur, de este a oeste, el visitante puede encontrar tantos colores, olores, sabores y sensaciones, que van a hacer que regrese a una Comunidad Autónoma que cada vez es más mágica para quienes la descubren.

Si no, echen ustedes un vistazo a la oferta que ha programado la Dirección General de Turismo de la Junta de Extremadura, conformada por más de 130 actividades promocionales que la Administración autonómica está desarrollando durante este otoño y que han sido “reforzadas” por una importante campaña publicitaria en medios internacionales, nacionales y regionales que se presenta bajo el slogan ‘Extremadura Sabe’.

Con ello, tal y como dijo el pasado 19 de octubre, el director general de Turismo, Francisco Simón, durante la presentación de la Agenda Regional de Eventos del Otoño 2016, desde el Ejecutivo regional se pretende conseguir la “desestacionalización” y el posicionamiento del destino Extremadura “a todos los niveles”.

A su entender, estas actividades persiguen "el aumento del número de turistas, de pernoctaciones, de la estancia media y la dinamización de la hostelería y la restauración y contienen el valor añadido de unir actividades que hasta ahora estaban dispersas por el territorio, para así poder orientarlas estratégicamente a objetivos comunes”.

Para ello, la "diversidad" es la tónica predominante de estas más de 130 acciones con las que se puede practicar turismo activo, senderismo, participar en talleres gastronómicos, recoger setas y, sobre todo, degustar los productos “excelentes” que imperan en la región, como las cervezas artesanas, los vinos, el pimentón de la Vera, los quesos, los productos ibéricos o las cerezas del Jerte.

No obstante, al margen de las comarcas y sus fiestas más características, en esta campaña también se da un impulso al turismo urbano tanto en las ciudades más significativas, como Cáceres, Mérida, Badajoz o Plasencia, como en la siguiente red de ciudades de “gran calado” patrimonial histórico y cultural como son Zafra, Jerez, Llerena, Coria, Hervás o Trujillo.

Todo ello porque Extremadura quiere liderar con la ayuda de todos los sectores implicados un nuevo concepto de turismo, el ‘emoturismo’, basado en las experiencias y las emociones que provoca el destino, enmarcado en el turismo ‘slow’ y que cuenta cada vez con más adeptos entre los que buscan nuevas experiencias y una desaceleración de la vida cotidiana”. Por tanto, si quieren adentrarse en el otoño extremeño, sigan el viaje que les ha preparado Regiondigital.com por los festejos más característicos y tradicionales.

GEOPARQUE VILLUERCAS-IBORES

Extremadura, en sus cuatro puntos cardinales, tiene espacios naturales, algunos de ellos aún desconocidos por la mayoría, que no dejan indiferente a nadie y que pueden convertirse en maravillosos y espectaculares escenarios para películas o series de televisión. Este es el caso de la tan premiada ‘Juego de Tronos’ que ha elegido Malpartida de Cáceres –Los Barruecos- y la capital cacereña para grabar algunos de sus nuevos capítulos.

Así, por ejemplo, podríamos empezar este viaje mencionando el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara, donde el turista puede encontrar vestigios paleontológicos, biodiversidad y una atractiva naturaleza. Ubicado en el oeste de la Comunidad Autónoma, en la comarca de Villuercas-Ibores-Jara, el Parque Geológico de Extremadura nació como el único Geoparque de la región el 17 de septiembre de 2011, y como uno de los ocho que existen en toda España. Comprende diecinueve municipios y ha sido “emblema del turismo sostenible” basado en la geoconservación. De hecho, se trata de un espacio declarado por el Plenario de la Asamblea General de la Unesco Geoparque Mundial Unesco.

Desde el mismo, el visitante puede disfrutar de vistas que pueden contemplar desde su punto más alto, el Risco de La Villuerca, de 1.601 metros, que marca una división entre las dos grandes cuencas extremeñas: la del Tajo y la del Guadiana. Desde este punto, se tiene una panorámica completa de las cadenas montañosas y los valles, y del resto de los 44 geositios destacables que hay en el Geoparque.

