Región Digital
colegio mediadores badajoz

Fernández Vara: "En Extremadura, podemos decir que somos la Comunidad Autónoma en España donde probablemente más vivo esté el diálogo"

"En apenas dos meses, se han aprobado unos Presupuestos con la abstención del PP y una Ley de Lucha contra la Exclusión Social con el voto de Podemos. Creo que son un buen ejemplo de esa realidad, y yo no me siento por eso orgulloso. Me siento orgulloso como extremeño de que nuestras fuerzas políticas sean capaces de ponerse de acuerdo".

21 julio 2016 | Publicado : 09:09 (21/07/2016) | Actualizado: 15:38 (22/07/2016)

Así de tajante, se expresa el Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una conversación con Regiondigital.com, donde habla de la realidad extemeña, de la negociación de los próximos presupuestos regionales para 2017, de la situación de España, de las metas y necesidades de los extremeños y, de educación pues, ante todo y sobre todo cree que, "sólo con un sistema educativo, de verdad, transformador y capaz de abrir los ojos y abrir la mente de los chicos y de las chicas, podremos producir un cambio y una transformación grande en Extremadura".

Sabe que la situación nacional es complicada y, que afecta mucho a Extremadura, está convencido de que no habrá terceras elecciones pero, espera y desea que, cuanto antes, haya un nuevo Gobierno y se establezcan las líneas claras de financiación, porque la región necesita conocer pautas para establecer sus prioridades y su Presupuesto, indicando que, un Ejecutivo Estable es lo que están reclamando todos los españoles, cuestionando la postura de los políticos actuales, comparados con los de la transición, "ahora parece como si fuera más importante qué va a pasar conmigo, con mi futuro o con mis expectativas. Creo que es un error".

Llevas un año al frente del gobierno de la Junta de Extremadura, en la que es tu segunda legislatura, y acabas de hacer el Debate del Estado de la Región, una especie de examen para todo Presidente... ¿qué balance haces de este primer año?


Yo que no soy, ni he sido nunca triunfalista, sino todo lo contrario, creo que tengo los pies bastante pegados a la realidad. En este tiempo ha habido claros y ha habido oscuros. Ha habido claros en el bien entendido de que terminó el año con un crecimiento del 3 por ciento -un buen crecimiento-.
Que el desempleo –que es un problema gravísimo y que los datos son absolutamente negativos- en estos seis primeros meses del año se ha comportado razonablemente bien, pero que sigue habiendo cifras absolutamente inaceptables y desde luego una precariedad laboral rampante que no es admisible.
Creo que en la recuperación de los servicios públicos sí se ha hecho un buen trabajo, tanto en Educación como en Sanidad, en aspectos que tienen mucho que ver con cuestiones esenciales en la vida de las personas. Creo que en materia de Vivienda también, intento afirmar que no hay desahucios de aquella gente que no paga porque no pueden.
Y luego a lo largo de este año, yo creo que hemos recuperado algo básico en una región como la nuestra, que es el diálogo. Ahora se habla. Se podrá llegar a acuerdos en todo o en parte, pero se habla. 
Pienso que la máxima expresión de ese diálogo ha sido el Debate del Estado de la Región, donde en medio de críticas o de no críticas, ha sido un debate constructivo donde yo he planteado propuestas, donde se han posicionado frente a las propuestas, unas se han aprobado, otras no.
Pero, desde luego, salimos del Debate del Estado de la Región con posibilidad de llegar a acuerdos con todo el mundo. Eso creo que es importante, no habiendo cerrado ninguna puerta, ni por nuestra parte, ni por parte del resto de los grupos. Eso es una buena noticia.
En medio pues, cuando tú llegas a un sitio y te encuentras con dificultades económicas, pues claro que hemos tenido que hacer un presupuesto que caía tres puntos porcentuales, ya me hubiera gustado haber hecho un presupuesto expansivo de siete puntos. No hemos podido hacerlo porque los ingresos no estaban.
Entonces hemos tenido que sufrir un baño de realidad, desde el punto y hora en que nos encontramos como objetivos prioritarios el que cuadren las cuentas sin que descuadre la vida de la gente.

A pesar de que es complicado, resume un logro que hayas conseguido en este año y una frustración que tengas.

Una frustración, obviamente, ha sido no poder tener los presupuestos el 1 de enero. Los presupuestos son la política hecha números. En la medida que eso provocó un retraso de cuatro meses, evidentemente que fue una frustración, que hubo que volver casi a empezar desde cero, hablando, dialogando y negociando.
Y un logro, cualquiera de las personas éstas que haya ido un sábado por la tarde a alguna urgencia de las que antes estuvieran cerradas; o cualquiera de los chicos que ahora va o ha ido cada día a estudiar FP o Bachillerato al pueblo de al lado y ya no lo han tenido que pagar sus abuelos. Eso que son las cosas de cada día, son las que realmente tienen valor e importancia.

