the geco
  • |
Región Digital

Unos 120 trabajadores del Ayuntamiento de Cáceres llevan desde enero sin tarjeta sanitaria

Así lo denuncia UGT, añadiendo que al no disponer de la misma, "no pueden acceder con facilidad" a sus recetas médicas.

07 octubre 2020

UGT Extremadura ha criticado que unos 120 trabajadores del Ayuntamiento de Cáceres llevan desde enero sin tarjeta sanitaria de la Seguridad Social.

A través de una nota de prensa, el sindicato ha destacado que estos empleados públicos, con sus familiares a cargo, recibían hasta entonces asistencia sanitaria a través de compañías privadas.

De esta forma, estos trabajadores, al no disponer de tarjeta sanitaria, "no pueden acceder con facilidad" a sus recetas médicas, ya que para ello tienen que pedir cita presencial a su médico de cabecera, el cual debido a la demanda actual, procede a dársela "con una semana mínimo de tardanza".

"Esta incidencia crea un trastorno aún mayor en aquellos usuarios con tratamientos crónicos. Muchos de estos trabajadores incluso han tenido que solicitar a su farmacia de confianza el adelanto de sus medicaciones debido a la tardanza de la emisión de las recetas", ha apuntado el sindicato.

Así pues, FeSP-UGT Extremadura ha puesto al Ayuntamiento de Cáceres en conocimiento de esta situación para que intercediera y velara por la salud de sus trabajadores y familiares, además de solicitar al SES que emita estas tarjetas con la "mayor celeridad posible" para evitar este "perjuicio a la ciudadanía", concluye.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.