No obstante, antes de iniciar el recorrido, es primordial acercarse al Centro de Atención al Visitante de Cañamero donde los interesados pueden descubrir más sobre la historia de este territorio. Y es que su riqueza paleontológica es uno de los atractivos más importantes de esta zona, que inició su historia hace 540 millones de años, cuando la región formaba parte de un mar primigenio. Prueba de ello, son los grandes pliegues y fallas, y formas erosivas y sedimentarias.

De este modo, el turista puede disfrutar de numerosos vestigios de la historia de la humanidad con sus roquedos con pinturas rupestres, huellas que “hacen palpable” la presencia del hombre, y sus dólmenes, castros, castillos y una singular arquitectura mudéjar, que se puede contemplar en plenitud en el Real Monasterio de Guadalupe, declarado Patrimonio de la Humanidad, tal y como recoge la web turismoextremadura.com.

Destacable es también el pasado minero de este territorio, que se puede comprobar en la mina visitable de Costanaza, en Logrosán. Además, se pueden recorrer una de las ocho rutas que conforman este espacio, una de ellas guiará a otro de los geositios destacados, la Cueva de Castañar de Ibor, que aunque no es visitable, puede descubrirse a través de su Centro de Interpretación.

Después de tanto turismo, es normal que se abra el apetito, por lo que los amantes de la buena mesa están invitados a probar algunos de los productos tradicionales de esta zona, como el queso de cabra, la miel, los vinos, las cerezas, las castañas y la pastelería tradicional. Cabe destacar que durante este otoño, concretamente en los fines de semana de octubre, también se ha puesto en marcha la II edición de ‘Geodisea’, “un viaje por la historia del planeta Tierra” con un amplio programa de actividades que han estado relacionadas con la naturaleza, la cultura y la gastronomía de este singular territorio.

PARQUE NACIONAL DE MONFRAGÜE

En esta época del año, donde aún las temperaturas no son tan frías, el Parque Nacional de Monfragüe sigue siendo un punto de referencia obligada, tanto de la ornitología como de la flora mediterránea. Situado en el triángulo imaginario que forman las ciudades de Plasencia, Trujillo y Navalmoral de la Mata, y con el río Tajo como eje vertebrador, el turista encuentra este espacio natural “único”, que forma parte de un territorio declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2003.

Y es que Monfragüe, que debe su nombre a los romanos que lo llamaron Mons Fragorum por ser una zona fragosa, llena de maleza y de difícil acceso, posee “la más extensa y mejor conservada mancha de monte mediterráneo a nivel mundial”. Las sierras bravas que delimitan los valles del Tajo y el Tiétar acogen un sinfín de encinares, bosque y matorral mediterráneo, roquedos, embalses y arroyos; un paisaje típicamente ibérico que hace posible la existencia de tan variada fauna y flora en el parque, precisa el portal web de la Dirección General de Turismo.

Alcornoques, quejigos, acebuches y encinas son arropados por arbustos propios de tierras más secas. Juntos tiñen de infinitos matices de verde y pardo el observatorio de aves más visitado por los turistas, ‘El Salto del Gitano’. Se trata de un acantilado de 300 metros, una inmensa mole de cuarcita que se despeña sobre el río Tajo, y desde donde es esencial programar un tiempo en la ruta prevista para disfrutar del espectacular vuelo de las cigüeñas negras, alimoches, buitres y águilas imperiales, entre otras muchas aves que anidan en árboles y acantilados de Monfragüe.

Eso sí, las aves son sólo una parte de las más de 208 especies de vertebrados que viven en este santuario natural. Ciervos, jinetas, tejones, linces, gatos monteses, nutrias, culebras o galápagos pueblan esta área de la Alta Extremadura. Además, en el Parque también se halla el Castillo de Monfragüe, de origen árabe, aunque ya casi no queda nada de la construcción original. De la Prehistoria quedan, a su vez, gran número de pinturas rupestres, y también destacable en el plano histórico-artístico es la imagen del Cristo de la Victoria, conocido como el Cristo de Serradilla, “muy venerado” en la zona.