Retomando el tema presupuestario… en abril, se aprobaron los Presupuestos de 2016, pero ya se está trabajando en los de 2017... ¿cómo afrontáis este proceso?

Estamos a la espera de que Madrid nos marque las ‘grandes líneas’, que las tiene que marcar el Consejo de Política Fiscal y Financiera, no Madrid, sino todos juntos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Pero claro, al no haber Gobierno, pues no se ha podido marcar todavía el techo de gasto. Y ésta es una de las cosas por las que está corriendo mucha prisa el que haya un Gobierno en España. Y
o cuando he defendido y defiendo la necesidad de que se produzca una decisión de gobierno cuanto antes, es porque yo sí sé las consecuencias que está teniendo el que eso no sea así y, por cierto, perjudica a los más humildes.
Yo cuando oigo ‘no nunca más, en ningún caso, ni no, ni ahora ni jamás, nunca que haya acuerdo en nada, ni en…’ bueno chico nada, pues vale, pero tengamos claro que eso es muy evidente y que tiene consecuencias. Que sepamos que las cosas tienen consecuencias y tiene que haber unos presupuestos para adecuadamente dar respuesta a la demanda.
Pero, marcar las ‘grandes líneas’, nos las marcará el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Nuestro esquema lo tenemos claro y es intentar cumplir en el 2018 con el criterio de déficit; el paro, ir cumpliendo en cada año en una senda progresiva y para eso, primero, tenemos que seguir creciendo y que los recursos que como consecuencia del crecimiento que vengan nuevos, vayan a consolidar el déficit. Y para eso, tenemos que hacer un buen uso de los presupuestos y reajustar como hemos hecho este año para seguir dedicando recursos a Educación y Sanidad.

Has hablado de frustración el no tener los presupuestos el 1 de enero. De todo se aprende, seguramente que, de cara a 2017, hay mayor predisposición a la negociación y al acuerdo.

Sin duda alguna, a la vuelta de verano, cuando tengamos los datos de Madrid, del Consejo de Política Fiscal y Financiera, se los trasladaremos a los grupos y empezaremos a hablar. Vamos a hablar con todo el mundo, como hemos hecho hasta ahora para intentar completar un presupuesto que permita dar respuestas.
Es verdad que en el presupuesto del 2016 ya se adelanta parte del de 2017, cuando tú tomas decisiones. Por ejemplo, si vamos a pactar en las infraestructuras educativas, si vamos a pactar en las infraestructuras en general, aparte en el presupuesto ya lo estás acordando. Luego faltan, evidentemente, unas cosas por decidir.

¿Crees que Extremadura puede ser un ejemplo de lo que es diálogo y de lo que es poner el interés del ciudadano por encima del interés del partido? Al fin de cuenta, no hay que olvidar que el PP se abstuvo en la aprobación de los Presupuestos.

Yo en el Debate del Estado de la Región intenté dejar dos mensajes muy claros. Uno: que podamos ser ejemplo de algo y a mí me gustaría que lo fuéramos de esa parte, dentro de la Estrategia Productiva o de la Estrategia de Especialización. Que le demos una gran importancia a todo lo que tiene que ver con la economía verde, que en eso somos y podemos ser absolutamente singulares. Y luego en la práctica el diálogo social.
Es verdad que ahora mismo en Extremadura podemos decir que somos la Comunidad Autónoma en España donde probablemente más vivo esté el diálogo. En apenas dos meses, se han aprobado unos Presupuestos con la abstención del PP y una Ley de Lucha contra la Exclusión Social con el voto de Podemos. Creo que son un buen ejemplo de esa realidad, y yo no me siento por eso orgulloso. Me siento orgulloso como extremeño de que nuestras fuerzas políticas sean capaces de ponerse de acuerdo.

Lo acabas de decir: “Nosotros estamos también en ‘stand by’, porque el gobierno de Madrid está en ‘stand by’”. Se acaba de constituir el Congreso,..... ¿cómo valoras lo que pasa en Madrid?, ¿cómo crees que va a sucederse?

No lo sé. Sí creo que todo el mundo tiene claro en este momento que no puede haber elecciones. No las puede haber, bajo ningún concepto. Y si hubiera elecciones, tendría que haber muchos responsables, no digo uno, tendría que haber muchos responsables si España termina convocando a los españoles de nuevo a las urnas.
Quiero dar un voto de confianza y esperar que haya un gobierno lo antes posible. Si no fuera así, obviamente como siempre he hecho, diré lo que pienso, y quién tiene que asumir las responsabilidades.

¿Cuál crees que puede ser la fórmula?

