Región Digital
colegio mediadores badajoz

Caras de la 62º Edición Festival de Mérida

Toni Cantó, Aquiles en Mérida: “El público emeritense es un verdadero regalo, una mezcla inusual de conocimiento y disfrute"

Visto a través de la pantalla parece serio, teniéndole delante es cercano y sobre la arena del teatro, Aquiles le hará humano. Algunos lo conocerán por su faceta de actor, otros, por su etapa de presentador o su implicación en el escenario político, con afirmaciones como que, “en política, no se hace teatro, se hace circo mediocre"; pero es también, uno de los personajes de relevancia artística en nuestro país.

Sara Mateos Vera

26 julio 2016 | Publicado : 18:09 (25/07/2016) | Actualizado: 20:59 (27/07/2016)

Desde que el magazine La Tarde de Televisión Española le ofreciera su primera oportunidad ante las cámaras en 1986, Toni Cantó no se ha separado del mundo de la interpretación. Más de treinta años disfrutando y haciendo disfrutar con sus personajes, sus interpretaciones y con él mismo.

Cine, televisión, teatro e incluso política han sido conquistados por este valenciano activo, carismático, profesional y sin pelos en la lengua. A pesar de su dilatada trayectoria profesional en los diferentes campos, Toni Cantó se considera un hombre de teatro. Comedia o tragedia, pero teatro.

Además, ha participado en obras como Hamlet, El mercader de Venecia, Mucho ruido y pocas nueces, El pez gordo, Razas o La Orestíada donde dio vida al mismísimo Orestes en el Teatro Romano de Mérida. Cantó vuelve ahora a la arena de esta ciudad para dar vida a Aquiles, un guerrero victorioso que dejará el campo de batalla por el templo de la palabra.

-¿Cómo es el Aquiles de Toni Cantó?

“Es un héroe, una bestia parda que está en un proceso de humanización. Se va dando cuenta de que la sangre sólo siembra sangre y que a través del terror y de la violencia no se puede conseguir nada. Es un tipo que en primer lugar empieza a hacerse preguntas, eso requiere una valentía y más cuando te las haces dentro de una organización tan rígida como un ejército y siendo lo que es él, un grandísimo general”.

-¿Qué parte de Aquiles te ha costado más interiorizar y llevar a escena?

“La parte más interna es mucho más complicada. Entender bien su pelea e intentar encarnarla es realmente difícil”.

-No es la primera vez que actúas en el Teatro Romano de Mérida, pero sí la primera vez que lo haces como protagonista absoluto ¿Qué pueden esperar los espectadores de Toni Cantó en esta ocasión?

“La otra vez que pisé el teatro con Orestes era muy joven y creo que no terminé de disfrutar del todo de la experiencia. Era muy inconsciente y muy osado y por eso probablemente, me atreví a saltar a la arena de Mérida. Creo que esta vez voy a ser más consciente y voy a poder disfrutar mucho más de la experiencia y espero haber mejorado algo como actor y persona desde entonces”.

-En tu dilatada trayectoria profesional, ¿Qué lugar ocuparía el personaje de Aquiles en un supuesto ranking imaginario?

“En un personaje muy importante para mí porque está creado para hacerse aquí, un lugar especial por el sitio en sí y sobre todo por el público, al que definiría como niño sabio. El público en Mérida es una mezcla inusual de gente que tiene un conocimiento de causa y una experiencia brutal pero que sigue disfrutando las funciones como si fueran niños, un tesoro muy difícil de encontrar. Es importante por eso pero también porque interpretar a Aquiles es interpretar a un grande y en cuanto me hablaron del proyecto me apeteció mucho por el personaje y también por el lugar donde iba a ser llevado a cabo”.

-Has trabajado en cine, teatro, televisión, ¿En qué medio se siente Toni Cantó como pez en el agua?

“En teatro. Me considero un hombre de teatro porque creo que en el teatro se pueden profundizar mucho más las cosas. Quizás yo sea más diesel que gasolina, no lo se pero es cierto que en el teatro uno tiene la oportunidad de ir cambiando cosas, mejorando y matizando el personaje a través del proceso de ensayos y las representaciones”.

-¿En qué momento se encuentra tu carrera profesional?

“En muy buen momento. Excepto por alguna cosa, me considero un hombre muy afortunado en la vida y tener la oportunidad de seguir haciendo el trabajo que me gusta y personajes como este después de más de 30 años es un auténtico privilegio”.

-Podemos decir que tienes experiencia en mundo del teatro por partida doble, por un lado el teatro de escena y por otro, el teatro político ¿Existe algún punto de confluencia entre ambos?

“En política no se hace teatro, se hace circo mediocre. El teatro es la búsqueda de la verdad a través de un artificio. La política que a mí no me gusta, pero por desgracia se sigue practicando demasiado en este país, es tapar la verdad continuamente mediante artificios. Respeto mucho la palabra teatro como para decir que en el Congreso de los Diputados los que hacen mala política hacen teatro”.

-¿Crees que los nuevos partidos del panorama político actual están vacunados contra los vicios y errores que se ponían de manifiesto en la obra teatral “Debate”, creada y dirigida por ti mismo?

“Ninguno estamos vacunados, cuando creemos que estamos vacunados y a salvo de todo, léase Podemos, hemos empezado a fallar. Uno nunca debe decir que es una raza especial ni gente buena, debemos ser conscientes de que somos seres humano y corremos el mismo riesgo que el resto de los partidos. Lo que hay que intentar es que tu partido ponga en marcha mecanismos que automáticamente aparten al indeseable”.

-En una de tus entrevistas comentabas que el ser actor ayuda a verle el cartón a los políticos, ¿Ha podido ver ya ese cartón?.

“ Sí claro, a muchísimos de ellos. Como actor y como director estoy más entrenado para ver cuando uno está sobreactuando. El mayor peligro de la política visto desde el punto de vista de un director o actor de teatro es la sobreactuación. Es peligrosa y viene causada por dos razones: porque el candidato o actor no se cree lo que está haciendo y es una persona absolutamente insegura o porque menosprecian al público o al electorado. Yo desde luego, no quiero tener ni a uno ni a otro gobernando mi país”.

-Si tuvieses la oportunidad de representar a algún personaje del panorama político actual, ¿Quien sería el elegido?.

“Probablemente elegiría a algún malvado porque los malos son muy agradecidos. Pero debo decir que también me encantaría poder interpretar a Albert Rivera para que la gente entienda cuál es la verdadera dimensión del personaje ”.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.