Por último, en Villarreal de San Carlos, el único núcleo urbano situado dentro del parque, el turismo puede encontrar el Centro de Recepción de Visitantes, el Centro de Interpretación del Agua y el Centro de Interpretación de la Naturaleza, además de establecimientos de hostelería, merenderos y servicios públicos. En esta localidad cacereña se desarrolla anualmente la Feria Internacional de Turismo Ornitológico de Extremadura (FIO).

OTOÑO MÁGICO

Otra de las paradas obligatorias de esta estación del año en Extremadura, es la del ‘Otoño Mágico’ que se celebra en el Valle del Ambroz –al norte de la región- desde el pasado 28 de octubre y que concluirá el próximo 27 de noviembre su 19ª edición. Esta Fiesta de Interés Turístico Regional propone degustaciones de platos típicos, visitas guiadas a los lugares más espectaculares del valle, teatro, humor, magia, música, juegos tradicionales, rutas de senderismo y en bicicleta, una carrera de montaña, un rally fotográfico y la Fiesta de la Trashumancia, entre otras actividades.

Según se detalla en el portal turismoextremadura.com, durante estos meses, el Valle del Ambroz “huele a tierra mojada, hojas secas y castañas asadas”. El otoño cubre esta comarca del norte de Extremadura con su manto de colores que abarcan desde los más rojizos, a los marrones, pasando por los ocres o los amarillos, e incluso anaranjados. Todas estas tonalidades hacen de esta zona un escenario de cuento como si fueran los bosques donde Caperucita Roja se dirigía a la casa de su abuelita, o Blancanieves huía de su malvada madrastra. Y es que como por encantamiento, los bosques de castaños y robles centenarios de las umbrías cambian de color, al igual que las laderas pobladas de cerezos y ciruelos; al tiempo que las dehesas en las zonas bajas del valle reviven con las primeras lluvias después del verano.

Por todo ello, y para atraer cada vez a más turismo, el Ambroz celebra este espectáculo de la naturaleza con su ‘Otoño Mágico’, una amplia programación lúdica y cultural que anima a participar a los ocho municipios de esta comarca de 8.000 habitantes: Abadía, Aldeanueva del Camino, Baños de Montemayor, Casas del Monte, Gargantilla, La Garganta, Hervás y Segura de Toro. Este festival nació con el objetivo de potenciar el turismo de la comarca “más allá del calendario estival”, y con el paso de los años ha adquirido tal relevancia que le han llevado a conseguir la distinción de Fiesta de Interés Turístico de Extremadura.

UN OTOÑO PARA SOÑAR EN SIERRA DE GATA

Cerca del Valle del Ambroz, en el noreste de la región, concretamente en la tan querida y única Sierra de Gata, ésta da la bienvenida al otoño con "Échate a soñar", un amplio programa de actividades que arrancaron el 29 de octubre y que están relacionadas con la naturaleza y el ecoturismo, la cultura y la gastronomía para hacer que la estancia en este destino de interior “sea toda una experiencia”.

Concretamente, este territorio invita a la práctica del turismo ‘slow’, relajarse en una comarca donde la belleza paisajística impresiona a todo el que la conoce, con sus gargantas y sus bosques. Unos recursos naturales "excelentes", en definitiva, a los que hay que sumar su ritmo de vida y sus gentes, el descubrir sus conjuntos histórico-artísticos, y el hecho de saborear su variada y rica gastronomía.

Características magníficas que seducirán al turista que se acerque a Sierra de Gata hasta el próximo 27 de noviembre, fecha en la que finalizarán las cuarenta actividades previstas –o lo que es lo mismo, más de cien horas programadas- dentro de la segunda edición de esta iniciativa otoñal, puesta en marcha por la Dirección General de Turismo de Extremadura, todo ello enmarcado en una estación que invita a soñar y a disfrutar de experiencias en un entorno único.