No lo sé, vamos a esperar. Estamos en un momento en que ha empezado a destaparse el tapón del diálogo y parece que todo el mundo tiene que claro que hay que hablar. Evidentemente yo creo que lo primero que tiene que hacer el presidente en funciones es intentar conformar una mayoría, y cuando el Rey reciba a las fuerzas políticas y haga el encargo de gobierno, pues ir a la investidura e intentar ganarla, que es de lo que se trata. Y para eso hay que negociar.

Has sido de los líderes socialistas que más claros has sido con tu partido, haciendo autoccrítica.... ¿Crees que debería haber mayor autocrítica en todos los partidos?

Yo he insistido mucho en algo que me parece absolutamente necesario y es que entendamos que estamos viviendo momentos de extrema complejidad, y cuando tú tienes y vives momentos de extrema complejidad, no vale con respuestas tan simples como las que a veces se dan. Los problemas de España no pueden depender solamente de un sí o de un no, porque son muy complejos; son problemas que tienen raíces muy profundas y que tienen una altísima complejidad por el momento que estamos viviendo.
Estamos asistiendo a una realidad en la que en la misma semana ha habido un atentado terrorista a cuatro pasos de aquí y un Golpe de Estado a ocho pasos de aquí. El que todavía no se dé cuenta que en este mundo tan complejo no se pueden dar respuestas tan simples, que no es todo cuestión solo de sí o de no, de blancos y de negros, que hay multitud de matices por los que hay que transcurrir. Si no somos capaces de darnos cuenta de eso, no habremos entendido nada de lo que está pasando.
Y ahí es donde yo entro y digo: ‘oye, démonos la oportunidad de poder encontrar acuerdos sobre aquellas cuestiones que tienen que ver con el interés general de España y de los españoles, no con el particular nuestro’.
España no se puede permitir el lujo de desaprovechar, lo que a mi juicio, ahora es una oportunidad en este tiempo. Si nosotros somos capaces, desde la discrepancia, desde la distancia que puede haber entre unos y otros, pero respecto a lo nuclear, a los aspectos esenciales, de ponernos de acuerdo, eso nos otorgaría estabilidad política y seguridad jurídica. Eso traería inversión a España, riqueza y empleo.
A mí es que los grandes discursos no me gustan. Creo que lo que yo tengo que buscar es trabajo para la gente, así que no venga usted levantando barricadas aquí, porque las barricadas no se han traducido nunca en empleo.

Tras el 26 de junio, después de lo sucedido el 20 de diciembre, se habla mucho de que los personalismos de ciertos líderes habían sido causantes de la desafección todavía mayor por parte del ciudadano, ¿crees que eso es algo que se debería pensar?

España, sin duda ninguna, ha tenido dos momentos muy delicados en su historia –ha tenido muchos-, pero ahora en nuestra pequeña historia de estos cuarenta años aparecen dos con claridad: la Transición y el cambio político que se ha producido ahora, pasando del bipartidismo a un mayor pluralismo político.
¿Dónde está la diferencia? Que allí había gente que probablemente tenía entre sí muchas más diferencias de las que puede haber ahora, porque la economía ha evolucionado, porque estamos en Europa, porque estamos en la OTAN, por tantas cosas que te dan ya una serie de cosas cerradas… Y entonces fueron capaces de poner el interés general de España por encima del suyo, e incluso de su propio futuro personal y ahora está ocurriendo lo contrario.
Y, éso por mucho que me quieran convencer, no me va a convencer nadie. Hubo una generación de españoles con muchas más diferencias entre ellos de las que podía haber ahora, porque entonces ni estábamos en Europa, ni estábamos en la OTAN, ni teníamos aprobada una Constitución, y fueron capaces de renunciar a una parte, para ponerlo en el común, en el global, en el colectivo.
Frente a ello, ahora parece como si fuera más importante qué va a pasar conmigo, con mi futuro o con mis expectativas. Creo que es un error.

En Extremadura, el día 8 de septiembre, es la fecha que marca el inicio del nuevo curso político. ¿Cómo te gustaría que estuviera tanto España como Extremadura y España, como presidente de la Junta, como secretario general del PSOE, como extremeño y como ciudadano?

