• |
Región Digital

Protagonistas 65 Edición Festival de Mérida

María Isasi: Actuar bajo las estrellas de Mérida es un momento único, no se puede explicar

Ante su papel en Pericles, Príncipe de Tiro:"Lejos de ser una cosa moralista, para mí, lo importante de la obra es que hace responsable al protagonista"

10 julio 2019 | Publicado : 00:44 (10/07/2019) | Actualizado: 21:10 (10/07/2019)

En su cuarta interpretación en el Teatro Romano, María Isasi regresa a Mérida con 'Pericles, príncipe de Tiro', dirigida por Hernán Gené, una obra que la actriz considera que podría ser el retrato de la vida de cualquier persona, en manos del azar y del destino.

Es la única actriz del reparto que conoce este escenario y ya ha advertido a sus compañeros de reparto que actuar bajo las estrellas de Mérida es "un momento único".

Después de participar en tres obras en el Teatro Romano, ¿está más o menos nerviosa por subirse a este escenario por cuarta vez?

Los grandes dicen que cada vez se pasa más nervios y yo creo que es cierto. No porque yo sea grande, que me queda mucho, pero sí es verdad que cada vez uno siente más responsabilidad y que tiene que dar más de sí.

¿Qué vamos a ver en 'Pericles, príncipe de Tiro'?

Es una historia de aventuras de un príncipe víctima de los avatares del destino. Y él también reclama a los dioses por qué le ocurren las cosas que le ocurren.

En realidad es un retrato de lo que podría ser la vida de cualquiera de nosotros, que estamos en manos del destino, del azar, y que no siempre lo que uno quiere es lo que uno consigue. Yo hago una segunda lectura de esto, porque Pericles es un buen tipo y creo que eso hay que tenerlo en cuenta. No sé si Shakespeare quería contar algo así pero, para mí, le hace responsable porque al final la vida le devuelve lo que él merece. Lejos de ser una cosa moralista, para mí lo importante es que hace responsable al protagonista.

¿En ese sentido irán los paralelismos de la obra con la realidad?

Siempre me gusta utilizar las funciones que hago para ver en qué momento está la humanidad y qué podemos aprender de la función. Yo creo que vivimos un momento en el que nos tenemos que hacer responsables.

Tenemos que cambiar el mundo y lo tenemos que hacer entre todos; y la naturaleza es generosa y al final te devuelve lo que le das.

Ministra de Tiro, pretendiente copropietaria de un burdel, esposa de Cleón... ¿se había enfrentado a alguna vez a un papel como este con varios personajes?

Nunca en mi vida. Los proyectos de Hernán Gené siempre suponen un reto. Recuerdo el primer día que dijo que no nos íbamos a sentar en una silla en esta obra.

Efectivamente, son dos horas trepidantes donde yo tengo 18 cambios de vestuario. Es curioso además que gente que ha visto los ensayos se ha sorprendido de que seamos sólo siete actores.

¿Hay algún personaje con el que se sienta identificada?

Los personajes son como los hijos, hay que quererlos a todos. Con algunos te entiendes mejor, con otros peor... pero hay que amarlos a todos porque todos tienen su importancia.

Y es bonito hacer desde un marinero que tiene una frase nada más hasta una reina antagonista como podría ser tipo Lady Macbeth.

¿Y alguno que le haya costado más interpretar?

Curiosamente, siempre he tenido ganas de hacer reinas malas y, ahora que me han dado una, me cuesta mucho. Me gusta identificarme mucho más con la bondad y los actores solemos desear que nos den personajes de malos, pues son muy golosos, pero cuando de verdad te enfrentas a ellos dices 'qué difícil es esto', porque te cuesta reconocerte.

Esta obra se mueve entre el melodrama, la comedia y la tragedia pero, ¿predominarán las risas o los lamentos?

Aquí hay más risas. Es una función luminosa, que habla de la vida desde el cariño y el humor. El humor es un ingrediente básico para poder soportar la vida, como dirían nuestras abuelas.

¿Conocía a Hernán Gené?

No, aunque sí que había escuchado sobre él y sus proyectos, que habían sido muy brillantes. Tenía muchas ganas de trabajar con él, así que ha sido un privilegio.

¿Fue ese uno de los motivos por los que dijo sí a este montaje?

Sí, porque además cuando empezamos el primer día de ensayo no sabíamos qué personajes íbamos a hacer. Por primera vez en mi vida no me llamaba un director diciéndome 'quiero que hagas este personaje en esta función'. Sí que me contaron cuál era la función, a mí Shakespeare me gusta mucho y eso también suponía un atractivo.

IsasiEs la única actriz con experiencia en la arena de este teatro, ¿le han pedido algún consejo los actores debutantes?

Están como niños correteando por los pasillos, como si fuera la Noche de Reyes. Al principio, me preguntaban cómo es este teatro y yo les dije que no hay nada igual.

Actuar bajo las estrellas de Mérida es un momento único. Es algo que no se puede explicar, hay que vivirlo.

¿Qué recuerda de su paso por Mérida como actriz?

Tengo recuerdos maravillosos de las tres veces que he estado aquí. La primera vez tenía casi 30 años. La segunda fue con Concha Velasco en Hécuba y trabajar con ella fue un sueño que nunca voy a olvidar. Y la última fue La Orestiada, también muy hermosa, que duró nueve días, por lo que nació y murió aquí en el Festival de Mérida,

¿Y qué retiene en la memoria de su primera cita con el teatro en Mérida cuando vino a ver actuar a su madre, Marisa Paredes en 1996?

Recuerdo este teatro enorme, unos cipreses enormes y mi madre allí vestida como de hada en un jardín precioso, muy mágico. Fueron mis primeros encuentros con el teatro, que era lo que me fascinó y me hico querer formar parte de eso.

Hija de una gran actriz, y también de un reconocido director de cine, Antonio Isasi, ¿eso facilita la vida en el mundo de la interpretación?

Facilita en el sentido de que es un lugar en el que te has criado, el teatro lo tienes en casa y lo quieres hacer. Pero por otro lado es complicado porque es inevitable que te comparen todo el tiempo y eso es una cosa que a mí no me gusta porque cada uno somos como somos.

Yo tengo los genes que tengo, pero también tengo que enfrentarme a ellos en el sentido de que tengo el derecho de ser quien soy, de tener mi propio camino.

Y, en ese sentido, yo creo que mi madre y yo lo hemos hecho muy bien porque a día de hoy todavía hay mucha gente que no sabe de quién soy hija y, sin embargo, me ha visto en mi carrera y me reconoce como actriz.

Eso ha sido un logro que hemos conseguido porque muchas veces nos han propuesto trabajar juntas y hemos dicho que no.

¿Vendrá Marisa Paredes a ver el estreno?

Por primera vez, mi madre no va a poder venir a verme a Mérida. Esto es lo que tiene ser veterana (risas). Me vino a ver la primera, la segunda y la tercera, y a la cuarta va a faltar porque tiene un viaje.

No va a venir ni mi madre, ni mi marido... yo mañana estoy sola y me siento arropada por la gente maravillosa de Mérida.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.