the geco
  • |
Región Digital

Extremadura recuperó casi 3.000 toneladas de aceites usados en 2019

l sistema Sigaus se encarga de su recogida y correcta gestión en toda España, gracias a una red de casi 200 instalaciones gestoras, cinco en Extremadura

12 agosto 2020

Las empresas integradas en el sistema integrado de gestión de aceites usados (Sigaus) recogieron en 2019 un total de 2.988 toneladas de aceites usados en Extremadura y prestaron servicio a 2.198 establecimientos que generaron este residuo.

Tras la crisis del Covid-19, que ha provocado un "desplome" de la actividad del tejido empresarial dedicado a la gestión del residuo en Extremadura, Sigaus apuesta este 2020 por contribuir a la recuperación económica y social de Extremadura en clave ambiental.

El residuo que generan los aceites lubricantes procedentes de los motores de los vehículos y la maquinaria industrial contiene sustancias tóxicas y metales pesados que lo convierten en un potente enemigo para el medio ambiente.

Se trata, en muchos casos, de pequeñas empresas de carácter local que este año han visto "amenazada su subsistencia" debido a la pandemia. Ante la paralización de su actividad, con una caída media del 40%, Sigaus ha llevado a cabo una modificación total del modelo de financiación aplicado hasta ahora y que estará vigente hasta finales de año, para asegurar la continuidad de la recogida del aceite usado, con independencia de la cantidad o del lugar donde se produzca el residuo.

252 MUNICIPIOS EXTREMEÑOS
Durante 2019, en Extremadura se recogieron y reciclaron un total de 2.988 t de aceites industriales usados, a través de 4.806 recogidas registradas y atendiendo con ello a 2.198 establecimientos productores repartidos en 252 municipios (que abarcan al 94,8% de la población de la comunidad autónoma).

Un total de 1.522 de estos establecimientos tenían que ver con la automoción, 287 eran industrias y 389 realizaron otras actividades (construcción, servicios o instalaciones de la Administración, entre otras).

En Extremadura, durante 2019, el 93% de los municipios en los que Sigaus recogió aceites usados son rurales. En ellos atendió a 1.145 productores. Asimismo, se atendió a 110 productores en zonas de montaña y a 130 situados en localidades de menos de 1.000 habitantes. Y se registró una intensa actividad en zonas de alta vulnerabilidad ambiental.

En concreto, en el entorno de espacios protegidos, se atendió en 2019 a un total de 72 productores del residuo en 16 espacios, recogiéndose un total de 88 toneladas de aceites usados.

En lo que respecta a la recogida en el entorno de recursos hídricos, otra de las zonas más sensibles en materia de contaminación (por generarse este residuo en estado líquido y presentar tan baja biodegradabilidad), en 2019 se atendieron en estas zonas (ríos, embalses, lagos y otras zonas sensibles) a un total de 17 productores de aceites
usados, que generaron 16 toneladas de residuo.

Una vez recogido, el aceite usado se traslada a instalaciones especializadas para su análisis previo y tratamiento final con el objetivo de que pueda ser 100% aprovechado, bien como base lubricante para la fabricación de nuevos aceites (regeneración) o bien como combustible de características similares al fuel óleo (valorización energética).

En el caso de Extremadura, el aceite usado finalmente gestionado, una vez retirados los impropios de agua o lodos que puede contener el residuo, fue de 2.679 toneladas, de las que prácticamente un 80% se destinó a regeneración, el tratamiento prioritario por sus importantes beneficios ambientales y económicos, mientras que el 20% restante se valorizó energéticamente.

Gracias a la regeneración, en 2019 fue posible retornar al mercado en Extremadura un total de 1.339 toneladas de nuevos lubricantes. Además de la obtención de estas materias primas (para las que, de no contar con el aceite usado, se hubieran necesitado 629.026 barriles de petróleo), la regeneración es un proceso que aporta importantes beneficios en la lucha contra el cambio climático y que, en el caso de Extremadura, supuso evitar la emisión a la atmósfera de un total de 1.427 toneladas de CO2.

Por su parte, el aceite usado valorizado energéticamente con el objetivo de fabricar combustible de uso industrial permitió ahorrar una energía equivalente a 0,5 GWh, y 55.626 barriles de petróleo.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.