LA OTOÑADA EN EL VALLE DEL JERTE

Celebraciones en honor a esta estación del año también se festejan en el Valle del Jerte, con la XIV edición de 'La Otoñada', una festividad que se desarrolla entre el 29 de octubre y el 11 de diciembre, y con la que el ocio, la cultura, el deporte, la naturaleza y la gastronomía recalan en los once pueblos que dan colorido y forma a esta comarca del noroeste de la provincia de Cáceres.

Así, vecinos y foráneos pueden disfrutar en este lapso de tiempo de la consagrada Fiesta de la Caída de la Hoja, de las jornadas poéticas “Sierra y Libertad”, de la Toñá Piornalega, así como de las jornadas micológicas para los amantes de las setas y del mercado imperial en honor a Carlos V y su paso por estas tierras llenas de cultura y tradición.

También pueden recrearse a través de una mirada al pasado celta de la comarca, sumergirse en el IV Art-Rural Fest, participar en actividades medioambientales con la V Semana de la Reserva Natural Garganta de los Infiernos, degustar deliciosas propuestas en las XI Jornadas Gastronómicas Pastoriles, en la III Feria de la Tapa, e incluso dejando un sitio para el postre con "Dulce Otoñada".

Un sinfín de planes para el disfrute de habitantes y viajeros, según informa la Sociedad para la Promoción y el Desarrollo del Valle del Jerte (Soprodevaje). Además, para los más andarines y deportistas se han diseñado un total de doce rutas senderistas a través de gargantas, cascadas, bosques y montañas y cuatro propuestas para los amantes del BTT.

‘LUCE LLERENA’

Siguiendo con este viaje por la geografía extremeña, dejamos la provincia cacereña, para adentrarnos en la pacense y situarnos en Llerena. En esta localidad de la Campiña Sur se está celebrando desde el pasado 15 de octubre la actividad ‘Luce Llerena: otoño iluminado’, con un amplio programa de acciones culturales y gastronómicas que se vienen desarrollando los fines de semana de otoño, hasta el próximo 17 de diciembre.

Así pues, en la localidad llerenense se proponen desde talleres gastronómicos para niños sobre el queso de La Serena y la repostería mudéjar y conventual, hasta la ruta teatralizada ‘De tapas con Cervantes’, música, teatro y jornadas de historia dedicadas a la España del Quijote.

FESTIVAL DE LAS GRULLAS

La próxima parada destacada en la provincia pacense es el Festival de las Grullas que tendrá lugar en Navalvillar de Pela el 26 de noviembre, y cuyo plazo de inscripción para asistir se abrió este pasado martes, día 15. Organizado por la Dirección General de Turismo en el Parque Periurbano de Conservación y Ocio 'Dehesa de Moheda Alta', tiene por objeto promocionar y divulgar las condiciones “excepcionales” de Extremadura como lugar de invernada para las grullas comunes en el contexto europeo.

De hecho, tal y como informa la Junta, unos 139.000 ejemplares pasan el invierno en la región, aproximadamente el 40% de la población europea occidental. Así pues, durante la jornada, en la que también colabora la Dirección General de Medio Ambiente, se podrá observar su característico vuelo en forma de “V” desde las zonas de concentración nocturna hasta las zonas de alimentación. También los visitantes podrán participar en las diversas rutas, talleres y otras actividades organizadas para todas las edades.

Por tanto, los interesados en asistir a este espectáculo único o participar en las diversas actividades culturales y de ocio previstas, es necesario que se inscriban previamente a través del teléfono 924 332 471 o bien por internet en la dirección de correo info@turismoextremadura.com y en http://festivaldelasgrullas.gobex.es. Además, y con el fin de evitar un acceso excesivo de vehículos en la zona, se fletarán autobuses gratuitos desde Cáceres-Trujillo, Badajoz, y Mérida-Torrefresneda-Don Benito-Villanueva de la Serena.

