Región Digital
cash jamon rectagular

Estudiar y trabajar. Profesiones con presente y futuro

La crisis ha empujado a muchos jóvenes a huir y a muchos otros a plantearse su futuro. En la actualidad existen muchas profesiones que con el tiempo dejarán de existir, por lo que es interesante saber cuáles tienen salida ahora y cuáles pueden tenerlas próximamente. Estudiar, no dejar de formarse y dar con la tecla, claves.

26 octubre 2016

Resulta cada vez más habitual ver a jóvenes y no tan jóvenes partir debido a los problemas económicos que encuentran en su país y las oportunidades laborales que sí encuentran en otros lugares. La fuga de cerebros, como se le ha llegado a denominar a este fenómeno, parte bajo la premisa de la desilusión que despierta actualmente la clase política, más inmensa en generar discordia entre los diferentes partidos que en sacar adelante los verdaderos problemas que la gente tiene. La precariedad laboral, los suelos bajos, los contratos temporales, la corrupción, los recortes en salud o educación son sólo la punta de un iceberg que hace agotar la paciencia de cualquier ciudadano. Pero, ¿a qué se pueden dedicar quienes hoy todavía no lo tienen claro? Aunque parezca impensable, durante este año han aumentado la venta de pisos, por lo que vuelve a ser un negocio en auge. Profesiones como la de abogado, siempre reclamadas, o las que tienen que ver con las nuevas tecnologías llevan las de ganar.

Estudiar y trabajar a la vez, cada vez más común

Entre los muchos jóvenes que desconocen qué será de su futuro están los estudiantes, que no saben a qué atenerse dado el actual panorama. Para ello estudian una carrera que les ha costado sangre, sudor y lágrimas pagar. Están quienes con suerte han podido acceder a las becas universitarias y los hay que han optado por estudiar en línea en la universidad mientras trabajan para conseguir unos ingresos. Numerosos de estos jóvenes pertenecientes a la generación que desconoce qué será de sus pensiones, si es que llegan a disponer de una en condiciones o si cuentan con los suficientes años cotizados para hacerlo a una edad lógica; saben que en el mercado laboral algo está cambiando. Y que a diferencia de lo que vivieron sus padres o abuelos, ningún trabajo es estable, por lo que es imprescindible no dejar de formarse. En estos momentos de caos, muchos apuestan por carreras con futuro.

Estudiar Derecho, una buena opción

En este sentido, estudiar Derecho es algo por lo que muchos estudiantes apuestan ya que además de ser vocacional, es una de las titulaciones con mayor tradición y con altas tasas de inserción laboral. Especializarse en Derecho Penal para llegar a tener un día un despacho en el que ofrecer los servicios de abogado penalista en Barcelona, como sucede con Esteban Abogados, es una magnífica opción dado el índice de empleabilidad que existe actualmente en España. La duración del Grado dura cuatro años repartidos en un total de 240 créditos (60 por curso) y el precio medio de la carrera suele rondar los 4.000 euros dependiendo de la comunidad autónoma en la que se estudie. Se trata de una profesión en la que el sueldo suele ir de menos a más dependiendo de los casos a llevar y la experiencia, pero que ante todo dispone de diferentes salidas laborales con beneficiosas condiciones salariales.

Comprar y vender inmuebles, de nuevo al alza

Otro de los sectores que con la crisis parecía haber tocado fondo era el de la venta de inmuebles. Sin embargo, las últimas informaciones hablan de un aumento considerable de la compraventa de viviendas. El pasado mes de agosto aumentó un 20,3% respecto al mismo mes del año 2015 y sumó un total de 35.501 operaciones según el INE (Instituto Nacional de Estadística). También parece que empiezan a repuntar la venta de pisos nuevos, siendo los extranjeros pieza importante de dicha subida. Uno de los destinos favoritos de éstos es Baleares. En Eigentum Mallorca, Inmobiliaria en Sa Coma (Mallorca) y especialistas en Venta de propiedades y pisos en Mallorca se dedican a la compraventa de pisos en la Isla, otra profesión que teniendo en cuenta el número de extranjeros que deciden echar raíces en lugares tan paradisiacos como Mallorca, puede resultar rentable.

Crear un software, especializarse en nuevas tecnologías

Sin embargo, muchos jóvenes que han crecido a la misma velocidad que la tecnología y que son conocedores que ésta no tiene techo, están empezando a observar que cada vez son más las empresas que solicitan programadores, informáticos o diseñadores. El presente y gran pare del futuro pasa por el mundo digital y en consecuencia cada vez son más las herramientas que nacen para facilitarnos el trabajo. La contabilidad electronica es un moderno software que se encarga de llevar la contabilidad de los negocios que así lo precisen. Se trata de un sistema práctico e interesante que sirve para ahorrar tiempo y hacer eficiente la tarea del contador. Entre sus características está la de eliminar los errores si la información es incorrecta, manejar balanzas, reportes y el DIOT (Declaración informativa de operaciones con terceros) para envío al SAT (Servicio de Administración Tributaria).

Algunas profesiones con futuro

Para crear un software de este tipo o una aplicación para móvil, que actualmente están en su apogeo y que tarde o temprano dominarán nuestros dispositivos portátiles, es conveniente formarse en STEM (science, technology, engineering, mathematics), o traducido, ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Lo cierto es que algunas de las profesiones con futuro pasan por algunas de las citadas o nuevas o poco usuales como: oficiales de seguridad informática, para proteger webs de grandes instituciones; consultor ‘big data’, cuya función será organizar toda la información que se genera actualmente; gestores ‘cloud’ que protejan todo lo que se encuentra en la nube; arquitectos informáticos, que además de saber realizar un boceto o un plano, tengan conocimientos informáticos; médicos personales, que se encargará de la salud de los pacientes como hoy en día puede hacerlo un entrenador personal; técnico sociosanitario, para la atención domiciliaria y en la que entrarían masajistas, enfermeros o asistentes para partos a domicilio; artista digital, que además de plasmar su pintura en un lienzo en blanco sepa hacerlo sobre una tablet; o experto en 3D, para la restauración de obras de arte.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.