Me gustaría, en primer lugar, que España tuviera un Gobierno. Me gustaría que desde la oposición, el PSOE pudiera hacer una política de cambio y constructiva, porque se pueden hacer muchísimas cosas desde la oposición en un escenario sin mayorías como el que hay ahora. Me gustaría que España recuperara, a través de la seguridad jurídica y de la estabilidad política, el papel que ha tenido en estos últimos años respecto a la inversión extranjera.
Es decir, España necesita una inversión potente, una inversión en bienes de equipo y en economía productiva.
Me gustaría que pudiéramos tener claro todos que la Educación tiene que ser el instrumento capital y que cuanto antes se derogara una ley y se pueda llegar a un consenso respecto a otras. Y luego, sobre todo, a mí me gustaría que la gente que tiene perdidas las esperanzas, las pueda recuperar. Ese es el día a día de nuestra obsesión. A mí me obsesiona de verdad, se lo digo a alguna gente que no me acaba de entender muy bien…, lo que más me preocupa ahora mismo, es dar respuesta a las necesidades que la gente tiene, y esa respuesta la tenemos que dar desde el crecimiento y el reparto de la riqueza para la generación de empleo. Los discursos ahora están muy bien, pero de los discursos la gente no come. Y eso creo que es algo fundamental.
Y además de todo esto, si somos capaces en Extremadura de poder aprobar en Extremadura la Ley de Emergencia Social de la Vivienda, al igual que hemos hecho con la Ley Contra la Exclusión Social, tendremos una herramienta más para luchar en favor de la solidaridad entre unos y otros.

Confías en que se den los mecanismos necesarios para que Extremadura mejore en temas tan cruciales como Educación, Empleo, Infraestructuras…

Sin duda. Creo que hay muchos ojos mirando hacia Extremadura, no lo digo por decirlo, lo digo porque lo estoy viendo todos los días. Y aunque haya gente que no se lo haya tomado en serio, el discurso éste de la economía verde es un discurso muy potente, alternativo a una realidad que no tiene respuestas en el mundo.
Hay mucha gente que le tiene mucho miedo al cambio climático, a las consecuencias que tiene y a la destrucción del planeta. Y que haya alguien que haya puesto ese discurso en favor, no de la belleza de las palabras, sino en favor de la belleza de las ideas, de decir, ‘oye vamos a intentar, por primera vez, poner en valor algo que nos va a servir para convertirlo en recursos para Extremadura’, en la nueva financiación autonómica, en los nuevos fondos estructurales, en la nueva Política Agraria Comunitaria.
Es decir, que el desarrollo sostenible que hasta ahora ha sido un concepto por el que se ha venido trabajando muchos años, demos un puñetazo en la mesa, y digamos: ‘oye, vamos a poner esto en valor para poderle sacar todo el rendimiento posible de cara a que eso sirva para convertirlo en empleo y en riqueza para el conjunto de la ciudadanía’.

Enlazándolo con esto último....=crees que el futuro de Extremadura pasa por la economía verde, pero también a través del Turismo y de la Cultura?... por ejemplo, se ha confirmado la región como escenario de rodaje de una famosa serie extranjera de televisión.

El turismo ahora mismo es el sector más maduro, junto a todo lo que tiene que ver con la agroindustria, donde tenemos todavía mucho camino para poder mejorar. El turismo puede acabar creciendo a dos dígitos este año, con lo cual es una cosa espectacular. ¿Por qué? Porque ha sabido entender que es turismo de naturaleza, de patrimonio, de cultura, de gastronomía, de eventos… es decir, esa mescolanza es una mezcla de éxito.
El ejemplo que el Festival Internacional de Teatro aporta a Mérida es clave, es una suma de conceptos. Yo me he encontrado esta semana a gente que venía a hacer un congreso de directores de hoteles de una determinada cadena que han hecho una convención en la ciudad y luego han ido al teatro, han hecho turismo y pillaban un hotel.
He visto a gente que venía de excursión desde Zamora y que iban camino de Andalucía, pero que han hecho noche aquí para asistir al teatro y visitar Mérida. Es decir, es la suma de cosas que todas unidas están teniendo un muy buen resultado. Desde luego, yo no me voy a tirar el moco y decir que Extremadura está de moda, pero que Extremadura interesa y encanta a mucha gente, de eso que nadie tenga duda.

¿Piensas que los ciudadanos también tenemos que hacer algo, no solo los políticos?

Sí, y ofrecer la máxima calidad posible. Creo que en el ámbito del Turismo la mejora de la calidad de los servicios que ofrecemos es básica. Muchas veces todavía veo que adolecemos de la necesaria.
Por eso hay que trabajar mucho todavía también en formación de políticas activas de empleo y en formación, en general. Porque hay un mundo ahí deseando comprar un producto, y lo que hay que salir es a vendérselo, pero hay que saber venderlo y saberlo vender adecuadamente. Y creo que ahí también nos queda mucho camino por andar.

Ahora.... llega a agosto, un periodo de reflexión y de objetivos para el futuro inmediato, ¿qué te planteas?

Intentar llegar a la fecha con un Proyecto de Presupuesto que pueda tener el respaldo de una mayoría suficiente. Y también, desde luego, no tengo ninguna duda, que mi verdadera obsesión la constituye el cambio en la educación en nuestro país y en nuestra región.
Y es que sólo con un sistema educativo, de verdad, transformador y capaz de abrir los ojos y abrir la mente de los chicos y de las chicas, podremos producir un cambio y una transformación grande en Extremadura.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.