LA ENCAMISÁ

Ya a principios de diciembre llegan otras de las celebraciones más representativas de la tradición extremeña, festividades con un sabor religioso que tienen lugar de nuevo en la provincia de Cáceres. Éste es el caso de ‘La Encamisá’ de Torrejoncillo (Cáceres), en la que la devoción se hace palpable la noche del 7 de diciembre. No se puede certificar cuál es el origen de esta Fiesta de Interés Turístico Regional, pero se supone que proviene de algún hecho bélico en el que intervinieron torrejoncillanos. Los elementos que forman la fiesta como son los jinetes encabezados por un estandarte y las escopetas hacen suponerlo.

A las 22:00 horas del 7 de diciembre, víspera del día de la Inmaculada Concepción, la puerta de su iglesia parroquial de San Andrés, se abre y de ella sale un estandarte celeste con la imagen de María Inmaculada bordada. Mientras, en otro lugar de su Plaza Mayor, otro grupo de personas disparan sus escopetas, lanzando salvas en honor a la Virgen, cubriendo toda la plaza de humo y olor a pólvora que hace que el momento no sea solo visual y todos los sentidos capten algo de esta fiesta. El estandarte recorre unos 20 metros y es entregado al mayordomo que monta un caballo atalajado vistosamente para la ocasión. Éste va acompañado por dos personas a sus lados y detrás varias centenas de jinetes que en el momento de recibir el mayordomo el estandarte, lo vitorean y aclaman.

A continuación, gritan las almas y no las gargantas. Todos van cubiertos por una sábana blanca, adornada con finísimas puntillas y en algunos casos por la imagen de María Inmaculada o por estrellas doradas. Entre todos hacen que el momento sea “indescriptible e irrepetible”, convirtiendo la noche en “entrañable, mágica y misteriosa”. Las lágrimas se abren paso entre las mejillas de la multitud, recordando a los que esa noche no acompañan, pero que también vitorean a la Virgen por boca de otros. A partir de ahí, y entre una nube con olor a pólvora, la procesión recorrerá las empinadas calles del pueblo.

Seguidamente, en las plazuelas se encienden ‘joritañas’ con las que combatir al frío o simplemente charlar alrededor de las mismas con los familiares y amigos, en las cuales los niños queman sus ‘jachas’ (haz de gamonita) que “con mucho amor y paciencia” les han preparado sus abuelos o padres. Todo el pueblo acompaña y aclama a su Virgen entre viva y viva.

Después de dos horas y media aproximadamente la comitiva regresa a la plaza y todo el pueblo despide el Estandarte con la misma fuerza que lo recibió, pero con la satisfacción de haberlo tenido cerca de ellos, de haberle pedido esa gracia que alguien espera alcanzar, de haberlo acompañado un año más y de llevarse cada uno a la Virgen más cerca de su corazón. A continuación, los mayordomos invitan a todos los asistentes a degustar los coquillos y a probar los ricos caldos de la zona.

LOS ESCOBAZOS

Con el mismo espíritu religioso, ese mismo día se celebra en Jarandilla de la Vera (Cáceres) la fiesta de 'Los Escobazos', en la que esta localidad cacereña se ilumina con escobas ardiendo en honor a la Inmaculada Concepción. Según cuentan las gentes de la tierra, esta celebración nace de una tradición pastoril. Y es que parece ser que cuando los pastores regresaban de la sierra venían alumbrándose con escobones de retama prendidos que, en cuanto llegaban a Jarandilla, apagaban a golpes, dándose escobazos amistosos unos a otros.

Desde entonces, cada 7 de diciembre, se celebran 'Los Escobazos', una fiesta declarada de Interés Turístico de Extremadura por “su singularidad”, la cual comienza con la petición de rosca. El mayordomo, el cura, familiares y amigos recorren las calles del municipio gritando vivas a la Virgen de la Concepción al son del tamboril. Cuando acaban, todas las plazas se llenan de gente que prepara sus escobones para, nada más anochecer, encenderlos y empezar a sacudir. Pero nadie sale herido porque, entre otras precauciones, se toma la de no golpear a nadie por encima de la cintura.

