the geco
  • |
Región Digital

Dos detenidos en Alcuéscar cuando transportaban 2,7 toneladas de almejas sin documentación

Ante el "elevado número de irregularidades observadas", la imposibilidad de averiguar la procedencia de la mercancía y su aparente mal estado.

17 junio 2020 | Publicado : 11:06 (17/06/2020) | Actualizado: 13:11 (17/06/2020)

Agentes de la Guardia Civil han detenido a la altura de la localidad cacereña de Alcuéscar a dos hombres de nacionalidad portuguesa cuando transportaban 2,7 toneladas de almeja japónica con documentación falsa relativa a su transporte, sin acreditar la trazabilidad de la mercancía y en aparente mal estado de conservación.

En concreto, la actuación ha tenido lugar el pasado domingo, 14 de junio, cuando agentes de la Guardia Civil realizaban un control en el 'Cruce de la Herrerías', entre las carreteras N-630 y EX-382, en el término municipal de Alcuescar.

En este servicio, los agentes sorprendieron a dos hombres de nacionalidad portuguesa que se encontraban haciendo transbordo de numerosos sacos de moluscos (almejas) de una furgoneta a otra, observando que una de ellas tenía rotas las cubiertas de dos de sus ruedas.

Al acercarse a los vehículos y comprobar la mercancía, los agentes observaron que "no disponía de ningún tipo de etiquetado", por lo que no podían comprobar ni el origen ni el destino del producto, relata la Guardia Civil en una nota de prensa.

En ese sentido, la Benemérita les solicitó la documentación relativa al transporte de las almejas, ante lo que los ahora detenidos presentaron, únicamente, una supuesta guía de transporte de 1.500 kilogramos de almeja japonesa, pero que "carecía de sello o firma de organismo o Autoridad Sanitaria".

Además, los agentes observaron que el producto pudiera no estar en buen estado dado que, al parecer, la furgoneta llevaba averiada varias horas en el lugar esperando a que otro vehículo acudiera desde Portugal para realizar el transbordo de las almejas.

Por eso, ante el "elevado número de irregularidades observadas", la imposibilidad de averiguar la procedencia de la mercancía y su aparente mal estado, con el "consiguiente riesgo que su eventual consumo pudiera suponer para la salud pública", los agentes contactaron con los servicios veterinarios de la Junta de Extremadura.

Al llegar un facultativo, a la vista de la mercancía y de los documentos aportados, determinó que las condiciones de refrigeración "no habían sido las adecuadas" y además era imposible conocer el origen de captura de los moluscos, su destino o cualquier otro dato acerca de los mismos, por lo que "debía procederse a su inmediata destrucción por el riesgo que suponían para la salud pública".

Por este motivo, la Guardia Civil procedió así a realizar el pesaje de los sacos de almejas, comprobando que transportaban 150 sacos de malla, que arrojaron un peso total de 2.700 kilogramos, lo que evidenciaba otra irregularidad más en el transporte ya que superaba en 1.200 kilogramos el peso indicado en el documento que habían presentado.

Así, y ante la ausencia de sellos y firmas de Autoridades sanitarias portuguesas en los documentos presentados, que amparasen el legal transporte de la mercancía, unido al resto de pruebas obtenidas, determinó "la supuesta falsedad de los documentos con el claro objetivo de dar una apariencia de legalidad al transporte realizado".

Por todo ello, la Guardia Civil procedió a la detención de los dos hombres como supuestos autores de sendos delitos de falsedad documental y contra la salud pública siendo puestos, tras la instrucción de las diligencias policiales, a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Cáceres, procediéndose a la destrucción de los moluscos intervenidos, dejando a disposición judicial distintas muestras para su posterior análisis sanitario.

SEGURIDAD ALIMENTARIA

Ante esta actuación, la Guardia Civil ha alertado de que "es una constante" el contrabando y tráfico de este tipo de moluscos, como la almeja japónica, "procedente del marisqueo furtivo en la costa lusa, para introducirlos posteriormente en la cadena de alimentación y comercialización española, sin ningún tipo de control ni garantías de consumo".

Por este motivo, hasta el momento se han realizado numerosas operaciones por la Guardia Civil, en coordinación con organismos portugueses como la Autoridad portuguesa para la Seguridad Alimentaria y Económica (ASAE), en contra de este tipo de prácticas que suponen un claro riesgo para la salud pública.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.