De este modo, las calles de la localidad se vuelven un espectáculo de luz y fuego con el ir y venir de los escobazos de algunos vecinos. Mientras, muchos otros esperan pacientes a que vuelva el mayordomo, que ha ido a buscar el estandarte de la Inmaculada Concepción. Lo recoge a caballo, de manos del párroco, en la puerta de la Iglesia de Santa María de la Torre y lo procesiona por toda Jarandilla de la Vera mientras grita: ¡Viva la Virgen de la Concepción!. A lo que todos los asistentes responden con sonoros y sinceros: ¡Viva!.

Una vez que el Estandarte pertenece al pueblo, el cortejo, al que se unen caballerías y fieles a pie, circula iluminado por los escobones encendidos mientras cantan las coplas típicas de la Concepción a ritmo de cacerolas, sartenes, almireces, botellas de anís, etc. Cuando llega de nuevo el Estandarte a la plaza, se pone punto y final a batalla de los escobones con la entrega de éste nuevamente al párroco, detalla turismoextremadura.com.

FIESTAS QUE YA FUERON

El otoño en Extremadura también se ha celebrado en los pueblos que confluyen en el territorio del Tajo Internacional donde ya ha tenido lugar el evento ‘Otoño de Sabores’. La Fiesta de la Hispanidad, declarada de Interés Turístico de Extremadura, y organizada por la Real Asociación de Caballeros de Santa María de Guadalupe, es otra de las citas características de esta época del año en la Comunidad Autónoma. En ella, el 12 de octubre, cientos de caballistas se congregaron delante del Monasterio, para rendir homenaje a la patrona de Extremadura, recordando su coronación como Reina de la Hispanidad por el rey Alfonso XIII en 1929.

Precisamente, es frente al Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, a las 17:00 horas, cuando el estruendo de miles de cascos sobre el empedrado de la plaza se apodera del ambiente y se lleva a cabo el acto de recibimiento de estos caballistas que han cabalgado durante horas, e incluso durante días, para celebrar esta festividad. Pero antes, por la mañana, se imponen bandas y medallas y se nombran los nuevos caballeros de la asociación, que salen en procesión hacia la Basílica, donde se oficia una misa en honor a la Reina de la Hispanidad.

En este viaje otoñal por la geografía extremeña también hay una parada en la Feria de San Miguel de Zafra (Badajoz), que a finales de septiembre se convierte en un referente internacional en el mundo de la ganadería con su Feria Internacional Ganadera. Algo similar es lo que ocurre con la Ruta Literaria del Romanticismo, que tiene lugar en Almendralejo a principios de otoño y que hace que la capital de Tierra de Barros retroceda a mediados del siglo XIX para homenajear a los literatos románticos.

No podíamos finalizar este recorrido por el otoño extremeño sin pararnos en la berrea, cuando miles de ciervos rompen el silencio de los montes y dehesas extremeñas con sus bramidos, que retumban en el campo buscando impresionar a las hembras y advertir a otros machos en su ritual reproductor. Esta estampa recuerda que el verano toca sus últimos compases en Extremadura y ofrece un espectáculo sensorial impactante. El momento del celo suele encuadrarse entre finales de agosto y mediados de octubre, lapso de tiempo en el que, especialmente en los amaneceres y atardeceres, es posible disfrutar y asombrarse de los sonidos que emiten ciervos y venados, así como ver encuentros de grandes grupos de animales y peleas.

De hecho, muchos lugares de la región son ideales para presenciar la berrea, como el Parque Nacional de Monfragüe, Las Hurdes, el Parque Natural Tajo Internacional, la Reserva del Cíjara, el Geoparque Villuercas Ibores Jara, la Sierra de San Pedro, la zona de Hornachos y Tentudía. A su vez, el municipio de Caminomorisco, en Las Hurdes, cuenta con varios parajes donde es posible seguir este ritual de la naturaleza, entre ellos, los meandros de los ríos Hurdano y Alagón (las vistas desde el mirador del meandro de El Melero en Riomalo de Abajo son espectaculares).

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.